Rogue One

Nunca he sido un fan acerrimo de “Star Wars”.  Si, me gusta mas la trilogía original que el resto, pero siempre he pensado que las originales estaban demasiado sobrevaloradas, a excepción de “El Imperio contraataca” que si es una película excelente. Al igual que pienso  que la segunda trilogía ha sido demasiado denostada. En fin, ni las clásicas son tan buenas, ni las nuevas tan malas.

Aun así siempre he disfrutado mucho con el universo y personajes que George Lucas creó y el anuncio de Spin-offs que pudiesen desarrollar otros aspectos de dicho universo me pareció muy estimulante.
“Rogue One” confirma lo que pensé en su día: “Star Wars” tiene un imaginario tan vasto y amplio que necesitaba urgentemente otros puntos de vista y la pelicula dirigida por Gareth Edwards es la prueba de que se puede hacer bien. Muy bien de hecho.

¡SPOILERS AHEAD!

Aun a pesar de los retoques de Disney para hacer un film mas ligero, asistimos a una película bélica con todas las letras. No es “Salvar al soldado Ryan” pero puede decirse sin temor que poco rastro de inocencia hay en todo el metraje.

Existe una bicefalia evidente en la película, que la convierte no en una película fallida, pero si en algo con bastante margen de mejora. La primera mitad es todo exposición, una larga presentación de personajes disfrazada de periplo estelar, durante la cual conocemos tanto a la protagonista (una insulsa Felicity jones) como a los que serán sus aliados. Y he aquí la parte mas criticable de la película: Los personajes son muy difusos. Dos pinceladas para cada uno y basta. No llegamos a empatizar con ninguno, sobre todo con la pareja principal. Tras una impactante presentación de Cassian Andor, interpretado por Diego Luna, el personaje de difumina a lo largo del metraje. Lo mismo puede decirse de Jyn Erso,  uno espera algo mas de intensidad en sus interpretaciones pero no consiguen transmitir nada mas allá de su presencia.

A mi solo se me quedaron grabados 3 personajes, los dos Ex guardianes del templo Jedi, cuya presentación basta para definirlos (aunque están muy desaprovechados) y el androide K-2SO, el robot que lo dice todo sin filtro alguno, un muy divertido recurso, en las antípodas de la pesadez de C3PO y otros alivios cómicos de la saga.

Mencion aparte merece el villano de la funcion, Orson Krennic, interpretado por Ben Mendelsohn, perfectamente definido y solido en su desarrollo e interpretación. Mas que villano nos topamos en este caso con una victima mas, en una carrera contrarreloj por salvar su puesto en el Imperio, y su vida.

Lo dicho, la primera mitad no es aburrida, pero si algo insulsa, sin embargo es en el segundo tramo cuando la película se convierte en lo que debe ser y en lo que todos queremos ver: una incursión suicida en unas en principio inexpugnables instalaciones imperiales que elevan la película a ser uno de los mejores espectáculos épicos, sino el mejor, de toda la saga.

La narración paralela de los combates espaciales y la operación en tierra es emocionante y la constante sensación de catástrofe y fracaso hace que miremos sin pestañear a la acción. Los personajes, aun siendo meras marionetas del guion, importan durante el tramo final. Sus muertes, sus sacrificios, emocionan e impactan. Rebeldes desarraigados muriendo por algo en lo que creen y que en el fondo les ha destruido. Este es un asunto en el que “Rogue One” entra valientemente, pintándonos una Alianza Rebelde no tan idílica como nos habían contado.

rogue-one-trailer-2-darth-vader-e1476365391788-1024x466

Tras el épico final, asistimos a un falso epilogo que no por innecesario es menos espectacular. Y eso que no me esperaba nada de las referencias a otras entregas. Me refiero por supuesto a la aterradora escena en la que Darth Vader aniquila a los rebeldes en un pasillo en el que están atrapados, mientras el disco con los planos pasa de mano en mano hasta su entrega segura a una inquietante, y totalmente innecesaria, princesa Leia.

Rogue One acierta en casi todo: el tono, la épica, el mensaje, la espectacularidad, aun con sus fallos, algunos mas graves (personajes que son casi marionetas) y otros mas perdonables (Tarkin y Leia en CGI, Un Mads Mikkelsen desaprovechado como casi siempre) pero nos entrega una muy interesante y valiente visión del universo creado por George Lucas.

  • Lo mejor: El tramo final al completo. La escena de Darth Vader machacando rebeldes.
  • Lo peor: Personajes planos y resurrecciones en CGI innecesarias.
Anuncios

2 pensamientos en “Rogue One”

  1. De acuerdo en todo, para mi lo mejor de la película el Director Krennic, que al final no deja de ser un pobre funcionario que intentaba trepar y al que Vader y Tarkin se quitan de encima como quien se quita a una mosca.
    Los protagonistas son flojos, pero están muy bien los secundarios, como el piloto rebelde con bigote (fantásticas las pintas setenteras de todos los que pululan por Yavin IV) y por supuesto EL ALMIRANTE RADDUS, desde ya mítico y dignísimo antecesor del Almirante Ackbar “It’s a trap!”.

    Me gusta

    1. Es que los protas son flojos no, muy flojos. Es que te la pela lo que les pase.
      El villano, contrariamente a lo que suele suceder ultimamente en el 90% de pelis, esta muy bien por eso, porque no deja de ser un pobre hombre acuciado por sus superiores.

      Me gusta

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s