Pioneros del Manga: La travesia por el desierto de los Otakus de los 90

Cuando me decidí a escribir esta serie de artículos acerca de los comienzos del manga en este país y de los que estuvimos presentes en ellos, me sorprendió que, aun habiendo publicado mas de 200 artículos en el blog, una ínfima parte estaba dedicada al Manga y el Anime, cosa que me sorprendió porque es una parte muy importante de mi vida y una afición que me moldeó como friki y como persona, que me hizo replantearme muchas cosas, y que también me permitió conocer al que es uno de mis mejores amigos. Fue el primer hobby del que pude considerarme fanático, me animó a escribir, a dibujar y a socializar mi afición. Y aunque siempre me he lamentado de no haber estado ahí cuando salió la NES o cuando Iron Maiden vinieron a España por primera vez, o en el estreno de Alien, nunca había reparado que existía algo de lo que si que Fui testigo de excepción: el nacer de algo nuevo en el panorama editorial de este país,

Aunque hoy en día mis aficiones se han diversificado (podéis verlo por aquí), y la afición a lo japones ha pasado a un segundo plano, mis estanterías siguen repletas de Manga y siempre que puedo veo y leo obras provenientes del país del Sol naciente. Así que he decidido poner remedio a esa carencia que tiene Frikerio. Hoy comenzamos a hablar de Manga y Anime.

Hubo un tiempo en que ser aficionado al Manga en España, era una travesía por el desierto. Corrían los primeros años 90, y con la llegada de Dragon Ball, una nueva sub-especie de friki comenzó a aparecer por las tiendas de tebeos.

Yo era uno de ellos.

Mi zambullida en el mundo de los tebeos no llego hasta bien entrada la pubertad gracias a Gokuh y compañía. Luego llegarían mas cosas, pero el Manga fue la piedra de toque en mi caso. Era durillo ser “Otaku” porque si bien existían fanzines que hablaban del cómic nipon y alguna revista semi-profesional, en general la información se repetía una y otra vez. Eran tiempos en los que Internet no era mas que un rumor, y todo, absolutamente todo, se informaba a través de papel. Y del boca oreja, claro.

Decia que en las tiendas de tebeos, comenzaban a verse chavales preguntando por mangas y las tiendas, en mi caso las de Madrid, tuvieron que ponerse al día a toda maquina. Al principio, unas pequeñas esquinas dedicadas a las cuatro colecciones editadas en nuestro país, y mas adelante, con salas enteras dedicadas al merchandising, a los tomos japoneses y las decenas de fanzines que repartían los entusiastas del Manga.

Aun conservo en una caja, todos los fanzines que compramos por aquella época. Los “Dragon ball magazine”, las “Nippon”, nuestras queridas “Minamis” (las de blanco y negro, no las posteriores editadas por Ares), y también las revistas semi-profesionales como “Mangazone” (de Fanzine paso a revista y aun sigo teniéndola como una de las mejores publicaciones de manga de este país) y como no, las “Neko”, el gran estandarte de la información nipona por aquel entonces.

Pero mientras esperábamos cada mes (o cada dos meses) a que saliese la revista de turno, la socializacion era el único modo de ponerse al día de muchas cosas, y así fue como acabamos metidos en las famosas quedadas de los Sábados por la tarde en el “Kentucky Fried Chicken de Gran Vía de Madrid), en las ediciones piratonas de EGO films, y en las primeras jornadas de Manga a las que tuve el privilegio de asistir, las de Getafe en 1998.

Vivíamos una época en la que todo fue asentándose y profesionalizándose. Pasamos de los fanzines en B/N a las revistas como Dokan y Shirase. De las ediciones de Planeta provenientes de Viz comics, a las ediciones en tomo con sobrecubiertas de Glenat.

La edición española de Bastard!!… fea es decir poco

Hoy en día es fácil encontrar 50 colecciones a la venta en tu librería favorita,  y conseguir información de tu mangaka favorito a golpe de ratón, incluso ver en glorioso bluray o HD tu anime favorito. Apps como Mangarock o servicios como Netflix te proporcionan tu dosis de frikerio otaku recomendada, pero hace 20 años no era asi.

Aun recuerdo las primeras ediciones en tomo que se publicaron en España. Se anuncio a bombo y platillo. Bastard!! y El puño de la estrella del norte, juntas, en formato tankoubon. En mi cabeza, veía las sobrecubiertas, las ilustraciones a toda portada, pero la realidad era bien distinta. Una edición espartana, sin cubiertas, con un diseño que era para pegarse un tiro, sin dibujos en los lomos y con una tipografía del año de las cometas. Me hace gracia cuando veo a los jóvenes Otakus del S.XXI ojear preciosas ediciones en las librerías y quejarse…

Continuara…

15 comentarios en “Pioneros del Manga: La travesia por el desierto de los Otakus de los 90”

  1. Hola!
    Estaba escuchando música de los 90 de anime en el spotify y me han venido un montón de recuerdos, y buscando por la basta red que es internet he encontrado este artículo. Me ha hecho recordar esa sensación de entrar en Generación X de Galileo, o Metrópolis, cuyo suelo se ondulaba según ibas más adentro XD. las ediciones basura de norma de evangelion, que te valían la mitad de tu paga y duraban 10 minutos sin desencuadernarse.
    La primera vez que fui a un evento manga fue a unas jornadas de manga y anime en Getafe, por el 97-98, creo, me encantó ver a gente que le gustaba lo mismo que a mí, fui con una amiga en plan aventura, no habíamos ido nunca en cercanías, allí participamos en una gimkana, con un par de chicos, uno se llamaba Jorge, creo, y ganamos!!!! aluciné con la revista Neko de la familia crece y las figuritas de Rei y de Asuka, aquello era tierra santa para los frikis.
    En aquella época, ser un otaku era chungo, y más si eras chica, cada vez que entraba en una tienda de comics te miraban en plan, esta se ha perdido… pero oye,… fue allí donde encontré a mis mejores amigos y posteriormente conocí al que es ahora mi marido XD.
    Me acuerdo de las quedadas en plaza españa y la ruta de las tiendas de cómic con parada obligatoria en los picadilly para bailar en las máquinas del dance revolution.
    También gané un concurso de karaoke en unas jornadas que se celebraron en un hotel en la puerta de toledo, no se si quedé tercera o segunda, ya no me acuerdo.
    Todo era más hand made, más cercano y nos lo pasábamos realmente bien!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Ay ese suelo de Metropolis, todo combado, es verdad, daba grima caminar por él. Afortunadamente lo cambiaron hace poco :D
      De esas jornadas de Getafe también tengo un artículo mencionandolas:
      https://frikerio.wordpress.com/2019/05/06/pioneros-del-manga-de-salones-y-otakus/
      Las recuerdo con mucho cariño y aún conservo el póster. Una época muy bonita. Uno de los amigos con los que fuimos a dichas jornadas se llamaba Jorge, quien sabe si fue el mismo :D
      En cuanto a las chicas, efectivamente era raro verlas por una tienda de tebeos, pero afortunadamente eso cambió gracias al manga.

      Me alegra haberte hecho recordar aquellos tiempos. Muchas gracias por haberme leído y por comentar!

      Me gusta

  2. Aquello era un infierno… Antes de los primeros tomos de Planeta estuvieron aquellas ediciones horribles con portada de cartón, lomito y papel nefasto, a tamaño comic USA y que se despegaban al abrirlos… Y esa parte de atrás de Crisis Comics… En las jornadas aquellas vimos por primera vez Macross Plus y Mononoke Hime, ¿creo recordar?

    Le gusta a 1 persona

    1. Hombre Martín! Ya te echaba de menos yo por aquí.
      Mononoke y Macross las vimos en un festival de anime realizado en el centro Conde duque , precisamente organizado por la gente que luego las publicarian en VHS piraton, ego films.
      En las de Getafe no sé si vimos alguna peli, recuerdo las PlayStation con juegos japoneses, el puesto de bolas de arroz, el mercadillo, y el karaoke. Y la foto que tenemos en la entrada con mi hermano y un par de conocidos de la época, Jeled y Jorge, locutor de Otaku players :)
      Que tiempos madre mía…
      Respecto a las ediciones de manga, precisamente el próximo artículo dedicado al tema es referente a las ediciones de planeta en cómic book provenientes de Viz comics :)
      A ver cuándo me haces un articulo…

      Me gusta

  3. Nunca he estado muy interesando ni en los comics ni en el manga, pero reconozco que ahora mismo es una auténtica moda y te encuentras con manga en cada sitio donde venden libros, y además cada vez hay más películas de animación japonesa en la cartelera. Saludos!

    Le gusta a 1 persona

    1. La verdad es que yo hace 20 años jamás habría imaginado que el manga se convertiría en algo tan grande en este país y me sorprende lo interiorizado que lo tienen los jóvenes hoy en día como una oferta más de ocio, nada que ver con lo 90…

      Gracias por comentar!

      Me gusta

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .