Lost: Backgammon

El juego llega a su fin. Y reconozco que me ha costado unos meses finalizar Perdidos tras la quinta temporada, como si hubiese estado bajando el ritmo por miedo a enfrentarme al final.
Aunque no es la única razón. Me ha ocurrido exactamente igual que en su día, hace casi diez años. Hay partes del guion, que me supusieron una decepción argumental tan grande que reconozco que el aburrimiento hizo presa de mí. ¿Me habrá pasado lo mismo con el resto de la temporada final? ¿Habrá merecido la pena el viaje de repetir el vuelo 815?

SPOILERS AHEAD!

Lo sucedido en la isla

La temporada comienza ciertamente floja. El templo es uno de los bajones más grandes que me he llevado con la serie. Entonces y ahora. Porque, con el fin de dar una explicación o un sentido a muchas cosas, ese templo de cartón piedra actúa de distracción, cuando lo que queremos ver de verdad es a Jack, al hombre de negro y el enfrentamiento. Y 16 episodios se antojan pocos. Afortunadamente a la altura del episodio 6, todo va cogiendo ritmo y fuerza con los hechos que se suceden en la isla, volviendo a ser la Perdidos que amamos y conocemos.

Muchas tramas de personajes llegan a finales que los honran. Locke obtiene un bonito entierro y panegírico, en boca de su verdugo, poniendo punto y final a una de las relaciones más complejas e interesantes de la serie. Esa mezcla de admiración, envidia, celos y odio que se traían Locke y Ben es ya historia de la televisión. Por eso mola tanto verles convertidos en profesores en sus vidas alternativas, precisamente. Como mentores de otros. Nada se escribe al azar en Perdidos.

Las historias alternativas de todos los personajes se entrelazan con lo que sucede en la isla. Nos regalan escenas y finales, a nivel emocional, estupendos. El dedicado a los Kwon, con el evidente paralelismo entre su situación en la isla y la de su vida alternativa esta contado con un ritmo exquisito. Una historia que obtiene un bonito final pero que, sin embargo, se torna en desgracia en la isla en el excepcional y tenso episodio del Submarino. Una escalada de tensión que nos deja sin respiración y nos regala uno de los finales más duros de toda la serie.

Durante los tejemanejes del hombre de negro, Jack, completando el ciclo que comenzó en aquel lejano final de la temporada tercera, hereda el papel de Locke. Comienza a creer. Jack se erige como el nuevo Jacob. O no tan sorprendentemente. A lo largo de la serie hemos visto cómo se echaba a la espalda todos los problemas de los demás. Hemos visto como quería arreglarlo todo, y durante tres temporadas, hemos visto como honraba poco a poco el destino de Locke. Me viene a la memoria el significado de ese tatuaje cuyo origen descubrimos en el episodio 3×07 que rezaba: “camina entre nosotros, pero no es como nosotros”. Ahí lo dejo.

Y por fin, tras muchas idas y venidas, el final de la serie se haya ante nosotros. Desmond como llave, de nuevo, al igual que en aquella lejana segunda temporada, condena la isla a la vez que al hombre de negro. Genial es la escena en la que Jack, ya consciente de que el humo ha perdido su poder, derriba a su Némesis mientras todo se derrumba a su alrededor. Pero claro, Jack no puede dejarlo correr. Debe arreglarlo todo. En un último sacrificio tras derrotar al mal encarnado en Locke, recupera la luz de la isla, para posteriormente, mientras sus amigos escapan por fin de la isla, morir en el mismo lugar donde comenzó. No podía ser de otro modo.

La mitología

El paseo mitológico de esta temporada hace echar de menos que no lo hubiesen comenzado antes. El faro, la cueva… Que poco salen todos estos lugares místicos y que bien habría quedado un desarrollo más calmado de todo ello. Es, quizás lo único que echo más de menos en esta temporada.

Tenemos episodios enteramente dedicados a darnos respuestas a muchos de los enigmas de la serie. En concreto los episodios Ab Eterno y Across the sea, nos ofrecen las mas completa historia del pasado de la isla, de Jacob y de su escudero Richard. De hecho, este Ricardo, obtiene un bonito episodio en el que descubrimos de donde viene y porque es inmortal, además de ofrecernos un viaje en primera clase en la Roca Negra.

Claramente inspirado en el Génesis, Across the sea nos cuenta la historia más vieja del mundo. Entrelazando Adán, Eva, Caín y Abel, descubrimos un árbol del conocimiento tornado en fuente de luz, una Eva que comete el pecado de matar antes incluso que sus hijos, y a dos hermanos enfrentados por el amor de una madre y por sus mentiras. Ni si quiera las “deidades” de la isla son perfectas. Niños jugando que se dejan llevar por sus emociones, pero también intentan arreglar sus errores. No es posible ponerse totalmente del lado de uno u otro. Perdidos era blanco contra negro, pero es en los grises donde descansa el alma de la serie.

Pero esto no sería Lost si uno se quedase satisfecho al 100%. Como bien dice la madre adoptiva de Jacob y su hermano, “las preguntas conducen a mas preguntas”. Los guionistas nos avisaban: no iban a ir más allá. Porque, en el fondo, eso no es lo que más importaba de perdidos.

El final

Esta temporada se ve de otra manera conociendo que los hechos que vemos narrados, pertenecen a otra realidad. No son el pasado ni el futuro. Por eso, sin el misterio que lo rodeaba originalmente, es agradable ver como los personajes se cruzan en esta realidad más allá de sus vidas. Vuelvo a reafirmarme en que Perdidos es sus personajes. Todo lo relatado en los flash-sideways es pura emoción. Asistir a las vidas que pudieron ser es un viaje que todos queríamos ver.

El capítulo 11, como todos los dedicados a Desmond es maravilloso. Son los episodios de Desmond los que mejor resumen en espíritu de Lost. Su eterna historia de amor con Penny es el mejor ejemplo de lo que nos quieren contar los creadores de la serie. En ese purgatorio que son los flash-sideways, muchos de nuestros queridos “Losties”, encuentran la paz. Tal y como vaticina Desmond, se reencuentran con la gente a la que quieren. Lost nos muestra que después de una vida imperfecta, llena de decisiones buenas y malas, y de separaciones dolorosas, lo que queda es el amor que has dado y recibido.

Y es que esa realidad extraña trata de eso, de enseñarnos que todos pueden sobreponerse a sus defectos y ser mejores personas, de conseguir una mejor versión de sí mismos. Esos flash-sideways están para, por fin, hacer que nuestros personajes dejen de estar perdidos. O al menos para que sus decisiones les permitan abandonar ese estado. Hurley consigue su frustrada cita con Libby. Ben, ser una padre para su hija, Jack ser un padre mejor de lo que fue el suyo, Sayid se reencuentra con su amada Shanon, Claire, Charlie y Aaron vuelven a ser familia en una maravillosa escena…

Es un final odiado por muchos, pero posiblemente el único final posible. Tras asistir al final de la batalla entre blanco y negro, esta suerte de epilogo es un precioso homenaje a los personajes sin los cuales, todo lo demás no habría tenido sentido.

Unas palabras finales:

He de reconocer que me ha costado horrores escribir estos artículos y ni siquiera he quedado contento con ellos. Normalmente escribo fiándome de mi memoria de manera emocional, y me es complicado hablar cronológicamente de cada tanda de episodios. Ordenar cada párrafo ha sido un calvario. A este respecto, esta serie de artículos del compañero nightwalker81 profundizan muchísimo mas y transmiten mucho mejor que yo todo lo que supone Perdidos. Os recomiendo leerlos sin falta.

Mis disculpas si los míos han parecido aburridos, mecánicos y superficiales. Probablemente lo sean.

Por eso voy a sentirme más cómodo redactando los siguientes párrafos.

Lost es una de las series que cambiaron el panorama televisivo en la pasada década. Supuso un antes y un después y ha sido imitada hasta la saciedad. Nos regaló un modo de contar una historia diferente. Nos metió en una isla desconocida llena de misterios y quedamos atrapados en ella, al igual que sus personajes. Y nos relató un viaje de ciencia ficción y fantasía sencillamente maravilloso. Sin olvidar su banda sonora, obra de Michael Giachinno, sencillamente magistral. Perdidos no se puede entender sin él.

¿Es una buena serie? sin duda. Pero también entiendo que para mucha gente supusiese una decepción. Es irregular porque es claramente el trabajo de muchas manos y el fruto de montones de ideas que, milagrosamente, encontraron un propósito común y eso se nota. Es, a nivel argumental, una huida hacia adelante y, llegado el momento, un trabajo descomunal para cerrar tramas y empaquetarlo todo como mejor se pudo. Y soy de los que opinan que no les quedo nada mal.

Nos dejó momentos impactantes difícilmente superables: Esa escotilla arrojando luz al cielo, Esa mano de Charlie bajo el agua, esa historia entre Penny y Desmond, ese inolvidable Jack acabado rogando volver a la isla… Pero también otros más pequeños que son diferentes para cada uno de nosotros.

Porque, por encima de todo, Perdidos es una serie humana. Sus personajes, definidos con extraordinaria imperfección, se quedan en la memoria, sobreponiéndose a sus propios clichés y tópicos. Las decisiones que toman son como la vida misma, no siempre fáciles ni predecibles. Son como todos nosotros: a veces bienintencionados, a veces maliciosos, siempre perdidos.

4 comentarios en “Lost: Backgammon”

  1. En primer lugar me gustaría agradecerte el comentario hacia mi blog, ¡mil gracias! Aunque debo decir que yo tampoco he quedado del todo satisfecho con esos artículos. Pero se agradecen tus palabras.

    También quisiera decir que me parecen muy emotivas todas tus palabras acerca de la serie. Me ha encantado el artículo. Es muy difícil encontrar escritos o comentarios que valoren Lost, ya que la gente, normalmente, se ha quedado con el típico cliché de que “a partir de la tercera temporada todo se fue al garete” y de ahí ya no se sale. Es como lo que comentaste en Misión Imposible 2, de que la gente se quedaba atascada en lo de la Semana Santa con Fallas y de ahí no salía. Pues algo parecido pasa aquí. Se enganchan con eso de las tres últimas temporadas o con el disgusto del final y ya, por desgracia, no se profundiza más, cuando hay muchas cosas que mirar. Así que es un placer leer un artículo que vea también las virtudes.

    A mí, resumiendo, me parece que también tiene por ahí muchos fallitos (muchos los has mencionado y ahora los comento algo más) pero que, en la experiencia general, la balanza se inclina de una manera brutal hacia la grandeza. Y esa sensación me la deja porque, más allá de sus errores (de los cuales no está exenta) tiene unos valores de actuación tremendos, una música que bien has comentado que es maravillosa y una profundidad y referencias mitológicas y culturales alucinante. Aparte de que pienso que hicieron lo correcto centrándose en los personajes. Supongo que intentando esclarecer los misterios no hubiesen contentado, a aquellas alturas, a nadie, pues había miles de teorías en la cabeza de cada espectador y nadie hubiese quedado contento. La única manera de dar algo coherente y que al menos fuese catártico y que cerrase el círculo dentro de la propia serie era el dar ese bonito final a las historias de los personajes.

    Luego, tal y como dices, yo también estoy de acuerdo en que tuvo muchos bajones y subidones de ritmo. También es verdad que supo a poco el tema mitológico de la isla. Por no hablar de los muchos misterios que quedaron sin aclarar (o sin aclarar como se merecían). Todo esto se debe, pienso yo, a que Lost no se organizó del todo bien porque nunca estuvo pensada desde el principio en su totalidad. Seguro que los autores tenían una idea clara de la temática global (estoy convencido de que el tema bien/mal y blanco/negro estaba ya en sus cabezas), pero muchos detalles, giros y recovecos no estaban, ni mucho menos, establecidos desde el principio. Todo eso, pienso yo, organizó un pequeño galimatías que hace que al final no se explicase todo como debiese.

    Y, aún con todo eso, sigue teniendo una fuerza tan arrolladora, una ambición, una creatividad y una forma de contar ciertas cosas que, como hemos comentado a veces, estaría bien que estuviese en absolutamente todas las series que van saliendo.

    Has dejado frases muy grandes a lo largo del artículo. Y me alegra ver que compartimos vínculo con una serie como esta, lo cual es extraño, pues pocos la revisionan o quedaron contentos con las últimas temporadas :D. Un saludo y nuevamente gracias. ¡Nos leemos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Esperaba tu comentario con ganas :)
      No me des las gracias por el enlace. Tu serie de artículos dedicados a la serie me parecen increíbles. Dan para una buena tesis acerca de Perdidos :D
      En cuanto a los míos, como ya he comentado, me ha costado mogollón ordenarlos y escribirlos. Cuando escribo de memoria, todo me sale solo, pero para una serie de 6 temporadas he tenido que revisionarla y se me ha hecho realmente cuesta arriba escribir con los hechos delante, en lugar de con las emociones que me hizo sentir en aquel momento.
      Por eso me alegra que te haya gustado el articulo, de verdad.
      Yo siempre digo, y el revisionado me ha hecho afianzarme en ello, que Perdidos es mucho mas solida de lo que la gente recuerda. La evolución de los personajes y de los hechos me parecen increíbles y sobre todo, el esfuerzo por no estancarse de sus creadores hace que nunca te aburras. Y verla por segunda vez, cosa que debería hacer mucha gente que la critica, revela una serie excepcional pese a sus fallos.
      De hecho, como ya sabes por mis artículos, son las creaciones imperfectas las que levantan mis pasiones :)
      Muchas gracias por leerme y por comentar, como siempre.
      slaudos

      Le gusta a 1 persona

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .