El Planeta de los Simios: Imperecedera

Este artículo iba a estar originalmente dedicado a la estupenda El amanecer del planeta de los simios, de Matt Reeves, pero una cosa llevo a la otra y tras volver a ver El planeta de los simios, no he podido evitar dedicar el texto a este clasicazo de la ciencia ficción.

SPOILERS AHEAD!

Al comenzar la película conocemos a Taylor, un tío que fuma en una nave espacial, con dos narices, y que tras el accidente se revela como un tío prepotente y aparentemente insensible, pero a la vez pragmático y resuelto. Esto está muy bien porque ayuda a dibujar una evolución del personaje que ya quisieran muchas películas de género.

Los primeros compases son hipnóticos. Ese recorrido por el desierto, conociendo a los personajes, y sobre todo a Taylor, marca un ritmo de tensión creciente, sobre todo tras el descubrimiento de los espantapájaros que dominan las altas rocas. Todo ello apoyado por supuesto en la música de Jerry Goldsmith. Una turbadora y arrítmica partitura que sin tener un leit motiv reconocible, queda grabada por sus ritmos sincopados y sus sonoridades tribales, regalando a la película un plus de tensión que planea por todo el metraje. Sin Goldsmith, El planeta de los simios habría sido mucho menos memorable.

Luego, la revelación: Humanos salvajes cazados como animales por simios a caballo. Es uno de los momentos de la película, de esos que se te quedan grabados por el paralelismo que dibuja con nuestra querida raza humana. Gorilas posando con sus trofeos y animales, perdón humanos, enjaulados y apaleados. En fin, poco más hay que añadir.

Y tras ello, la película baja el ritmo, para contarnos las andanzas de Taylor para, en un principio, comunicarse con sus captores, y mas adelante, intentar demostrar su propio intelecto ante los fundamentalistas que gobiernan con mano de hierro la sociedad simiesca.

Y todo este periplo nos regala escenas maravillosas, que siguen golpeando en el centro de muchos de nuestros problemas como raza humana. Nuestra falsa sensación de ser el que está en la cúspide de la naturaleza y como nos imponemos al resto de seres que pueblan este planeta. Asistimos a torturas, experimentos (todo perfectamente replicado en la película de Rupert Wyatt por cierto) e incluso, con las pruebas en la mano, de negacionismos flagrantes por parte de la clase “noble” de los monos.

Es precisamente ese conflicto uno de los que mas retrata la época en la que la película fue concebida, con una juventud cansada de que los ancianos gobiernen un mundo que ya no entienden y que se empeñan en enterrar bajo falsos postulados arcaicos. Es espectacular la climática escena del juicio a Taylor, con una serie de acciones y omisiones deliberadas por parte del consejo en contra del progreso, que nos cuenta una historia ya conocida por todos y vivida por muchos que se resume perfectamente en un genial fotograma en el que vemos a los 3 ancianos tapándose los ojos, los oídos y la boca respectivamente dibujando un reverso tenebroso de los famosos monos sabios del templo de toshogu.

El tramo final nos conduce a un camino sin vuelta atrás. Como en los mejores guiones, todo se ve revelado, todos nuestros protagonistas se ven cambiados por lo que van a vivir. Después de un tenso enfrentamiento, el Dr. Zaius accede a dejar marchar a Taylor, ya convertido en alguien diferente, pero al que aún le queda una pequeña sorpresa para terminar su camino. Porque esa sorpresa, amigos míos, es uno de los mejores finales que os podéis echar a la cara delante de una pantalla. Inmortal imagen llena de significado que se graba en el recuerdo de por vida.

Anuncios

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.