Passengers: ¿En serio?

Llevaba tiempo queriendo ver Passengers. Las películas de ciencia ficcion me pirran, y si son en el espacio mucho mejor. A ello hay que sumarle el excelente diseño de producción ya atisbado en los tráileres y la poderosa idea inicial que plantea.
¿Me ha gustado? ni de coña.

Todo comienza bastante bien. La dirección es funcional y no aburre. El ritmo no decae y Chris Pratt mola. Su encierro en ese ataúd volante que es la Avalon es narrado con buena mano y la idea de que algo va a suceder añade dosis de emoción al devenir de los acontecimientos. La música acompaña y disfruto de los primeros compases, aunque todo nos recuerda demasiado a Wall-E (la música es también de Thomas Newman), e incluso a David al comienzo de Prometheus. Además, asistimos con interés a las conversaciones de Pratt con su camarero robótico (lo mejor del film), arropados por ese entorno tan de El resplandor y a su descenso a los infiernos de la soledad. Todo en orden, hasta que de repente, la primera sorpresa: descubro que nuestro protagonista se enamora de una viajera y se plantea despertarla para no estar solo. He de reconocer que antes de ver la película pensaba que ellos dos despertaban por accidente y también he de reconocer que el dilema moral que plantea es muy interesante. Pero también hay que decir que la decisión que toma me alejó del personaje, por muy tentadora que pueda ser la idea de convivir con Jennifer Lawrence en un crucero espacial de lujo.

esta solito…

La empatía por James desaparece de un plumazo en cuanto decide despertar a Aurora. No voy a ponerme gilipollas y el hecho de que una película plantee dicha situación no significa que haga apología de la misma, pero a nivel de identificación con el protagonista a mí personalmente me ha expulsado por completo de la película. Pero aun así, tenía interés en ver como se iba a desarrollar la historia a partir de aquí, con posibilidades de thriller, aunque mucho me temía en ese momento que el piloto automático iba a ser la norma. El problema aquí es convertir ese acto egoísta en una historia romántica. Condenar a alguien a vagar por el espacio contigo como única compañía poniendo como excusa el “amor” es como poco un error. Y, vuelvo a repetir, el hecho de que un personaje sea así, no debería condenar la película, pero es que el propio libreto no parece ser consciente de ello. Y ahí es donde radica el problema. En ningún momento se plantea que sea algo totalmente reprobable, dado que no hace más que justificar las decisiones de James con la omnipresente razón del “amor”. Se pasa tan de puntillas por el asunto que es imposible no sentir vergüenza por ello.

A partir de aquí todo, como ya me temía, avanza por las más completa desidia. Al mas puro estilo comedia romántica se nos cuenta una historia de amor que podría haber sido divertida si el germen de dicha historia no hubiera sido el que es. Se enamoran, viven felices hasta que ella descubre que su despertar no fue si no obra de James. La reacción, al menos, es la esperada. Ira, frustración, odio e impotencia porque alguien acaba de condenarte a vivir encerada de por vida. Y ello nos regala escenas como el ataque a James, de lo mejor de la película si al menos hubiese acabado en enfrentamiento real, pero no, James es como un conejillo, que solo mira con ojos de cordero degollado a su amada, como haciéndose cargo de que la ha cagado, y poco más. Porque nada puede hacer para arreglarlo. Aquí hubiese sido interesante hacer un quiebro y convertir la película en algo diferente. En una historia en la que la víctima (porque es una víctima, no nos confundamos) se dedica a huir del acosador, que ya anda totalmente ido tras su tiempo de soledad y fracaso amoroso. Incluso hubiese estado bien convertir la película en el thriller que he comentado antes pero invertido, con una Aurora fuera de sus casillas que solo busca machacar los sesos de James.

Pero no, entre chascarrillo y chascarrillo (a mi me toca los Martes con Leonard), la ira se convierte en aceptación y el odio en ninguneo, mientras James sigue acosando a través de megafonía a Aurora y realiza increíbles proezas como plantar un árbol en el mismo suelo de la nave espacial, cosa, que por supuesto, ablanda el corazón de piedra de Aurora. Y aquí es cuando llega el auténtico esperpento de la cinta, la excusa para que James sea el héroe y se redima. Gracias a Morfeo, digo, el capitán de cubierta, interpretado por Laurence Fishburne, que también ha despertado, la película vira a una predecible y aburrida aventura para salvar a los 5000 pasajeros y el honor de James. Cosa que al final se logra por supuesto. No solo se le ofrece la oportunidad de salvar el día, si no que también tiene delante la opción de devolver a Aurora a su sueño y volver a quedarse solo, pero claro, ella ya está hasta los huesitos por él, por su heroicidad, y se olvida por completo de que la ha arrancado sin consultarla de otra vida.

Y así termina, con un tío sensible pero egoísta, que secuestra a una chica, quien al final termina por claudicar ante el amor y vivir una vida “plena” con él sin preocupaciones. Todo un mensaje, ¿eh? Os juro que en este punto estaba incluso esperando un giro final en el que todo es un puto espectáculo que se retransmite a través de la empresa de los viajes, al más puro estilo Show de Truman o incluso que él fuese un puto robot o algo asi, lo que fuese con tal de deshacer el pastiche que me habian contado. Pero nada de ello llega.

En fin, algo que podría haber dado mas de si, se queda en la superficie y en apologia del amor toxico.
Por cierto, ¿porque han contratado a Andy García para interpretar al capitán de la nave, si solo sale 3 segundos de reloj?

Un comentario en “Passengers: ¿En serio?”

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .