¡Quiero seguir siendo un Pirata!

10 MB. Un cuarto de mi disco duro de por aquel entonces era lo que ocupaba “Le Chucks Revenge” la segunda parte de “The Secret of Monkey Island”. 10 MB de obra maestra.

Recuerdo el día en que me lo dejaron, con su caja grande original y con su rueda de claves “Mix n’ Mojo”… Y también  recuerdo el interminable tiempo de espera mientras el instalador terminaba de copiar los ficheros del juego a mi disco duro.

¿Volvemos al caribe?

monkey-island-2-first-screen

Desde la genial introducción, hasta el sorprendente desenlace, Ron Gilbert nos regaló una  autentica obra maestra del videojuego. Contado en forma de Flashback, con un desarrollo menos lineal que su primera parte,  ayudar a Guybrush es todo un reto en esta ocasión. Si, es cierto, se nos daba la opción de jugar a un  modo “para novatos” mucho más fácil que el “oficial” pero aquella opción era para perdedores, y quedo descartada de inmediato la primera vez que ejecute el juego. Aunque a veces si que llegue a arrepentirme de ello, porque no sé cuántas veces me quede atascado sin remisión y sin ideas locas que probar.

Lo que si debo confesar es  haber abrasado a llamadas a la persona que nos prestó el juego para poder avanzar en el cementerio, o en la fortaleza de Le Chuck…  Pobre hombre, acabaría harto de mí. Luego yo se lo pague jodiendole el Autoexec.bat con un juego falso autoarrancable, pero esa es otra historia…

Decía que en esta ocasión, el juego era infernalmente libre. Me vais a perdonar la comparación, pero era casi un Sandbox. El primer capítulo, “El embargo de Largo”, no era más que una repetición de esquemas de aquel genial comienzo de “The secret of Monkey Island” con la libertad limitada que ello conlleva. Una isla y 3 cosas que conseguir en el orden que quisieras. Es como si Ron Gilbert te dijese: “Mira, aquí tienes terreno conocido, tu pequeña isla caribeña de noche al estilo Melee Island. Siéntete cómodo que luego te vas a cagar…”

Y efectivamente, a partir de ahí el tramo central era para volverse loco: 3 islas que visitar, y en cada una de ellas decenas de cosas por hacer. Me tire horas navegando de isla en isla, probando gilipollez tras gilipollez. Me volví loco (y sigo volviéndome cada vez que lo rejuego) consiguiendo los malditos trozos de mapa o intentando ganar el genial concurso de escupitajos. Si, no teníamos duelo de insultos en esta ocasión, pero el concurso de gargajos es sublime en su asquerosidad.

Técnicamente el juego era una versión “enhanced” de la primera parte. Aquí los escenarios no son pixel-art en el sentido estricto de la palabra. Todos los fondos eran dibujos escaneados, obra del siempre genial Steve Purcell. Aquello le daba una profundidad y aspecto increíbles. Por lo demás, seguimos con el omnipresente y eficaz SCUMM para controlar a Guybrush.

monkey-island-2-lechuck-revenge

Siempre me llamo la atención el conflicto entre Guybrush Threepwood y Elaine Marley. Yo, con 15 años, acostumbrado a historias más o menos tópicas por aquel entonces, descubrí que es lo que pasa tras un final feliz. Si en la primera parte dejábamos a Elaine y a Guybrush haciendo arrumacos tras su victoria sobre Le Chuck, en la secuela nos encontrábamos con una pareja enfrentada y separada hace tiempo. Sencillamente genial es el momento en el que, tras reencontrarnos con Elaine, debemos pedirle disculpas, con el secreto y egoísta objetivo de conseguir uno de los trozos de mapa. Todo vale a la hora de arrancarte una sonrisa en el Caribe de Lucasarts.

MONKEY1

¿Y que podemos decir de su final? Amado y odiado a partes iguales (en realidad más odiado que amado), te dejaba literalmente con el culo torcido. “¿¡pero que cojones…?!”, pensabas. Y le dabas vueltas y vueltas intentando encontrar algo que te diera una pista de por dónde iban a continuar la historia, y de repente un día te das cuenta de que llevas más de 20 años sin una continuación coherente con aquel final . No, la tercera parte no cuenta. Sin Ron Gilbert no hay tercera parte que valga. Al menos parece que poco a poco va recuperando interés en hacerla, así que no todo está perdido… ¿No hemos tenido un “Mad Max” a la altura 35 años después?

Mientras sigo soñando con una tercera parte que cierre la trilogía, realizada por Ron Gilbert, con el estilo grafico de los 90, seguiré volviendo al caribe de la mano de Guybrush, ya sea para huir de Caralimon, o para echar unos buenos escupitajos a favor del viento…

Anuncios

6 comentarios en “¡Quiero seguir siendo un Pirata!”

  1. No llegué a jugar con el en mi Amiga 500, a la primera parte si, ¡que gratos recuerdos!. Juegos de los buenos, si señor. ¿La broma del autoexec? Que tiempos aquellos saliendo de nuestra ignorancia informática.

    Me gusta

  2. Que juego mas genial. Por desgracia tuve que esperar a tener un pentium para jugarlo, ya que en el pc que tenia con hercules no funcionaba. Pero bueno, luego lo cogí con mas ganas. Dices que el primer capitulo es cerrado. Tal vez comparado con el resto del juego sí, pero comparalo con cualquier aventura grafica moderna, donde solo tienes literalmente 4 o 5 pantallas en las que moverte cada vez. Se nota que estan diseñadas para gente con prisa. Antes te sentabas al pc y no habia nada ni nadie que te distrajera o pudiera hacerte levantar. Jajaja. No estoy de acuerdo en que el 3 no existe. Es una obra maestra tambien (y eso que en la primera partida me provocó algo de rechazo). El que no existe bajo ningun concepto es el 4.

    Me gusta

    1. Ayyyy el 3. Es una buena aventura grafica pero en cuanto a la historia, abandona lo propuesto en el 2 y se nota. Ademas, yo lo que quiero es un Monkey 3 con pixeles como puños :)
      Es cierto, el primer capitulo es enorme comparado con aventura modernas pero se queda enano con lo que viene despues.
      Gracias por pasarte Sito!

      Me gusta

  3. Nunca terminé esta segunda parte, no se si porque cómo dices, era realmente difícil, lo tenia en inglés y en esa época me daba pereza, o qué. Es uno de esos tantos pendientes que tengo, para cuando no saquen ni un solo juego nuevo que me interese (lo cual, me parece a mi que va a ser pronto) y comience a ir hacia atrás en el tiempo para jugar a algo decente.
    Tienes que contar lo del autoexec.bat, ahora estamos intrigados.

    Me gusta

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s