The Matrix

En 1999, el estreno de “Star Wars Episodio I” fue el gran acontecimiento cinematográfico del año, pero poco a poco, “The Matrix” fue perfilándose como el gran “sleeper” de la temporada. Estrenada, al menos aquí en España, sin grandes alardes publicitarios. fue haciéndose un hueco en los corazones de los espectadores gracias a su atrevida mezcla de géneros. Y entre los mas frikis, el impacto fue mayor si cabe: Artes marciales, comic, anime y manga como recurso formal, acción clásica, informática y un marco de ciencia-ficción especulativa golpeaban en la cara de los frikis mas irredentos.

Me es bastante complicado comenzar a escribir sobre “The Matrix”, la gran obra de los hermanos Wachoski, que sacudió el mundo del cine allá por el año 1999. La razón es que durante algunos años, fue mi película favorita del mundo mundial, sensación que con los años ha ido cambiando ligeramente.

Las razones, muchas. Podéis leerlas todas a un clik de distancia.

En mi caso, ver la película supuso toda una experiencia. Salir del cine con la sensación de haber visto algo que mezclaba todos mis gustos en dos horas y pico de metraje fue una especie de epifanía. Era la confirmación de que se podían hacer cosas en el cine que nadie había hecho antes y que era posible llevar elementos de comic al celuloide sin sentirse avergonzado por ello. La historia la conocemos todos ya, pero descubrir a medida que la película avanzaba la realidad de Neo, su submundo virtual y el mundo gobernado por maquinas, era algo hipnótico.

La película se puede dividir en dos partes bien diferenciadas. La primera, juega con el suspense, el desconocimiento de lo que pasa y con la ciencia-ficción más pura. Emparentada lejanamente con “Un mundo feliz” o “Fahrenheit 451” vivimos a la vez que Neo, una kafkiana situación, en la que nada es lo que parece y durante la cual, la mente del protagonista se ve obligada a aceptar que todo cuanto le rodea es falso. Es un tramo absolutamente genial. Con un montaje espectacular y un lenguaje cinematográfico muy clásico, aun recurriendo a planos muy de tebeo. Es quizá la parte de la película que atrae nuestro lado más crítico y por decirlo de algún modo, intelectual. Las imagenes poseen una fuerza inusitada y cada secuencia sorprende. Tras este tramo inicial, el tono de la película cambia radicalmente y nos propone un ejercicio de pura acción, genero denostado por aquel entonces, que dejo ojiplatico hasta al más pintado.

Llegados a este tramo de la pelicula, encontramos el primer problema que le veo a la película hoy en día. Neo es informado de que el mundo no es lo que él cree y de que ahora está en un mundo de mierda, con maquinas que quieren matarle y su única reacción es echar la pota y dormirse. Tras eso, parce aceptar con total tranquilidad los hechos y sigue con su vida. Mostrar a Neo adaptándose a la nueva situación con algo más de negación hubiera sido interesante, pero los Wachoski optan por la solución rápida y pasan a lo siguiente sin demasiadas complicaciones. Las posteriores lecciones filosoficas y marciales de Morfeo y la vida en la Nabucodonosor actuan como puente con el tramo final y nos proporcionan un pseudo-descanso antes de la tormenta visual que estamos apunto de presenciar.

Una vez Neo se pone al día, otro mcguffin hace acto de presencia en pantalla; el secuestro e Morfeo dispara la acción de la segunda mitad del metraje y asistimos a un desfile de piruetas, tiros y explosiones como nunca habíamos visto antes.

Es ahí donde entra en acción el lado más oriental de la película, utilizando recursos que los mas otakus ya conocimos hace años gracias al Anime, y dependiendo de todo aquello que en su día hizo grandes y a la vez cutres a las películas de artes marciales: la utilización de cables y coreografías, aquí llevadas al siguiente nivel.

Es todo un desfile de increíbles escenas que dejaban a la altura del betún a cualquier película que se hiciese llamar “de acción”. El tiroteo espectacular en el vestíbulo, repleto de recursos visuales exagerados, rodados con cristalina claridad y gusto (excepto en la música), el genial plano de Trinity apuntando a un agente a la cara, la explosión del ascensor, el helicóptero estrellándose contra un edificio, la brutal pelea en el metro… Todo queda grabado de tal modo en nuestras retinas que es imposible huir del juego que nos proponen los Wachoski. Es, bajo mi punto de vista, el culmen del cine de acción en los 90 y, aun hoy, no existe película que haya sabido romper como “The matrix” hizo en su día con lo establecido en ese género.

Mi lado mas friki lucha con el mas clásico a la hora de decidir que parte de la película me gusta más. Pero a pesar de ser tan evidente la ruptura entre las dos mitades, es necesario y de algún modo inevitable ver la película como un todo, ya que la cohesión y solidez formal que aportan los directores convierten la película en un conjunto indivisible aun con sus cambios de tono.

Se debe mencionar también, el acierto con el que los actores dibujan a sus personajes, incluso Keanu Reeves es el perfecto Neo aun a pesar de sus limitaciones interpretativas. Es como si hubiese nacido para ese papel. Y como no hablar de Mr. Smith, la gran estrella de la función. Hugo Weaving nos regala un villano a la altura, con geniales frases y con una creíble evolución, desde el agente sumiso a Matrix al rebelde programa informático en el que se acaba convirtiendo. Sin Smith, “The matrix” no habría levantado el vuelo. Laurence Fishburne hace también un excelente trabajo como Morfeo, aunque haya sido luego desaprovechado y reciclado en marioneta en las secuelas.

Decía al principio que “The matrix” no es ahora la película que me pareció en su día, pero escribiendo acerca de ella me he dado cuenta que hay amores que no se olvidan, y este es uno de ellos. Todos sus defectos son sobre todo circunstanciales (la música electronica, el rancio aspecto de las gabardinas negras y las gafas de sol…) y el tiempo ha tratado muy mal siempre a las películas que optan por usar música contemporánea en su banda sonora, pero sus hallazgos son tantos (la famosa imagen del codigo cayendo, el bullet time, su inspiracion viñetil, el score de Don Davis, personajes como Cifra o Smith, el lenguaje informatico o los impactantes efectos visuales) que se le perdonan. “The Matrix” sigue siendo la ultima revolución del cine de acción, pese a quien le pese. Aunque también creó un subgénero de cine que nos ha regalado sobre todo basura y sus recursos formales han sido copiados hasta la nausea consiguiendo que el cine de acción del siglo XXI sea fundamentalmente, una puta mierda. Luego llegaron las secuelas, amadas y odiadas a partes iguales, pero ese es un tema que seguramente tratare en otra ocasión.

Anuncios

5 pensamientos en “The Matrix”

  1. Excelente revisión de la película que marcó un antes y un después en el cine de acción, ciencia-ficción.

    Para mi, es la mejor película que he visto en un cine. Los mejores 6€ invertidos en mi vida.

    Salí del cine “tocado”, ya que la sensación de estar viviendo o no en la realidad o dudar de ella es algo que había conocido en mis propias carnes hacía ya algunos años en un episodio de angustia existencial.

    Sin embargo he de decir que la mejor escena de acción de la historia del cine no está en Matrix, si no en Matrix Reloaded.

    La lucha y persecución en la autopista. Aunque sigue siendo mucho mejor película Matrix.

    Me gusta

    1. Joer Anaxagoras, me reafirmo en que eres un clon mio :)
      Reloaded consiguio llevar mas alla lo planteado en la primera parte, pero no lo supo plasmar cinematograficamente tan bien como “The matrix”. Eso si, la escena de la autopista es brutal.
      Coincido contigo tambien en que ha sido el mejor dinero invertido en un cine de mi vida, con permiso quiza de Pulp fiction.

      slaudos

      Me gusta

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s