“Daredevil” de Brian M. Bendis. 1ª Parte.

Lo que vais a leer es la primera parte de una serie de 3 artículos acerca de la etapa de Brian Michael Bendis en “Daredevil”. Los artículos comprenden cada uno un tomo de la “Ultimate collection” que recopila toda la etapa de este escritor, hoy súper-estrella de Marvel, en la cabecera del Hombre sin miedo.

Daredevil siempre ha sido un héroe que me ha gustado. Pero no todo el mundo sabe escribirlo y, considero que nadie ha estado a la altura de Frank Miller a la hora de retratar al héroe de “la cocina del infierno”.

¿Me habré encontrado con alguien mejor que Miller en esta serie? Vamos a verlo.

Este primer tomo de “Ultimate collection” comprende la primera historia corta escrita por Bendis y dibujada por David Mack (#16-#19) y los posteriores números #26 al #40 que ya dibuja Alex Maleev, a excepción de una historia corta de 3 números al final del tomo dibujada por Manuel Gutiérrez y Terry Dodson.

El guión con el que Bendis se estrena en la colección es un onírico relato acerca de Timmy, un niño en estado de shock y su aparente relación con la desaparición de Leap Frog un meta-humano de poca monta.

Bendis nos sumerge en una historia muy personal, ayudado por el peculiar arte pintado de David Mack. Una muy buen historia cargada de meta-lenguaje de comic que, sin embargo, podría haber sido de cualquier otro personaje y no necesariamente de Daredevil, que sale mas bien poco durante el desarrollo. Spider-man hubiese encajado también perfectamente en la historia. Bendis va calentando motores para su primer arco argumental importante con “el hombre sin miedo”.

Los siguientes números comprenden una historia oscura y llena de giros de guión. Contada con numerosos flashbacks, sobre todo en los números iniciales que pueden descolocar un poco.

El punto de partida, es muy interesante : A Sammy Silke no le gusta la manera en que Kingpin lleva sus negocios y su extraña relación con Daredevil. Por ello intenta asesinarlo y de paso, terminar con Daredevil también. Tras la presentación de la situación, el desarrollo se convierte en una carrera por descubrir quien intento asesinar a Kingpin que desemboca en un secreto desvelado: La identidad secreta de Daredevil, Matt Murdock.

Asistimos como siempre a una caída a los infiernos de Daredevil marca de la casa, pero que en esta ocasión se nos es contada con excesiva frialdad, centrándose Bendis en mostrarnos el desarrollo de la trama pero no enseñándonos que piensa o siente Daredevil/Murdock. Es como si a Matt Murdock le resbalase todo lo que ocurre a su alrededor. Se ve afectado, evidentemente, por la situación, pero no le vemos como alguien cercano y su sufrimiento no nos llega como debería.

Aun así, Bendis cuanta una muy buena historia, que contiene magistrales diálogos y giros de guión. Si bien destaca sobre todo la primera parte, con las idas y venidas de Silke para acabar con el reinado de Kingpin. No es Frank Miller, pero de momento ha aguantado el tipo con pulso firme. El dibujo de Maleev encaja como un guante en el tono del tebeo y marca un antes y un después en el aspecto visual de los cómics protagonizados por Matt Murdock.

El final del tomo lo comprende una historia acerca de Tigre Blanco, un superhéroe casi desconocido, que se ve acusado de asesinar a un policía, y al cual deberá defender Matt Murdock en un juicio que tiene su veredicto casi vendido.

En esta ocasión, aun siendo una historia fuera del tronco central por el que quiere llevarnos Bendis, no se la puede considerar un descanso. Esta excelentemente contada al uso de las típicas películas de juicios. Por ello no se puede parar de leer hasta llegar a su fatal desenlace. Bendis vuelve a uno de los temas que se le da tan bien escribir, que no es ni mas ni menos que la vida, obra y milagros de los héroes mas desconocidos de Marvel que tan bien le funcionó en “Alias” así como en su posterior y longeva etapa en “Los vengadores”.

El veredicto en general es que Bendis sabe que hacer con su personaje y esta claro que tiene una historia que contar, pero lo único que se le puede achacar es cierta frialdad a la hora de retratar a nuestro protagonista. Veremos si esa pequeña falta se corrige en sucesivos números, de los cuales hablare aquí en unos días.

Anuncios

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s