La llegada, el Lenguaje y el Tiempo

Emocionante. Ese es el primer calificativo que me viene a la cabeza al comenzar a escribir acerca de la ultima cinta de Dennis Villeneuve. Una historia de extraterrestres, que en realidad habla acerca de nosotros, los humanos. En la tradición de películas como Encuentros en la tercera fase, Interestellar o Contact, ejemplos de un cine que tiene poca cabida en el mundo actual, si es que alguna vez la tuvo.

El film se abre con una dura escena (teniendo hijos uno no puede evitar ponerse en la piel del personaje interpretado por Amy Adams y soltar una lagrima) que establece por completo las intenciones y circunstancias de nuestra protagonista y, como veremos mas adelante, define de manera magistral, el mensaje de la película, su giro y lo que nos quiere contar.

A partir de dicha escena, la historia se desarrolla en un único sitio: uno de los muchos lugares en los que las naves extraterrestres se han establecido. Esa contención local no limita el desarrollo en modo alguno, si no que lo convierte en algo sólido como una roca.

Spoilers gordos a partir de aquí

La presentación de los extraterrestres es casi secundaria. Incluso el diseño de los mismos nos impide empatizar con ellos de primeras (aunque al principio de la producción no era asi…) Dennis Villeneuve no juega a la grandilocuencia ni al típico “sense of wonder” que vemos en otras producciones. O al menos no juega a ello de modo evidente, colocando siempre el foco en las emociones de los personajes y en como les afecta lo que ven. Dos pinceladas bastan para hacernos sentir en un lugar ajeno a la tierra: una de ellas, la obvia imagen de la nave, monolítica y primitiva en sus formas. La otra, el desafío a las leyes físicas que se da dentro de ella. Tras dichas demostraciones, la cámara y el guion vuelven a centrarse de nuevo en los personajes

El ritmo es lento, pero el tema y el interés es tan profundo que las dos horas que dura se pasan en un suspiro. Puedo decir que de todo lo que he visto últimamente, es el único film en el que no he mirado el reloj ni una sola vez en todo el metraje. Incluso en sus tramos mas convencionales, los dedicados a la investigación acerca del lenguaje de los aliens, el director te obliga a mirar. Y es en parte gracias a lo interesante del planteamiento de conseguir comunicarse con  una raza extraterrestre, como tambien por lo bien realizada que está, visualmente sencilla, pero impecable. Sin aspavientos y si con mucho gusto.

El giro, ese momento en el que la película te tira todo lo que tiene a la cara, y en este caso te lo tira pero bien. Al mas puro estilo fastforward de Lost, nuestra concepción de la historia se pone patas arriba, haciéndonos participes del descubrimiento y comprensión de la doctora Louise Banks.

Y es que ahí radica la grandeza del film (y del cine en general). Se nos ha contado algo inverosímil pero que no podemos sino aceptar porque no solo hemos descubierto lo mismo que la protagonista a la vez que ella, si no que nos ha hecho participes de la película al dar la vuelta a todo lo que creemos saber acerca de ella, ya no solo al nivel de la historia de ficción, si no a nivel del propio lenguaje cinematográfico y de la experiencia como espectador.

Es como cuando un profesor (uno de los buenos), te cuenta algo de manera tan cristalina, que todo lo aprendido hasta ese momento, toma un nuevo significado cuando te da la clave que lo cambia todo. Es una de las razones por las cuales Dennis Villeneuve se esta convirtiendo en uno de los realizadores mas interesantes de los últimos años.

Tras los títulos de crédito, tu cabeza empieza a dar vueltas, ya no solo sobre lo que has visto, si no acerca tu propia condición como ser humano, y en las decisiones que tomas cada día. Te hace pensar, como solo el buen cine sabe hacer.

5 comentarios en “La llegada, el Lenguaje y el Tiempo”

  1. A falta de verla, temo que poco puedo opinar.
    La tengo pendiente, junto con la de Passengers, pero por apremios de tiempo y trabajo parece que va para largo.

    Me gusta

    1. Me pasa algo parecido. Desde que tengo al niño (6 años ya) voy a 1 o 2 peliculas al mes… :( De todos modos ponla la primera en tu lista pero ya. Junto a Logan, de la cual hablare el proximo lunes :)

      Me gusta

      1. Es otra que tengo pendiente, aunque me atrae bastante más.
        Claro que mi afición por los X-Men viene de lejos.
        Tarde o temprano caerá, seguro.

        Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.