Os presento a mi Amiga… 600

Amiga Workbench

Tras unos pocos meses de búsqueda, trabajo y gasto, por fin tengo mi querido Amiga 600 funcionando como un campeón. Aquel trauma de infancia del que os hablaba en una de mis primeras entradas del blog ya ha sido satisfecho.

Por fin soy un Amiguero… la historia, a un click…

Hace cosa de 3 meses, la idea de adquirir un Minimig rondaba por mi cabeza, pero esta maravilla de FPGA estaba falta de algo que para mi es importante:  El encanto del hardware añejo. Si, funciona como un Amiga 500, pero yo necesitaba un Amiga de verdad en mi mesa.

Tras mucho leer opte por la opción de hacerme con un Amiga 600, ya que sus posibilidades de expansión e intercambio de ficheros con un equipo actual eran perfectas, y tampoco quería irme a un Amiga 1200 así que tras buscar mucho por ebay, di con un estupendo vendedor de U.K. que disponía de mucho hardware de Amiga y lo que es mas importante, no especulaba con el material. Asi que me decidí, le di al botón de “Comprar” y encargue mi Amiga 600, con fuente, raton, joystick y 9 juegos originales de regalo. Todo por 40€ (mas 35€ de gastos de envió, pero aun así el precio era bueno).

Tras pagar vía Paypal y esperar unos cuantos días el paquete llegó a casa: Fue un momento de felicidad increíble; no solo el ordenador estaba en perfectas condiciones, si no que los juegos de regalo también: “Lotus Sprit turbo”, “Robocop”, “Populous II”, “Sensible soccer” y más, todos con su caja e  instrucciones. Clásicos para mi que acompañaban a mi querido Amiga.

Pero esa misma noche todo se fue al garete, en mi ansia por probar el ordenador, me dedique a cambiar una y otra vez el joystick y el ratón de puerto para probar juegos y ocurrió lo inevitable: Las CIAs de control de ratón y joystick se jodieron, y el ratón ya solo funcionaba arriba y abajo y el joystick a la izquierda. El cabreo fue monumental, y mas aun al saber que fue culpa mía. Más tarde aprendí lo delicado que era el ordenador a la hora de conectar y desconectar periféricos, pero ya era tarde. 3 horas me había durado la alegría.

Pero tras una nueva visita a la tienda de mi nuevo “proveedor”, descubrí que disponía de placas de Amiga 600, así que hice lo obvio, encargarle una (9€) y ademas él se ofreció a pagar los gastos de envío, por haberse averiado el primero, así que me tocó esperar un poco mas. Con el paquete encargue de paso una placa de Amiga 500, una fuente y una disquetera, con el fin de arreglar el Amiga 500 averiado que tengo desde hace un año mas o menos y que nunca pude probar (que finalmente terminará en casa de mis padres, como venganza por comprarme un PC en lugar de un Amiga 500).

Finalmente, tras llegar el paquete, y hacer el cambio de placa, pude por fin decir que el ordenador estaba perfecto.

Por supuesto, no acabo la cosa ahí. Conseguí un disco Compact flash con un adaptador IDE para que el Amiga 600 tuviese disco duro, una tarjeta PCMCIA lectora de Compact flash para pasar ficheros del Mac/PC al Amiga y un adaptador de ratón PS2 para jubilar el odioso e incontrolable ratón de bola. Lo ultimo que he hecho ha sido convertir una GameBoy averiada en joystick norma Atari para el Amiga, una frikada, pero, ¡Da un gusto jugar con la cruceta de la GB al “Shadow of the beast”…!

Ahora mismo el ordenador esta completo y funcionando perfectamente, ocupando un lugar en mi escritorio que llevaba reservado para él casi 20 años. Voy a echar una partidilla al “Zool” para celebrarlo.

Anuncios

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s