Blade Runner 2049: oportunidad perdida

Dennis Villeneuve, Presupuesto mastodóntico y las expectativas por las nubes. El director canadiense es garantía de calidad, pero realizar la secuela tardía de una de las películas más importantes jamás realizadas puede ser un regalo envenenado. Por mi parte he dejado pasar unos meses desde el estreno de la película para no verme afectado por el Hype y me alegro de haberlo hecho, porque de haberla visto el día del estreno, la decepción habría sido mayor si cabe.

La película comienza de manera espectacular. Muy deudora de la original, con un interrogatorio entre K, un policía que enseguida se nos revela como replicante, y Sapper Morton, un replicante ilegal que todos sabemos va a acabar “cazado” por nuestro protagonista. A partir de ahí, se pone en marcha una historia directamente relacionada con Deckard, Rachel y que cambia la vida de K. Y ahí estriba el mayor defecto de 2049: ¿era necesario que todo proviniese de los personajes originales? es todo tan forzado, que ver cómo avanza la historia, presentándonos las consecuencias de la huida final de Deckard Y Rachel es doloroso. ¿No hay historias en este universo como para recurrir de nuevo a lo ocurrido en el primer film?

No debería comparar ambas películas, porque evidentemente la secuela saldría perdiendo, pero he de hacerlo en términos de elegancia e intención. Y es que el film original de Scott, nos propone una misión de un caza-replicantes y la carga filosófica y metafísica de dicha historia, está enterrada en los detalles, es el fondo de algo mas mundano. El fondo. Y resulta que en 2049 ese fondo pasa a un primer plano, totalmente desprovisto de misterio o sutilidad. Si, me parece valiente despegarse del primer film e intentar encontrar un nuevo discurso, pero dicho discurso es tosco y manido. De este modo no hay mucho que rascar en 2049, porque el guion ya nos lo ha mascado todo a todos los niveles.

No solo eso si no que tenemos una situación casi religiosa, global que va a cambiar el mundo, en contraste con la pequeña historia que es la Blade Runner original. Revoluciones, replicantes capaces de procrear… Interesantes apuntes que intentan ir mas allá, pero que convierten todo en algo mas grande que la vida que no funciona del todo y que, ¡vaya!, está relacionado con los protagonistas originales.

Sin embargo, no todo es un error en 2049. Ryan Gosling es el perfecto sucesor de Ford. Su K convence y llena la pantalla. Su anodina vida, esclavizada en realidad, nos escupe a la cara algo de nuestro propio mundo: esclavos del trabajo, con el objetivo de comprar aparatos que nos hagan sentir menos solos. Es, probablemente, el elemento más interesante de todo el guion y lo único que nos ofrece alguna doble lectura.

El resto de personajes, muy sosos y sin interés. Empezando por el remedo de Tyrell, que solo sirve para mostrarnos un turbadora escena con una replicante fallida naciendo y muriendo, y terminando por Joi, la desechable y artificial pareja de K. Por el camino, una terminator a sueldo de Wallace desprovista de toda elegancia, y una Robin Wright que pasaba por allí y que solo da órdenes a su subalterno e intenta morir de manera épica y digna sin conseguirlo.

Visualmente la película es intachable. Probablemente la película mas bonita de ver y con mejor gusto desde Mad Max Fury Road. Un derroche de imaginación visual, de encuadres perfectos y de planos sencillamente increíbles. Una fotografía sublime y una dirección elegante a más no poder. En ese sentido, Villeneuve no decepciona nunca, es probablemente el mejor director de cine fantástico actualmente. Sin embargo, echo de menos la vida que desprendía cada plano de la original. Aquí, todo está vacío, sin gente…

La musica me ha resultado molesta en ocasiones, intentando recordarnos la original de Vangelis pero con menos profundidad y con sonidos mas estridentes. encaja pero me ha chirriado en bastantes momentos. Sobre todo en los paseos nocturnos aéreos.

En fin, otra oportunidad perdida. No quiero decir que es una mala película, que no lo es, pero si está muy lejos de lo esperado. Espectacular formalmente, fallida en el guion, tosca en intenciones. Aciertos como K, y cagadas como hacer de la familia Deckard el centro de todo. No iba a ser mejor que la primera, pero si esperaba algo mas. ¡Ah! Y se hace larga.

2 comentarios en “Blade Runner 2049: oportunidad perdida”

  1. Has clavado todos y cada uno de los pensamientos que tuve al ver esta película. No quitaría ni añadiría una sola coma de todo cuanto has escrito. Opino exactamente lo mismo.
    Una pena, dado que es un universo de lo más interesante. ¡Un saludo y genial crítica!

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias!! Efectivamente es una pena, y me da que tras el batacazo de taquilla, nadie va a intentar hacer algo interesante con dicho universo. Aunque quizás sea mejor.
      Es curioso que la mejor secuela de Blade runner sea el videojuego. A ver si algún día escribo sobre el.

      Slaudos

      Le gusta a 1 persona

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .