Another World

Creado por Eric Chahi, cuenta la historia de Lester Knight Chaykin, un físico empolloncete que ha llegado a lo mas alto. Su vida transcurre entre su Ferrari y su amado colisionador de hadrones. Una noche de tormenta, sin poder dormir, se acerca al acelerador de partículas a trabajar un poco (esta claro que el Ferrari no atrae a muchas mujeres a su cama…) y tras tomarse un red bull, se dedica a configurar un experimento en su consola. La mala suerte hará que un rayo caiga en el acelerador justo en el momento en el que el experimento comienza. A partir de aquí, la vida de Lester Knight Chaykin cambia por completo…

Seguir leyendo Another World

Traumas: Robocop

Incomoda e hipnótica. Esas son las palabras que definen lo que pensé de Robocop la primera vez que la ví, cuando debía tener 11 o 12 años. Soy hijo del cine de los 80 y crecí  con ese tipo de películas, pero os juro que cuando vi la película de Verhoeven, no estaba preparado para ella.

Brutal, salvaje, violenta hasta decir basta, … se pueden decir muchas cosas acerca de Robocop. Yo por mi parte, no me dedicare a realizar una critica de ella aquí, aunque está entre mis cintas favoritas de siempre y la considero como la mejor película de Verhoeven. Hoy tan solo enumerare el ranking de escenas que me traumatizaron en su día y que, aun hoy, me evocan cierta incomodidad al verlas.

Seguir leyendo Traumas: Robocop

Atari 2600: Mi primera videoconsola

Debía correr el año 1988 si no recuerdo mal, y en Junio mi hermano y yo hicimos la comunión. Multitud de regalos entraron en casa y entre ellos, una consola de color negro y forma aerodinámica: nuestra querida Atari 2600.

Era un tiempo en que la consola ya estaba de capa caída. La NES, la Master System la superaban técnicamente y los ordenadores personales como el Spectrum o el Amstrad CPC empezaban a dar paso a los PC-AT y a los Amiga 500 de Commodore. Por ello, una punzada de reticencia hacia la consola me hacia pensar que era una reliquia del pasado. Yo lo que quería era ver los gráficos de un CPC en mi casa y no los cacho cuadros de aquella Atari 2600. Incluso me moría de envidia por no tener una Atari 7800.

Y aun así, gaste horas y horas delante de aquella «reliquia». ¿Porque? sigue leyendo.

Seguir leyendo Atari 2600: Mi primera videoconsola

Traumas: Freddy Krueger

De entre todos los monstruos, psicópatas y colgados que poblaban las películas de terror de los años 80 y los 90, existía uno que mi yo de aquel entonces temía con especial intensidad.

El simple hecho de ser un personaje que atacaba a sus victimas en sus propios sueños, conseguía que ni si quiera en tu cama te sintieses a salvo. Con Michael Myers o Jason Voorhees era diferente: tu cama era tu refugio y, el simple hecho de taparte con las mantas hasta la cabeza, te ponía a salvo de sus afilados cuchillos y machetes. Con Freddy Krueger eso no era posible. Dormir significaba seguir pasando miedo.

Seguir leyendo Traumas: Freddy Krueger

Mis Clasicos de GBA: Final Fantasy Tactics Advance

Aunque siempre que he tratado el tema videojueguil lo he hecho acercándome siempre a juegos del siglo XX, hoy haré una excepción y hablare de un titulo que, si bien no es el paradigma de la modernidad y el 3D, si es un poco mas actual que Another World o The secret of Monkey Island. Estoy refiriéndome a Final Fantasy tactics advance para Gameboy Advance.

Seguramente es el juego al que mas horas he dedicado de largo.

Seguir leyendo Mis Clasicos de GBA: Final Fantasy Tactics Advance

Use Your Illusion, la obra maestra de Guns n’ Roses

En entradas anteriores dedicadas a Iron Maiden, comente que mi entrada en el mundo del metal fue el disco 7th son of a 7th son, pero no fui totalmente sincero con vosotros. Antes de Steve Harris y compañía, otro grupo dedicado a sonidos mas o menos duros, impactó en mis oídos. Fue su disco el que me sacó de del aletargamiento que la edad del pavo supone. Hablo del para muchos sobrevalorado y por otros endiosado Use your Illusion de Guns & Roses. Quizá yo pertenezca al segundo grupo.

Seguir leyendo Use Your Illusion, la obra maestra de Guns n’ Roses

Dragon Ball: Ahí empezó todo…

1990, Agosto, Alicante. Dos hermanos ven la tele tras haber pasado una mañana en la playa. En una parada al llegar al «Canal 9», una imagen se graba en sus retinas: Un niño con los pelos de punta, rabo y un palo en la mano se dedica a repartir tollinas a varios enemigos antropomórficos. Este es el momento en el que la vida de dos personas da un vuelco. Llamadlo reset, Alfa, Omega, Renacimiento o como queráis, pero a partir de ese momento, la vida ya no será lo mismo.

El profundo trauma de ver unos dibujos en la tele dedicados a las artes marciales (por aquel entonces nos encantaban las películas venidas de Oriente) nos abrió un mundo nuevo. Sin embargo todo lo bueno se acaba, y cuando las vacaciones terminaron, volvimos a Madrid con un puñado de episodios en la memoria, pero ninguna esperanza de volver a ver a aquel niño que hablaba en valenciano.

Pero el destino hizo que Telemadrid, un año después comenzara la emisión de Bola de Dragón, y ahí fue cuando caímos definitivamente en las garras del frikerio mas absoluto. Seguir leyendo Dragon Ball: Ahí empezó todo…

Yo Queria un Amiga 500

He de reconocer que no tuve ordenador personal hasta 1991, cuando acababa de cumplir 14 veranos.

Durante años miré con cierta envidia a compañeros de colegio que machacaban las teclas de sus Spectrum y sus CPCs jugando al Ole toro y al Emilio Butragueño; «Ey, vamos a casa de Fulano a hacer el trabajo de sociales, que tiene ordenador y así jugamos después de hacer los deberes jugar». Por eso nunca íbamos a mi casa a hacer trabajos del colegio (aunque cuando probaron los sándwiches de mi padre la cosa cambió, pero esa es otra historia).

Así que mi único contacto con los ordenadores antes de aquel año fue a través de los PCs del escaparate del «Ivarte» de mi barrio y con el Spectrum de mi amigo Javi: tardes de Sábado interminables cargando cintas, merendando, para luego jugar 10 minutos al R-Type antes de irme a casa. Aquello duro poco, porque mi amigo Javi se compro enseguida otro ordenador, uno del que yo nunca había oído hablar: Un Amiga 500.

Seguir leyendo Yo Queria un Amiga 500

Terminator 2: Metal por un tubo

Corría diciembre del año 1991 , fecha en la cual se estrenaba en España Terminator 2: el juicio final. Toneladas de merchandising, anuncios, videojuegos y Terminators te perseguían por la calle. El logo de T2 era omnipresente. En concreto recuerdo la promoción de unos chicles que regalaban una Game Boy si completabas la palabra «Terminator 2» con una letras que incluían en cada chicle. Evidentemente podías comer chicles a puñados y solo conseguirías que se te cayeran los dientes antes de completar la palabra. Creo recordar que la letra «A» era la rara. Bien, pues yo comí muchos chicles ese año, pero no vi Terminator 2. me inflé a comprar cromos (que aún conservo) y chicles pero nunca vi la película en los cines. Y lo lamenté durante muchos años.

Seguir leyendo Terminator 2: Metal por un tubo