Dark Forces II: Jedi Knight

A mi la afición por la creación de George Lucas me llego ya crecidito. Si, El retorno el Jedi fue la primera película que vi en el cine, y tuvo un profundo impacto en mi, pero hasta bien entrada la pubertad no cogí con ganas el ver la trilogía clásica.

Sin embargo, hablando de videojuegos de Star Wars, si que existe uno en concreto que se convirtió probablemente en el primer FPS que termine, al que estuve viciado durante semanas. Me refiero a la segunda parte del Dark Forces, el fantabuloso Jedi Knight.

Y es que la promesa de poder usar un sable de luz durante su desarrollo atraía hasta al mas pintado. Mi amigo Martín me copió los 2 CDs, que aun conservo, de los que constaba la creación de Lucasarts y tras instalarlo en mi querido K6-2 a 266mhz me dispuse a convertirme en un Jedi.

Lo primero que me sorprendió fueron las secuencias de presentación, cutscenes que llaman ahora. Actores reales sobre fondos y decorados renderizados, que en la actualidad se ven cutres, pero que en su día era un gustazo ver en nuestras pantallas de PC. Actores limitados, incluso a veces ridículos (el villano no desprendía demasiado carisma, la verdad) pero que nos metían de lleno en el universo galáctico, convirtiéndose en aquellos años en las primeras secuencias de la franquicia desde aquella lejana trilogía original (si obviamos los Ewoks y demás…).

El juego nos permitía seguir el camino luminoso de los Jedi o la senda oscura de los Sith. De ello se encargaba un sistema que se basaba en mejorar ciertas habilidades al final de las fases, y en realizar, o no, actos deleznables durante el juego. Cada escenario estaba poblado por civiles que podías ignorar, cosa que te daba puntos de luz, o putear, llevándote ello tras los pasos del lado oscuro. Recuerdo que seguí fielmente los preceptos Jedi, y convertí a mi Kyle Catarn en un Jedi de libro, no soportaba asesinar a sangre fría aquellos primitivos modelos en 3D.

Jedi Knight era un juego ambiciosos. El día de los FPS laberínticos y pasilleros estaba tocando a su fin, y Jedi Knight proponía unos entornos enormes que recorrer. La primera fase, en la estación espacial Nar Shadaa, es sencillamente mastodontica, sobre todo teniendo en cuenta la altura de la misma, porque en dicha fase, el escenario crecía hacia arriba y abajo, y asomarse a las múltiples caídas y terrazas daba autentico vértigo. Acostumbrado a los entornos cerrados del resto de propuestas del genero, aquello era espectacular.

Y el resto de escenarios no le iban a la zaga. Había incluso una fase que se desarrollaba en una nave a punto de estrellarse, en el que los giros y los cambios de gravedad estaban a la orden del día. Como decía, ambicioso y original.

 

 

Al llegar la final del juego he de confesar que fracasé. Tras muchas intentonas intentando vencer a Jerec, tuve que ceder el teclado y el ratón a mi hermano, quien con una sola oportunidad, acabo con el. Y tras ver la secuencia final, no volví a intentarlo. Tengo pendiente volver a jugarlo, pero esta vez haciendo el mal, y espero poder saldar mi cuenta pendiente con Jerec.

En fin, uno de mis juegos favoritos de Star Wars, junto al Episode I Racer y el famoso Knights of the old Republic del que espero hablar por aquí otro día. Esta disponible en GOG a un precio ridículo, por si queréis seguir las aventuras de Kyle y familia.

2 comentarios en “Dark Forces II: Jedi Knight”

  1. Genial artículo de un absoluto juegazo. Yo jugué algo a él en la época en la que se puso a la venta. Pero fue años después cuando lo jugué en condiciones y hasta el final. Me parece, tal y como dices, un proyecto muy ambicioso con una dedicación e ideas enormes. Yo jamás lo he jugado haciendo el mal (al igual que me pasa con KOTOR). Y es que soy incapaz de hacer eso en un videojuego, no sé por qué, soy consciente de que es ficción, pero aún ni con esas… Si hago daño a alguien me siento mal. Creo que la única excepción es GTA, donde sí que he hecho bastante el gamberro.

    La idea de un FPS con vídeos con actores me parece brutalísima, una pena que no se explotase más. A mí todos estos juegos con FMVs que se ven cutres y con actuaciones extrañas me fascinan.

    La saga Dark Forces / Jedi Knight me parece una de las mejores que jamás ha creado LucasArts, está llena de calidad. Mi preferido, aún por encima de este (que ya me gusta mucho) es Jedi Knight 2. Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    1. La verdad es que al 2 no he jugado y quizás debería remediarlo en breve. En cuanto a hacer de malo en los juegos me pasa exactamente como a ti. El KOTOR lo jugué de bueno también y he intentado rejugarlo de nuevo haciendo el malvado pero no me sale :)
      Y si, las FMV tienen algo que hipnotiza, sobre todo en mpg y a 320*240 :D
      Gracias por comentar!

      Le gusta a 1 persona

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .