Vengadores Endgame con Spoilers

Se acabó. 10 años de plan cinematográfico se cierran con este mastodonte de 3 horas de duración. Y no se emitir un juicio claro acerca de lo que me ha parecido. Mi Yo mas friki se pega con el que espera algo más del cine que le gusta.

Partimos de una frase de los hermanos Russo en la que afirmaban que “las películas de 2 horas habían muerto” (valiente gilipollez), como dando a entender que su nueva realización, abanderaba un nuevo tipo de cine y de contar historias. Una autentica salida de tiesto. Ni los Russo han inventado las epopeyas de 3 horas de duración, ni, mal que me pese, han firmado un clásico. Pero vamos, que tras algunas criticas poniéndola como la quintaesencia del séptimo arte, a mi me entra la risa, la verdad.

A partir de aqui SPOILERS a CASCOPORRO

He visto mucha épica y exaltación del heroísmo en Endgame, y confieso que me he emocionado con las arengas del Capi o con las frases lapidarias de Iron Man. Pero entre tanta épica, no he visto demasiado corazón. En ese aspecto, Infinity War era muchísimo más acertada. Iron Man 3 era corazón, Los guardianes de la Galaxia son corazón, Los Vengadores era corazón, Ant Man es corazón, pero no este exceso de CGI con ínfulas.

Y joder, he disfrutado con la película. Tres horas que en general se pasan en un suspiro. He llorado con la vuelta de Peter, se me han puesto los pelos como escarpias al ver al Capi cogiendo el Mjolnir, y viendo a Tony morir… Pero todo eso no es, ni mucho menos, obra de los hermanos Russo. Lo personajes se han convertido en parte de nosotros por otras razones y, sobre todo, por la obra de otros directores.

Esa épica es la parte fácil. Endgame es un final, un colofón vacío con exceso de musculo, si no fuese por sus personajes. Hay épica porque en pantalla tenemos iconos culturales, no personas. Ahí es donde a mí se me hace bola.

Durante el comienzo de la batalla final, en el que la nave de Thanos destruye la base de los Vengadores, me estaba diciendo a mi mismo: “por favor, otra invasión alienígena no…” y van y nos cascan lo mismo otra vez. Whedon ya nos contó esa historia, y mejor. Y Gunn también. Aparece Thanos con todos sus ejércitos y encima en un paraje desolado. Que oportuno.

Que Marvel tiene una fórmula para sus películas no se le escapa a nadie. Tanto las de origen de personaje, como las colectivas. Pero coger su joya de la corona y convertirla en otra iteración de la misma receta, cansa un poco. No sé, quizás estoy ya mayor. Ya no puedo comulgar con estos temas. Me pesa más el raciocinio que la exaltación y el fan-service. Hace 15 años habría sido el más firme defensor de esta película. Hoy en día prefiero propuestas como la de Glass. Hay más épica, drama y sentido en la pelea de baratillo del final de la película de Shyamalan que en esta ultima hora de espectáculo CGI.

Cinematográficamente hablando, la película es justita. Muy justita. Tres actos delimitados, demasiado, sin fluir. Una hora para cada sub-historia. Mientras la primera parte, nos ofrece el giro de la película, con esa aceptación de derrota absoluta (lo mas interesante del film), la segunda nos devuelve la esperanza de manera chabacana, esperada y tópica. ¿Viajes en el tiempo? no me jodas, una solución que no está a la altura. Desde el momento en el que la cabeza de Thanos rueda por el suelo, ya sabemos lo que va a pasar: los putos viajes en el tiempo.

Y que mal llevados están. Es el peor tramo del film. Una hora para contarnos que sí, que se van al pasado. Ya sabíamos que iba a pasar. Pero es que provoca no pocos agujeros de guion. El guion es un enorme agujero. No esperaba una sesuda explicación de la alteración de líneas temporales, pero coherencia interna sí. Y es inexistente. Nos ofrece bonitos momentos, sobre todo en la parte de Steve y Tony en los 70, pero el sin dios provocado por el robo de las gemas es inmanejable, inexplicable, y viste la película con un armazón muy inestable.

Pero vamos, que todo es una excusa para mostrarnos un final excesivamente épico, que es a lo que hemos venido, pero que tiene momentos de auténtico ridículo. Empezando por el partido de fútbol americano con el guantelete y terminado por la vergonzante escena supuestamente feminista. O sea, Marvel levanta un universo cinematográfico sobre héroes masculinos, todos. Para ellos la Viuda Negra no merece una película. Las mujeres han sido durante 10 años meros objetivos románticos de nuestros héroes, y creen que lo solucionan todo en ese momento de 30 segundos en el que ellas dicen “no necesitamos ayuda”. De pena, de verdad. Mas conseguido esta ese dialogo entre un Steve Rogers envejecido y Sam, en el que no solo vemos a un anciano dejando un legado a un Vengador, si no mucho más. Tal como Rogers ha dicho siempre, el Capitán América es un símbolo, y como tal, esa herencia dejada a Halcón tiene todo el sentido del mundo.

En fin, hay que verla. Porque emociona y es el final de un ciclo que ha formado parte de nuestras vidas durante 10 años (muchos mas si has leído tebeos). Es un film con escenas para recordar. Mis favoritas: Steve consiguiendo la vida que quería, Tony con su familia y con su padre, Peter volviendo, la desesperanza tras la elipsis de 5 años, el momento de Ronin… y muchas más, pero sus fallos comienzan a pesar tras salir de la oscuridad de la sala. Y, creedme, pesan mucho.

Anuncios

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.