Un Estudio Social escondido en un Manga: Welcome to the NHK

Quizás haya que explicar de primeras el concepto de Hikikomori. No es más que el nombre que se le da a muchos jóvenes japoneses que reaccionan de manera extrema ante la imposibilidad a enfrentarse a la sociedad y la realidad, provocando que se aíslen del mundo encerrándose en una habitación, con lo mínimo para subsistir, convirtiéndose en una carga (económica y emocional) para sus allegados. En Japón no es algo reciente, aunque ya empezamos a ver como en nuestro mundo occidental, estas cosas comienzan a pasar.

Welcome to the NHK es la crónica de Tatsuhiro Sato, un Hikikomori desde hace 4 años, al cual comienza a cambiarle la vida al conocer a Misaki, una apocada chica que llama un día a su puerta.

Este punto de partida es una excusa para mostrarnos, episodio tras episodio, las diferentes fobias y adicciones que asaltan a Tatsuhiro, y que le impiden llevar una vida normal. Así, el mundo Otaku, el de los MMORPG, el lolicon, la pornografía, el suicidio… se ven retratados como obsesiones incapacitantes para estos jóvenes.

Es un manga aparentemente suave, humorístico pero que esconde una dureza inusitada en sus páginas. Porque si en un principio vemos al protagonista como un tarado al que no comprendemos en absoluto, el desarrollo nos hace participes de sus sentimientos y de su voluntad por mejorar, aunque casi siempre fracase.

Todos los personajes son imperfectos, egoístas, tóxicos que se dice ahora. Los dos protagonistas adolecen de, entre otras cosas, un complejo de superioridad enterrado que les obliga a relacionarse únicamente con personas aparentemente más débiles que ellos. Humillan, y se humillan. Y son casi incapaces de salir de la espiral autoimpuesta en la que se encuentran. Poco a poco, van forjando una amistad sin darse cuenta que, con altos y bajos, les permite evolucionar y encontrar un camino, a pesar de las numerosas caidas.

A nivel tecnico el dibujo es bonito, limpio y muy claro. Los diseños son tipicos pero agradables y los fondos brillan por su ausencia, aunque tampoco son necesarios. A nivel narrativo, se esfuerza en contarnos las cosas con narraciones fragmentadas y en paralelo, lo que no siempre le sale bien (hay capítulos confusos en ese sentido) pero es estimulante el modo en que se cuenta la historia aunque se abuse del recurso.

El manga, hasta su mitad, es un viaje extraño, muy interesante y agotador a nivel emocional. Aunque los 3 últimos tomos, siguen dando vueltas a lo mismo, aportando demasiada confusión a como actúan los protagonistas. Vuelve una y otra vez a los mismos extremos de amor/odio, felicidad/depresión que ya habíamos leído antes, y eso hace que el tramo final se resienta bastante. Por ello, da la sensación de final abrupto, apresurado, ya que una elipsis nos coloca a los personajes en una posición mas estable que al principio, rehaciendo sus vidas y cambiados por lo que han vivido, pero, como ya he dicho, es todo demasiado apresurado y habría estado mejor ver esa evolución en vivo, sin recurrir a dicha elipsis. Sobre todo porque abandona a muchos personajes por el camino (los padres del protagonista por ejemplo) aunque cierra la mayoría de historias personales de cada uno.

Aun así, NHK es un manga diferente, absorbente y necesario, que nos muestra una realidad extraña, pero tristemente real en su país de origen. A pesar de sus defectos en el ultimo tercio, no puedo mas que recomendar su lectura.

Anuncios

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.