Iron Maiden: The X Factor

Corría el año 1995 cuando me convertí en fan de la doncella de hierro. Su séptimo hijo fue el mazazo en los oídos que me acercó a una de mis grandes pasiones. Sin embargo, era justo en aquel año cuando Iron Maiden publicaban su disco número 10, comandados por el joven Blaze Bayley, que tenía la titánica tarea de sustituir al que entonces era, y ahora es, la indiscutible voz de los británicos. El metal herido de muerte a mediados de los 90 y su banda estandarte, afrontando tiempos difíciles.

The X Factor fue el primer CD de Iron Maiden que compré y, tras disfrutar de discos como The number of the Beast o Live after Death, no encontré lo que me esperaba. ¿O si?

The X Factor es un disco que ya desde su portada se nos anuncia como algo único en la discografía de los chicos de Steve Harris. Un Eddie realista, casi gore, muy alejado de las pintorescas ilustraciones de Derek Riggs o Melvyn Grant, y que en su propio país de origen se vio incluso censurada. Las letras del logo de Iron Maiden aparecen grabadas en piedra. Portada oscura, nuevo cantante, diferente productor… dudas.

El cambio mas importante era, lógicamente, el vocalista. Aquí, como queriendo alejarse lo mas posible de su pasado, Steve Harris pone al micrófono a Blaze Bayley, cuyo registro es totalmente opuesto al de nuestro piloto favorito. La voz de Bayley es poderosa, un vozarrón, pero con tonos mucho mas bajos. Sustituir a alguien como Bruce Dickinson ya es una situación que haría huir a muchos. Si a eso le sumamos una voz completamente diferente, la tarea se antoja un regalo envenenado. Pero Bayley aprueba, con nota. Lo triste habría sido contratar a un clon de Dickinson… riesgo.

(Photo by Mick Hutson/Redferns)

El primer tema, Sign of the Cross comienza de manera lenta y oscura hasta que se eleva hacia una cabalgada marca de la casa. Maiden comienzan pisando terreno conocido, pero diferente a la vez. 10 minutos para abrir un álbum que dan tiempo a atisbar lo que se nos viene encima: estructuras mas progresivas y temas largos. Cuantas críticas nos les habrán llovido por esta decisión. La producción se antoja mucho mas apagada, menos afilada y desde luego, con menos distorsión que en previos trabajos. Y aun así el sonido es espectacular. El término que me viene a la mente cada vez que pienso en The X Factor es… elegante.

Los temas se suceden y uno se hace a la idea de estar escuchando una versión de Maiden muy diferente. Y por ello, en aquel entonces, el disco fue estigmatizado hasta la náusea. Y confieso que en alguna ocasión yo también lo hice. Los temas más cortos, Lord of the flies y Man on the Edge, nos muestran la cara mas “clásica” del grupo, aunque no se parezcan a nada de lo que hubiésemos escuchado antes. Man on the edge es un remedo del furioso Be quick or be dead pero sin aquella garra, aunque con un estribillo genial. Tres temas y yo ya me sentía totalmente descolocado. Y la critica también. Con 15 años de carrera, a los Maiden ya los estaban enterrando como algo obsoleto. A día de hoy llevan 40 y nadie se atreve a toserles.

A partir de Fortunes of War, el disco se vuelve más exigente, pero tiene sus recompensas. Esa introducción acústica, seguida de los cañonazos ritmicos ejecutados por McBrain y Harris son oro puro. Bajo mi punto de vista es un álbum valiente compositivamente hablando y el viaje que propone es sencillamente excepcional. No escucharemos las clásicas guitarras dobladas de la banda, ni muchos galopes de bajo trepidantes (que los hay), pero Fortunes of War, The Aftermath, Judgment of Heaven, The Edge of Darkness… Son todos auténticos temazos. No, no los escuchareis nunca en directo, pero son exquisitas muestras de que Harris y compañía tenían y tienen un inconmensurable talento.

El único pero que se le puede poner al álbum, es su excesiva duración (quien me iba a decir a mi que en pleno 2015 iban a publicar un disco doble…). Y siempre me han sobrado dos temas, Look for the Truth y 2AM, curiosamente de los mas breves de disco. Pero siempre me han maravillado los ramalazos progresivos, sincopados y oscuros de Blood on the World’s Hands (increíble intro de bajo) o The Unbeliever, que es sin duda alguna,  de todos los temas compuestos por Maiden, el mas progresivo.

No eran los Maiden que conocíamos, ni el vocalista que amábamos. Eddie era diferente. Pero para mí, The X Factor ocupa un lugar muy alto en mi ranking particular de la doncella. A veces incluso, por encima de otros discos considerados clásicos. Nos demostraron que sabían hacer otras cosas y, de hecho, mucho de su sonido actual bebe directamente de su décimo álbum. Con los años, ha ganado mas defensores que detractores curiosamente y, a veces, en secreto, fantaseo con una realidad alternativa en la que Dickinson nunca hubiese vuelto a la banda pensando “¿cuantas maravillas como este factor X nos habrían regalado entonces?”.

Anuncios

3 comentarios en “Iron Maiden: The X Factor”

  1. Recuerdo cuando salió ese disco. Había mucho recelo con el nuevo cantante. Sin embargo, para mí, ese disco fue el principio del fin de los Maiden, y el Virtual IX tampoco es mucho mejor.
    Hay temas que me gustan, como el Man on the edge o el sign of the cross y otro más que ahora no recuerdo, pero en general, se me hace aburrido.
    El pobre Blaze no lo hace mal por su lado, pero tuvo la mala suerte de sustituir a Bruce. El tio le echó un par de agallas, las cosas como son.
    No obstante, leyendo lo que has comentado, lo escucharé otra vez, a ver si los años (y hacerme yo más mayor) hace que lo escuche con otros tímpanos.
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola, lo primero gracias por tu comentario :)
      El Virtual XI si que lo considero malillo, probablemente las horas más bajas de Maiden compositivamente hablando.
      Pero The X Factor me parece muy superior aunque entiendo que pueda resultar aburrido.
      A mí me gusta cada vez más, y el cambio de registro se agradece.
      En cuanto a Bayley, efectivamente no se le podía pedir más, bastante papeleta tuvo el pobre.
      Gracias por leerme!

      Le gusta a 1 persona

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.