“Another world”

Creado por Eric Chahi, cuenta la historia de  Lester Knight Chaykin, un empolloncete que ha llegado a lo mas alto. Su vida transcurre entre su Ferrari y su amado Colisionador de hadrones. Una noche de tormenta, sin poder dormir, se acerca al acelerador de partículas a trabajar un poquillo (esta claro que el Ferrari no atrae a muchas mujeres a su cama…) y tras tomarse un red bull, se dedica a configurar un experimento en su consola. La mala suerte hará que un rayo caiga en el acelerador justo en el momento en el que el experimento comienza. A partir de aquí, la vida de Lester Knight Chaykin cambia por completo…

Corría el año 1992 cuando los dos diskettes de este juego cayeron en mis manos. Y había visto el juego funcionando en un Amiga 500, en casa de mi amiguete Javi, y la introducción me había dejado impresionado. Un autentico cortometraje contando como llega nuestro protagonista a ese “Otro mundo”  nombrado en el titulo.

En aquel entonces no tenia tarjeta de sonido, pero si disponía de un DAC, un pequeño aparato que se enchufaba al puerto paralelo y que servia para sacar sonido digital a través de él. Gracias a esto la experiencia con este juego fue completa. Los sonidos de la introducción dotaban a la aventura de una atmosfera increíble.

Hay una cosa de los videojuegos que siempre me frustraba por aquel entonces: Siempre que veías una increíble introducción, te encontrabas con la cruda realidad del juego, que no tenia nada que ver con la espectacularidad de su comienzo. En el caso del “Another world” no hubo tal frustración. La introducción usaba el mismo motor del juego, un motor que se basaba en su totalidad en polígonos planos. Gráficos sobrios y sencillos, que sin embargo te transportaban realmente a otro mundo.

La jugabilidad era sencilla a mas no poder. Solo tenia un botón, que servia para disparar, crear escudos y correr. El resto de acciones se limitaban a andar y saltar. El misterio con el que el juego comenzaba, y la ambientación te obligaban a seguir adelante. En su primera pantalla, unas babosas venenosas intentaban acabar contigo, y mas tarde, incluso tenias que correr delante de una especie de gran felino. Jamás me había encontrado con una situación parecida en un videojuego: Avanzar para después tener que volver atrás con el fin de salvar la vida de nuestro alter-ego. A partir de ahí, el guión se convertía en algo digno de cualquier buena película o serie de ciencia-ficción. Los giros de guión se sucedían sin parar, las escenas te ayudaban a conocer un poco mas de ese mundo al que habías ido a parar, y sin embargo tenias que evitar pararte a contemplar ese nuevo entorno, porque un solo error significaba la muerte. Efectivamente, un solo toque, y el personaje estaba muerto. ¿Frustrante?, ¿excesivo?, no, sencillamente genial.

He de reconocer que no conseguí terminar el juego en aquel entonces. Fue hace tan solo un par de años, cuando conseguí terminarlo gracias a un emulador de Megadrive. Las sensaciones de entonces se repitieron una detrás de otra y aun hoy, sigo pensando que este juego, es una obra maestra, una muestra de lo mucho que puede dar de si el arte del videojuego.

Os recomiendo la visita a la pagina oficial de “Another world”, en el que su autor, Eric Chahi, cuenta los pormenores de su concepción y desarrollo. Una historia tan apasionante como el propio juego.

Anuncios

3 pensamientos en ““Another world””

  1. Una belleza d ejuego, me ha costado horrores y admito que hice trampa: busqué soluciones para seguir las rutas y que sea fácil. Un grande de los clásicos

    Me gusta

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s