Cobra Kai: de maestros y alumnos

Karate Kid ha permanecido enterrada en mi cerebro durante más de 20 años. Es uno de esos casos en los que una película, que de niño supuso un antes y un después, acaba totalmente olvidada a lo largo de los años. Era una época en la que mi hermano y yo devorábamos películas de artes marciales y la historia de Daniel-san y Miyagi, aun con su Karate de chichinabo, nos encandilaba.

Esa historia de chico débil, que se alza sobre sus acosadores, me fascinaba por muchos motivos, sin ser consciente de muchos de ellos. Porque la historia no es tan sencilla como parece; entraban en juego reflexiones acerca de lo que los adultos quieren enseñar a sus menores, o lo que un chaval aún en proceso de aprendizaje es capaz de hacer por agradar a quien le enseña, por mucho que ese maestro sea un cabron. Si, Karate Kid es una historia de buenos y malos, pero con muchas aristas.

Aristas que en su secuela directa se han visto agrandadas, convirtiendo a Cobra Kai en una de las series del año, y en una de las que más he disfrutado en los últimos meses. Vendida como comedia, puedo decir que es una agradable mezcla de risas y emoción. Es un equilibrio perfecto entre tramas adultas y adolescentes; épica a veces, divertida casi siempre, y dramática cuando debe serlo. En serio, pocas series he visto tan bien llevadas y escritas como esta en los últimos tiempos.

Personajes excelentemente escritos, reales y creíbles. Karate Kid nunca quiso ser una película increíble de artes marciales, y Cobra Kai respeta ese legado, llevándolo al mundo de los adultos con precisión milimétrica. Por ello tanto Johnny como Daniel son los adultos que uno cabría esperar. Y, aunque las tornas han cambiado, hay cosas que no se olvidan. Cobra Kai juega con esa rivalidad enterrada, esos traumas de instituto que a todos nos formaron como personas, enseñándonos a ver las cosas de otro modo.

Cada episodio muestra numerosos puntos de vista, en los que vemos personajes muy reales que cometen errores, y que aun a pesar de su mezquindad en sus actos más deshonrosos, son capaces de lo mejor. Como tu y como yo. Daniel Larousso, un hombre éxito que ama a su familia y al que todo el mundo quiere, termina siendo muchas veces el acosador, guiado por la venganza de unos acontecimientos que hace mucho que dejaron de importar, pero que le queman aun por dentro. Al igual que Lawrence, un perdedor, alcohólico y acabado, que en sus horas más bajas encuentra un objetivo en la vida tan inesperado como loable.

Pero viendo un poco mas allá, uno puede apreciar Cobra Kai como una excelente lección, acerca de aprender y del legado que queremos dejar a los que nos van a suceder. Si, de chicos que aprenden de adultos, pero también de muchachos que a su vez enseñan importantes lecciones a hombres hechos y derechos que aún tienen mucho que madurar en sus vidas. Cobra Kai trata acerca de los posos amargos que se han acumulado y que muchas veces no te dejan continuar tu vida aun pensando que ya los habías superado. Porque, ¿qué sentido tiene que dos hombres que se enfrentaron hace 30 años, sigan haciéndose daño en la vida real tras años sin verse? esa rivalidad que no nos hace ver más allá y que condiciona las decisiones de Daniel-san y de Johnny Lawrence es cómica, pero también triste a veces.

SPOILERS AHEAD!

Si debo quedarme con una sola escena, cosa muy dificil, de verdad, me ha encantado la charla/borrachera de Daniel y Johnny en la que comienzan a conocerse mas alla de rivalidades de juventud, y que arranca mas de una sonrisa. Resume perfectamente el espiritu de la serie, tanto por su desarrollo como por su abrupto final. Aunque ahora que lo pienso, la casi pelea de ellos dos en el jardin de los Larousso, que desemboca en desayuno es cojonuda tambien.

Por ponerle un pero a la serie, he de reconocer que tras el nivel exhibido durante la temporada entera, el ultimo episodio es un poco insuficiente. No necesitabamos que nos contasen exactamente lo mismo que hace 30 años. Aunque el resultado sea diferente, no necesitamos que el combate final sea un calco exacto del original. Pero independientemente de eso, ya estoy deseando averiguar hacia donde van a ir los personajes, sobre todo con esa revelacion final que tanto promete…

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .