“Green Lantern”: Una pena

Llega a los cines españoles, con más de un mes de retraso respecto a su estreno en USA (¿por qué?), la adaptación al cine de uno de los personajes más icónicos de la DC Comics, editorial madre de Superman y Batman. Tras el éxito de la mayoría de adaptaciones recientes de la Marvel, y viendo el dineral recaudado por el segundo Batman de Christopher Nolan, la productora Warner Bros., dueña de la DC Cómics, se ha dado cuenta (mira que han tardado…) del filón que tienen entre manos y pretenden explotarlo, ahora que se les ha terminado la gallina de los huevos de oro que era la saga de Harry Potter. El problema es que los cómics de superhéroes son realmente difíciles de llevar al cine, y requieren de dos cosas que no son fáciles de conseguir, especialmente la primera:

1. Talento a raudales, sobre por parte del director, guionistas y equipo técnico-artístico.

2. Un presupuesto desmedido.

El talento lo encontraron en Martin Campbell, director “de encargo” algo irregular, pero responsable de la que muchos consideran la mejor película de la saga Bond (“Casino Royale”) y de otros blockbusters muy eficaces como “La Máscara del Zorro”. Los guionistas, gente procedente del mundo del cómic, bajo la supervisión directa de Geoff Johns, guionista supremo de la DC y responsable del éxito actual del personaje. El presupuesto, en efecto desmedido, de 200 millones de dólares. Todo parece a punto para que la peli salga bien, ¿verdad?

Pues no.

La película está miserablemente desaprovechada. No puedo decir que sea mala, pero da penita ver la falta de cariño con la que está hecha. El guión es muy fiel a la base del cómic y comienza con un planteamiento épico-espacial muy chulo, pero se desinfla cuando se empeña en traernos de vuelta a la Tierra una y otra vez, en la que vemos desfilar a una serie de personajes y situaciones que nos importan un pepino, todo muy mal escrito y peor desarrollado:

-El villano Hector Hammond, interpretado por Peter Sarsgaard después de tomarse 500 cafés muy cargados y quizás algo más.

-Su padre, un Tim Robbins que no sabe ni en qué película está ni pinta nada (aunque este señor queda bien siempre).

Carol Ferris, importante personaje en los cómics, reducida a florero-damisela en apuros, a lo mejor con la intención de aprovecharla mejor en posibles secuelas (por no hablar de la historia de amor casto y puro metido con calzador, (¿algún superhéroe va a f#%%@r en alguna película?). Eso sí: Blake Lively está que se rompe de guapa, aunque con un doblaje nefasto.

-Amanda Waller, otro personaje de los tebeos que pasaba por allí, en forma de una Angela Basset madurita que mira para otra parte mientras agarra el cheque.

El amigo friki del protagonista, que sabe su identidad secreta, y de cuyo nombre ni me acuerdo. Pero tampoco pinta nada.

-Incluso el propio Ryan Reynolds como Hal Jordan no termina de funcionar, aunque se nota que el chavalote le pone todo su empeño. Hollywood se empecina en que tiene que hacer de superhéroe (con este ya van tres), cuando quizás sería mejor que se dedicara a las comedias…

La película vuelve continuamente a estos elementos insulsos, como si le diera corte de pasar más tiempo en el espacio y abrazar las raíces del material original en el que se basa. Cuando nos enseñan cosas que molan, duran dos minutos y son como de pasada. Todo es efímero, nada parece tener peso. La parte espacial está bastante bien, con detalles realmente buenos, como los secundarios Tomar-Re y Kilowog, y sobre todo Mark Strong, que está espectacular como Sinestro, con un carisma brutal (hace desaparecer por completo a Reynolds cuando comparten pantalla), lo cual sólo nos hace lamentarnos aún más de lo poco que sale, de lo desaprovechado que está su personaje y su relación con Hal Jordan, y de que la película haya sido un fracaso en taquilla, lo cual posiblemente nos privará de una secuela donde él hubiera sido el villano de la función (aunque en declaraciones de hoy mismo el jefazo de la Warner afirma que harán otra…

La única cosa buena es que no es tan desastrosa como para que no se pueda arreglar con una secuela hecha por gente que sepa lo que hace, y sobre todo, que le interese el material.

CALIFICACIÓN: entretenida para pasar una mala tarde de domingo, sin más. Desaparece por completo de la cabeza después de verla.
Anuncios

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s