Año nuevo, Sonisphere nuevo.

Tras disfrutar el año pasado de un cartelazo en el Sonisphere 2010 (podéis leer aquella crónica aquí y aquí)  este año he podido asistir de nuevo aun a pesar de contar con un cartel muchísimo mas corto que el anterior. Evidentemente tenia el reclamo de Iron Maiden (mi razón principal para asistir) pero el cartel, globalmente, no tenia nada que hacer frente a Alice in Chains, Slayer, Megadeth, Messhuggah y Faith no more juntos en el mismo recinto.

Aun así disfrute como un enano con Slash, Mastodon y Maiden. Y con alguna cosa mas… De la organización no hablare mucho por que la verdad es que fue bastante lamentable. Si el año pasado fue tan solo aceptable, este año no pudo con la cantidad de gente que asistió los dos días (Se habla de 30.000 a 40.000 asistentes cada día). Las barras, escasas. Tan aglomeradas que era casi imposible pedir una botella de agua, que por cierto, se acababan con una facilidad pasmosa. Zonas de sombra inexistentes (detrás de un seto pude parapetarme un rato). Duchas para refrescarse solo el primer día (¿?). El recinto era y sigue siendo un secarral y ni el césped artificial que colocaron cerca de los escenarios soluciono mucho el tema del polvo. Era habitual ver gente con mascarillas. Comencemos con la música en sí.

El viernes llegamos a tiempo para ver a Sôber, grupo que ni me va ni me viene, la verdad. Algún riff potente pero en general bastante moñas. No me ganaron con el show aunque sonaron bastante bien. Lo único que disfrute fue una especia de Jam que se montaron con unas percusiones que resulto bastante intensa.

Tras ellos subieron Archenemy, banda que he seguido mas o menos habitualmente. De verlos tranquilamente al principio pasamos a verlos saltando y haciendo headbanging como el que mas. Un pedazo concierto, sobre todo de su vocalista, Angela Gossow. Menuda mala bestia. Brutales y una gran sorpresa.

Slash era el plato fuerte del día y no nos defraudo. Un setlist equilibrado entre sus discos en solitario y temas de Guns & roses. La euforia que se desataba con cada tema del “Appetite for destruction” era apoteósica. Slash en forma y un cantante, Myles Kennedy que no tenia el gusto de conocer pero que me sorprendió muy gratamente. No nos hizo olvidar a Axl pero casi. Un concierto muy muy divertido en el que solo eche de menos el solo de “El padrino”, pero bueno, se le puede perdonar. No todos los días puedo escuchar en directo “Sweet Child of mine” ejecutada directamente por uno de mis ídolos de adolescencia.

El sábado, aun a pesar del calor, me acerque a ver a Mastodon, a los que ya había visto hace años, cuando vinieron con Tool al Festimad y he de decir que esta vez fue realmente brutal. El setlist cojonudo. Arrancaron con “Iron tusk” y ya me tenían saltando como un loco. Al principio el sonido era demasiado embarullado pero luego se fue solucionando. Sonaron potentes y muy cercanos. Su ejecución de “Crack the skye” fue espectacular y el cierre, “Blood and thunder” fue el final perfecto al mejor directo que pude ver en todo el fin de semana. Con permiso de Iron Maiden, claro.

De lejos vi a Apocalyptica y Dream Theater. Solo pude descansar para afrontar el show de Maiden con fuerzas. Tan solo pude ver el final de Dream Theater, aunque no me hacen especial gracia. No me gusta nada como canta su vocalista y en general pe parecieron demasiado fríos.

Tras un pequeño respiro llego por fin la hora que llevaba esperando 8 años. Iron Maiden salían al escenario tras su habitual intro, el “Doctor doctor” de UFO. Locura es la palabra que puede definir el comienzo con su “the final frontier”. La cantidad de gente que había allí era impreisonante. El recinto estaba lleno del todo. Y todo el mundo volcado con ellos. Es sorprendente haber visto a grupos mas jóvenes que ellos que no desprenden ni la mitad de energía en el escenario. Bruce Dickinson no deja de correr, de jalear al publico y de saltar. Es un frontman perfecto. Y no se que narices hace pero tiene la voz en una forma envidiable. Cada vez canta mejor. Cada vez que ejecutaban algún clásico  parecía que el recinto se iba a venir abajo. Pero tampoco se puede desmerecer a los temas de su ultimo álbum, del que soy un gran defensor. “The talisman” fue espectacular y “When the wild wind blows” nos puso a todos los pelos de punta. EL final, encadenando “The number of the beast”, “Halloweed be thy name” y “Running free” fue impecable. Espectacular como consiguen mover a todo el mundo. Como despertando de un sueño, me dirigí de vuelta a casa.

De las tres veces que he visto a Iron Maiden, esta es de lejos la que mas he disfrutado. Unos grandes, que, siendo imparcial, nunca dejaran de serlo para mi.

Resumiendo, un Sonisphere mas flojo que el anterior, pero que cumplió con creces gracias a Slash, Mastodon y Iron Maiden.

Anuncios

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s