Aquel RPG guarrete: Cobra Mission

Cobra Mission fue, al menos en nuestro caso, el primer videojuego de estética Anime que instalamos en nuestro 286 en aquellos lejanos años 90. Para alguien que comenzaba a disfrutar de Goku y sus amigos y de las virtudes de la animación venida del país del sol naciente, Cobra Mission fue algo a lo que agarrarse como a un clavo ardiendo. Bueno si, hay que mencionar también que era un juego guarrete. Eso también ayudo a que lo jugáramos de principio a fin.

Megatech, se desmarco en aquellos años con este RPG al más puro estilo japonés que nos contaba la historia de JR y su amiga Faythe en su periplo de liberar la isla Cobra del reinado de terror de Kaiser, el villano del juego. Todo ello regado con hermosas chicas ligeras de ropa. Ello quedaba claro en la primera secuencia del juego en la que, armados con un telescopio, espiábamos a las chicas de una cercana playa nudista.

Y ese fue el gran aliciente del juego. Varios encuentros senuales con féminas de ojos grandes que nos tentaban tras la pantalla. En revistas como MicroMania u OKPC se le dio una atención desmesurada. Hoy quizás lo veamos exagerado, pero en aquel entonces hay que entender que las cosas que llegaban de Japón eran escasas. Súmale la temática y que, además, gráficamente entraba por los ojos y ya tenías un éxito asegurado.

El aumento de resolución de los habituales por entonces 320×240, a unos nítidos 640×480 conseguía que los gráficos quedasen limpios y definidos a pesar de tener solo 16 colores. El trabajo de sombreado, tramado y dithering realizado con exquisito pixelart es aun hoy digno de alabar. Hay que decir que los resultados, dependiendo del personaje eran algo desiguales, pero en aquel entonces, ver en nuestro pequeño CRT de 14 pulgadas esas ilustraciones al más puro estilo manga nos tenía ensimismados. De hecho, recuerdo que me dedique a sacar pantallazos de cualquier personaje que apareciese en pantalla, no solo las obvias chicas en pelotas que debíamos conquistar, sino también de todos los enemigos que aparecían. Siempre me gustaron los diseños de los que hacía gala el juego.

Las mecánicas eran las típicas de cualquier juego de rol con vista cenital. Moverse, entrar en edificios, hablar e incluso había que realizar trabajos (uno de ellos repartiendo pizzas) para conseguir dinero. Recuerdo que era una parte bastante divertida del desarrollo. También había que combatir a los enemigos en tiempo real, con la ayuda del ratón, cambio realizado para la versión occidental, ya que el original japonés estaba basado en turnos. Aquí, todo cambió a un interfaz “point & click” más acorde a los gustos del jugador occidental. Eso si, los encuentros son aleatorios, aunque no molestos. Hay que decir que sigue teniendo un manejo estupendo, dinámico y que no ha envejecido demasiado mal.

El “point & click” se mantuvo en los encuentros amorosos del protagonista, en los que, ratón en mano, debíamos complacer a las chicas que nos encontrásemos de manera que no nos dejasen con la miel en los labios. Además de las chicas que podíamos conquistar, también existían fotos coleccionables a lo largo del juego, pero no recuerdo como se conseguían. Lo que si recuerdo es que en cierto momento del juego, nuestra compañera nos criticaba por tenerlas.

Posteriormente Megatech lanzo Metal & Lace, en esta ocasión un juego de lucha con “robo-babes” como ellos decían. Nunca lo jugué en su día, pero al probarlo en el presente, me he encontrado un juego tosco, lento y casi injugable. Una producción a años luz de la ambientada en Cobra City, aunque se redimieron con Knights of Xentar, otro RPG ambientado esta vez en un mundo de fantasía heroica.

Aun le guardo mucho cariño a este primigenio juego al estilo Anime. Lo curioso es que conservo el manual del juego (que contenía las claves para acceder), pero nunca compramos el juego original, si no que lo jugamos prestado… me da que nunca lo devolvimos a su legítimo dueño.

2 comentarios en “Aquel RPG guarrete: Cobra Mission”

  1. Yo no pude conocer Cobra Mission en su momento. Por aquel entonces, para mí, tener PC propio era, como mucho, un sueño de los que se tienen con 40 de fiebre, pues mi padre tardaría aún unos años en comprármelo. Sí que en el 93 o 94 conocí muchos juegos de MS-DOS en casa de mi primo, pero este no estuvo entre ellos.

    Sin duda tengo que echarle un vistazo a ver cómo va el asunto XD. Por lo que comentas, gráficamente se ve potente (y nunca mejor dicho XD). Así que lo dejo en mi lista de pendientes :D. Los 90 fueron un cajón de sastre de lo más interesante. A mí (y aunque me repito mucho) me parece la década más interesante del mundo del videojuego, la que más me gusta repasar y redescubrir. ¡Un saludo y muy buen artículo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola! quizás hoy en dia te resulte tosco y la tematica es posible que no te atraiga como si fueses un adolescente con las hormonas por las nubes :D pero aun sigue dando el tipo.
      Como ya dije, se juega aun bien.
      Efectivamente, como bien dices, los 90 son la epoca mas bonita del videojuego, al menos para mi tambien. Los 80 molaron, pero los 90 aun mas :D
      Gracias como siempre por leerme y por comentar.

      slaudos

      Le gusta a 1 persona

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .