Pluto : Gracias, Urasawa

Lo confieso: desde aquel día que leí el primer numero de “Monster”, soy fan acérrimo de Naoki Urasawa. No he tenido el placer de leer obras anteriores a la nombrada como “Yawara” pero sospecho que Urasawa es realmente Urasawa desde la historia del Dr. Tenma.

Hoy, habiendo leído la ultima pagina de “Pluto”, mi admiración por este autor vuelve a estar en lo mas alto.

El guión de “Pluto”, basado en una historia original de “Astroboy”, “El mejor robot sobre la faz de la tierra”, coge los elementos ideados originalmente por Osamu Tezuka para darles una y mil vueltas de tuerca, completando y rellenando un hueco que no es tal en aquella historia, pero que otorga al conjunto una solidez y una profundidad increíbles.

Uno no puede evitar empatizar con el investigador de la Europol, Gesitch, a medida que intenta resolver un caso que le atañe personalmente. A través de numerosas escenas protagonizadas tanto por robots como por humanos, Urasawa crea un personaje creíble, que siente y padece aun siendo un robot. Es una autentica maravilla asistir a las conversaciones de Gesitch con su esposa y poder ver las inquietudes de un personaje en principio, no humano pero que posee mas empatía y sentimiento que muchos de los personajes de carne y hueso de la historia.

En el caso de Astroboy y del resto de robots, el retrato es espectacular también. Especial cariño he cogido por el personaje de Epsilon, el robot objetor, y en concreto por su peculiar orfanato.

De un modo sutil en ocasiones y directo en otras, Urasawa nos muestra los horrores de una posguerra que ha dejado un país hecho polvo, lleno de rencor y odio, y que, mas importante aun, ha creado una generación de niños traumatizados. Uno no puede evitar emocionarse con escenas en las el autor nos enseña lo que un niño puede sufrir con una situación así.

Hablando de emocionarse: el final de la historia, nos deja una escena en principio dolorosa, que hace sentir rabia e impotencia, pero que abre una gran puerta a la esperanza aun conociendo su final.. En un pequeño flashback de Gesitch, Urasawa nos rellena el hueco en la memoria del personaje. Cuando lo leáis sabréis a lo que me refiero, ya que no quiero destripar nada de este maravilloso manga, pero os aseguro que las lagrimas os asomaran a los ojos con esa pequeña escena llena de amor y cariño.

“El mejor robot sobre la faz de la tierra” original, funcionará como historia de Astroboy sin mas adornos, pero Urasawa ha construido un guión a su alrededor que no por menos necesario es malo. Un maravilloso ejemplo de como a partir de algo ya conocido, se puede crear algo muy grande. Y el ejemplo de que ante Naoki Urasawa, no s encontramos con uno de los mejores autores actuales en el mundo del noveno arte.

Anuncios

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s