Lost: a lo loco

¿Un zoo? ¿Una estación submarina? Lost comenzaba una huida hacia adelante inventando locura tras locura y, aunque mucha gente dice que esto significó el declive de la serie, a mí me pareció precisamente lo contrario. Ya he dicho que las dos primeras temporadas están muy bien medidas, pero son demasiado parecidas y dan vueltas sobre lo mismo. En esta tercera los guionistas comienzan a probar cosas, lo que la convierte en algo muy irregular si, pero también muy interesante.

La nueva vida de Sawyer y Kate, encerrados como monos, es todo un cumulo de emociones. Juntos, a veces demasiado, enfrentándose a una esclavitud impuesta y aprendiendo a odiar a sus captores… Por otro lado, tenemos a Jack encerrado y perdido, rabioso a veces, pero deprimido casi siempre. Un hombre pragmático en una isla de locos.

Un capítulo de los que mas he disfrutado ha sido el quinto, “Sálvese quien pueda”. Desde que he comenzado a revisar la serie, estoy disfrutando muchísimo del personaje de Sawyer, y este capítulo no es una excepción. Eso sumado, al desconcierto máximo por el comportamiento y los motivos de los otros, y lo mal que lo pasan nuestros protagonistas, hace que vivas el episodio totalmente en tensión. Jack no es capaz de salvar a una de “los otros” y Sawyer paga las consecuencias. Terminas el episodio únicamente deseando que Sawyer comience a repartir ostias a diestro y siniestro.

Tras la muerte de Eko, (pienso que habría dado mas juego, la verdad), uno de los grandes disfrutes de esta temporada se encuentra en la terna de episodios 3×06, 3×07 y 3×08. Durante los dos primeros asistimos a un tenso pulso entre Jack y Los Otros. Por fin tiene algo con lo que chantajearlos: Ben necesita una operación en la columna y Jack se la puede dar, pero no va a salir gratis. Todo lo que sucede en la sala de operaciones , las decisiones de Jack y las de Ben y Juliet construyen todo un thriller alrededor de la situación, para al fin, después de muchos episodios, conseguir una victoria para nuestros “Losties”: Kate y Sawyer liberados y Danny, el gilipollas que tanta manía le tenía a Sawyer, bien muerto.

Me gustaría comentar lo curioso que es el comentario realizado en el episodio 3×07 acerca del tatuaje de Jack, apuntando un aura mesiánica alrededor del personaje (camina entre nosotros pero no es como nosotros) y que casa con el sacrificio que supone quedarse con los otros mientras sus dos compañeros se liberan. Las referencias religiosas de Lost dan para escribir un libro.

Pero un momento, he hablado de 3 episodios, y es que el dedicado a Desmond, como no podía ser de otro modo, es maravilloso. Por fin comienzan las rayadas y los viajes temporales, y este 3×08, en el que Desmond revive con horror todos sus errores, con la aparición de esa entrañable señora que tanto recuerda a una mezcla del Arquitecto y el Oráculo de Matrix, es un capítulo de los que adoro de Perdidos. Desmond y todo lo que le rodea, sigue convirtiéndose en lo mas interesante de la serie.

Tras uno de esos episodios que se ven con una sonrisa en la boca, el dedicado a Hugo, su padre, y la furgoneta abandonada en la jungla con cadáver incluido (Roger, quien será y como ha acabado ahí?), volvemos a conocer mas cosas de Los Otros y Dharma. Mikhail Bakunin entra en escena. Uno de los mejores episodios de la temporada es El hombre de Tallahassee, donde no solo volvemos a tener enfrentamientos con Ben si no que se aviva la llama de la rivalidad entre Locke y Jack con la voladura del submarino que este último iba a usar para volver a la civilización. Pedazo de episodio que nos deja con el culo torcido, al traer Ben, no sabemos de qué forma, al padre de Locke a la isla. WTF!! Locke vuelve a ser el que era y a coger las riendas aunque nos tiraremos unos cuantos episodios sin verle en pantalla.

Paulo y Nikki, presentados previamente en el 3×04 (Further Instructions) mueren de manera horrible (enterrados vivos) en un capitulo muy divertido en el que Charlie confiesa haber sido quien secuestró a Sun y de ese modo se quitan de en medio a dos personajes muy odiados por el fandom.

Conocemos el interesante pasado de Juliet convertida ya en personaje principal y como Ben la utiliza y la retiene en la isla. En su día era un personaje que me decía bien poco pero en esta ocasión me resulta muy interesante asistir a como una mujer apocada y tímida (que no débil, ojo) se convierte en la que tumba a Kate de un golpe y en la que manipula a Jack de manera fría y calculadora. Como digo, uno de los personajes más interesantes de la serie durante su tercera temporada.

Juliet va de la mano de Jack a la playa, lo que provoca no pocas desconfianzas (mas tarde descubriremos como son infundadas). y explica todo lo relativo a Ethan y el rapto de Claire, cerrando así un misterio pendiente desde la primera temporada (bien cerrado bajo mi punto de vista). Seguimos viendo como Kate pierde un poco más a Jack. Sus decisiones son erráticas y todo ello la empuja a utilizar a Sawyer, dibujando a Kate como alguien totalmente inmaduro. Esta ha sido la temporada en la que vemos a Sawyer más vulnerable pero también más resuelto a conseguir dejar de ser un gilipollas sin perder su identidad. Yo hace años era muy de Jack, pero este revisionado me ha convertido en fan de Sawyer.

Este tramo central de la temporada parece que va colocando piezas hábilmente pero se resiente el ritmo, ya que aunque se nos dan respuestas, nada parece avanzar, aunque todo esta encaminado a un enfrentamiento con Ben, del cual conocemos por cierto, su interesante pasado en la isla. Sigue pareciendo como si los guionistas estuviesen probando cosas a ver cuál funcionaba y, aunque errática, la temporada se ve con ganas. Perdidos tiene ese poder.

Ben se ve amenazado por Locke, y la única salida que tiene es  intentar asesinarlo, tras una tensa visita a la cabaña de Jacob, al que seguimos sin conocer. De hecho, el numerito de la cabaña es, según el día que tengas, vergonzante o una puta maravilla…

Pero es que el episodio previo, titulado La Bodega, en el que nuestro lisiado favorito manipula a Sawyer para matar a su padre, es un disfrute, y supone el fin del camino de venganza para los dos. Es uno de esos capítulos que demuestran que en Perdidos, los personajes lo eran todo y estaban por encima de tramas y locuras.

Los siguientes episodios nos preparan para un final de temporada con sacrificio incluido. La muerte de Charlie se ve a la legua. Es emocionante, pero totalmente innecesaria. Y de este modo descubrimos que el barco que les va  a rescatar, no es el de Penny. Esto desemboca en un final, que bien podría haber sido el final de la serie. Enfrentamiento final con Los Otros (ya van 3…) Ben vencido, rescate en camino y la mayoría de tramas cerradas.  Pero, con los flecos de Penny, el barco, Locke milagrosamente vivo y Jacob, ¿Quien quiere que esto termine?

Porque aun les quedaba un as en la manga a los guionistas. El gran colofon, la gran sorpresa, el que es seguramente el mejor final de temporada de la historia de las series de televisión. El episodio final nos coloca a Jack con barba, deprimido. ¿Como encaja esto en el pasado del personaje? nos preguntamos. Pues no lo hace, porque, agarrate los machos, es un puto flashforward. Estamos viendo el futuro de Jack, fuera de la isla, deseando volver. Joder, finales así hacen que ames la serie.  ¿Como han salido de la isla? ¿quien es el muerto? ¿Oceanic 6? en su día, es un final que me voló la cabeza, y visto hoy, me sigue pareciendo el mejor momento que he vivido delante de una television. El ecuador de la serie la convierte en algo totalmente diferente. Pura genialidad.

Esta temporada repite esquemas de enfrentamiento con Los Otros (finalizando el conflicto por fin) amplia el universo y prueba cosas nuevas, muchas veces sin orden. Sin embargo, si algo no se le puede reprochar a a Perdidos, es su habilidad para hacernos conectar con los personajes por muy loco que sea el guion. Y, creedme, se va  a volver muy loco a partir de ahora.

Anuncios

Un comentario en “Lost: a lo loco”

  1. Gran artículo y repaso por toda la tercera temporada. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Es cierto que en esta temporada (que sigue siendo tan larga como las dos primeras, salvo por tener un par de capítulos menos), el avance de la trama se mueve, como has mencionado, de manera algo irregular. Pero el efecto global es bestialmente bueno, porque aunque a mitad de temporada baja algo el ritmo, cuando uno llega a los momentos donde la trama avanza de nuevo, saben como hacer que no te pese lo anterior, incluso hasta darle sentido.

    Me ocurre lo mismo que te ha pasado a tí con Sawyer, en las sucesivas revisiones lo he disfrutado a lo grande. Josh Holloway está que se sale y su personaje es genial. Una de las mejores cosas de la serie, me atrevería a decir. Su carisma, sus motes, su doble cara (por un lado la luz, con ese sentido del humor; por otro su oscuridad, con su turbio pasado) y sus acciones impulsivas en la isla son geniales. La serie gana enteros cada vez que está presente. Siempre se ha hablado mucho de Locke, Desmond o Jack (que a mí me encantan también) como pilares de la serie. Pero Sawyer ha sido, considero yo, parte esencial de la misma también. Es un personaje que “colorea” mucho el elenco de personajes porque sobresale con su carisma.

    Y no puedo más que estar de acuerdo con lo que comentas del 3×08, para mí es uno de los mejores capítulos de la temporada y de toda la serie. Para los que nos gusta la ciencia ficción y viajes en el tiempo, este capítulo es toda una delicia que, además, juega con todo lo que ya hemos ido viendo y arrastrando en temporadas anteriores. Sublime el como juegan a las referencias desde otro punto de vista.

    Y también coincido contigo en lo que comentas del final. Para mí también ha sido el momento más grande que he vivido delante de una televisión. Nada ha superado esas sensaciones. Y seguro que hay series mejores o he vivido también capítulos muy intensos de otras. Pero lo que sentí ese día y la manera en que ese capítulo se desarrolla (y el cómo se quedó conmigo tras verlo, dando vueltas en mi cabeza impidiéndome hasta dormir) fue algo mágico. Me dejó un poso de dulce amargura que se quedó conmigo durante mucho tiempo. Aún recuerdo lo dura que fue la espera hasta la cuarta temporada. Ese final es insuperable para mí. Es como si hubiesen cogido nuestro mundo (en este caso, todo lo que habíamos visto de Lost hasta el momento) y le hubiesen dado la vuelta por completo. Los guionistas rompían sus propias reglas y todo lo que pensábamos que sabíamos (que lo que se nos contaba de los personajes eran flashbacks) nos lo hacían añicos por completo. Y la manera en que lo hacen… madre mía… No he visto algo igual en televisión.

    ¡Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.