Thor Ragnarok, el cachondeo padre

Thor Ragnarok ha vuelto a confirmarme que las mejores películas de Marvel son aquellas con un tono mas desenfadado, repletas de humor y sin el lastre de la continuidad por bandera. Justo como los tebeos deben ser. Junto a Guardianes de La Galaxia 2 o Antman, se convierte en una de las mas disfrutables y divertidas películas del universo creado por la casa de las ideas.

Sin desmerecer otras propuestas mas imbuidas del espíritu de “Saga épica” (Los vengadores sigue siendo una de las mejores del estudio), Thor juega en una liga que no sufre la presión derivada de tener que dotar de continuidad a una historia mas grande que la propia película. Auto-contenida y concisa, y sin la responsabilidad de tener que presentar un personaje, se erige en divertimento puro. Pero no un divertimento sin contenido o cimientos, porque gracias a Crom, el universo Marvel es rico en personajes y situaciones que son capaces de llenar el trasfondo de películas como esta, y mas.

Y eso que la mitología ya explorada en las fallidas y fláccidas precuelas no es lo que mas vamos a recordad de Ragnarok. Dicha mitología no es mas que un Mcguffin, una excusa para poner a andar el engranaje de la historia y supone lo mas flojo de una película que brilla por otro motivos.

El drama familiar de la vergüenza escondida por Odin es la mecha que prende el conflicto, pero realmente no es lo que mas interesa del film. Si, da empaque a Odin y a Asgard, genera una villana estimable y ofrece a los personajes posibilidades de cambio (sobre todo para Loki) pero es el periplo espacial de Thor lo que realmente mueve la película y lo que a nosotros, como espectadores, nos interesa y nos divierte. Por otro lado Hela funciona como villana y el guion es inteligente en no abusar de su presencia. Lo poco agrada y lo mucho cansa.

Me encanta ese Thor manipulador y egoísta, que no duda en utilizar a Hulk para sus propios fines, al igual que Loki hace lo mismo con su persona. Hijos de un Dios, príncipes mimados al fin y al cabo que están a costumbrados a que se haga lo que dicen, por mucho que tengan buen corazón. En esta pelicula, se deja de lado la rivalidad entre hermanos (que la hay) para ponerlos básicamente al mismo nivel, y funciona.

Me parece un acierto bestial el haber contratado a Waikiki para dar forma a esta película. Tras las cagadas que suponen las dos anteriores y, creo yo, sin la presión de mejorarlas (no era difícil) la carta blanca que le han dado ha supuesto el nacimiento de una de las mas disfrutables películas del estudio. Ese rollo ochentero, esa música sintetizada, esos neones, ese humor absurdo, todo alineado para divertir, ni mas ni menos. Las conversaciones con Banner, el genial personaje de Jeff Goldblum (que poco se le ve por las pantallas…), los diálogos descacharrantes… Es una fiesta de película, y no pretende ser otra cosa.

Asi que lo dicho, una de mis favoritas de Marvel, la mejor de la saga de Thor y perfecta para ver con niños (el mio se partía con el insecto luchador). Ah! y hay batallas a ritmo de Led Zeppelin... ¿que mas queréis?

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .