Tarantinando: “Reservoir Dogs”

Hace unos días, he revisado el primer largo de Quentin Tarantino, aquella película que convulsionó el panorama independiente americano en los 90 y todo un ejemplo de como un buen proyecto puede pasar de tener un presupuesto de unos miles de dolares a millones (gracias sobre todo a Harvey Keitel, que se involucro en el proyecto como productor) catapultando a su director al mas absoluto estrellato.

Un grupo de actores jóvenes que mas tarde se convertirían en estrellas y un director novel con talento, dieron una lección en su día de como se podían hacer buenas películas, diferentes y que gustasen al gran publico

El reparto, encabezado por Harvey Keitel, Tim Roth, Steve Buscemi, Michael Madsen y Chris Penn da vida a un grupo de ladrones que son juntados para dar un golpe en una joyería. Tarantino nos cuenta a base de numerosos flashbacks y con una sincopada narración, la preparación y fracaso del atraco.

Aun siendo la primera película del director, ya están afianzados todos los tics que poblaran su obra posteriormente: La venganza, la violencia y la camaradería entre ladrones, asesinos y mafiosos como eje moral central de su obra.

Tarantino nos cuenta la historia con un ritmo pausado y a base de largos diálogos, filmados todos ellos con un pulso que hace que en ningún momento parezcan aburridos. Tan solo en un par de ocasiones, como son la escena en la que se muestra la huida del señor Rosa del lugar del atraco o la famosa secuencia de la tortura de un policía a manos de Michael Madsen, se nos mete de lleno en algún tipo de acción dinámica que no sea una conversación entre personajes.

Es ahí donde radica el gran talento de Tarantino. Te tiras dos horas de película escuchando magistrales diálogos, filmados con un pulso desatado que contrasta con la aparente calma con la que el film esta contado, y tras terminar la película, tienes en tu cabeza decenas de imágenes o escenas que realmente no has visto, pero que te han narrado los personajes como si tu mismo las hubieses vivido.

Las interpretaciones de los 5 personajes centrales son geniales, creíbles y no se me ocurre mejores elegidos para dar vida a esta panda de delincuentes venidos a menos. La interpretación de Lawrence Tierney como Joe Cabbot es digna de destacar también aunque son los personajes con traje negro los que se llevan la gloria durante toda la cinta.

El tradicional plano del maletero...

Si tuviese que quedarme con una escena, ademas de la famosa entradilla en la que el grupo de ladrones camina por la calle a ritmo de “Little green bag”, seria con la agonía del señor Naranja en el coche mientras el señor Blanco intenta calmarle, secuencia que en mis años de juventud, me traumatizo notablemente sobre todo debido al realismo que Tim Roth interpreta el dolor que sufre. Hoy en día me es menos turbadora pero sin embargo aprecio más el genial dialogo de Harvey Keitel, actuando como un pseudo-padre para Roth, rol que desempeñara durante toda la película para con el señor Naranja.

En definitiva, un impresionante debut, una genial película y uno de los puntales que cambiaron el cine independiente, y por extensión el mainstream, de los años 90. Imprescindible.

Anuncios

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s