Traumas: Freddy Krueger

De entre todos los monstruos, psicópatas y colgados que poblaban las películas de terror de los años 80 y los 90, existía uno que mi yo de aquel entonces temía con especial intensidad.

El simple hecho de ser un personaje que atacaba a sus victimas en sus propios sueños, conseguía que ni si quiera en tu cama te sintieses a salvo. Con Michael Myers o Jason Voorhees era diferente: tu cama era tu refugio y, el simple hecho de taparte con las mantas hasta la cabeza, te ponía a salvo de sus afilados cuchillos y machetes. Con Freddy Krueger eso no era posible. Dormir significaba seguir pasando miedo.

Tuve la suerte de ver las películas de Pesadilla en Elm Street prácticamente en orden, por lo que el primer recuerdo que tengo del famoso personaje de Freddy es totalmente aterrador. Aquel desfigurado rostro lleno de quemaduras, el jersey a rayas daltónicas y su inconfundible sombrero, vestían al letal guante con cuchillas.

Turbador era el origen del personaje para un chaval como yo. Un asesino de niños, armado con cuchillas. El simple hecho de pensar en Freddy Krueger vivo, antes de su muerte a manos del vecindario, era casi mas aterrador que la criatura que se colaba en tus sueños. Un psicópata, tristemente real y que no es difícil imaginar en el mundo en el que vivimos. Por suerte, la fantasía se apoderaba del relato sin tapujos, por lo que el inquietante origen del personaje quedaba en un segundo plano.

Aquella primera película, filmada con acierto por Wes Craven, era una original propuesta. Una magnifica película de terror que es ya un clásico. Un villano casi indestructible que podía matarte mientras dormías era lo mas temible que te podías echar a la cara en aquel entonces. No había lugar al que huir.

Te voy a recortar las puntas…

Y por supuesto, el merito no solo pertenece a la idea y a la ejecución de la cinta. El personaje no seria lo mismo sin Robert Englund. Para algunos actores es una maldición ser recordados tan solo por un papel, pero en el caso del Señor Englund, es lo que le hará inmortal. Ni siquiera Jackie Earle Haley en el inefable remake reciente, puede acercarse al estupendo trabajo del actor original.

Tras aquella primera película, la saga fue degenerando hacia un batiburrillo de ideas, en el que se hacia especial hincapié en el origen del personaje, de raíces religiosas, y mas tarde tribal-ancestrales y en el aspecto cómico-festivo de Freddy, originalmente irónico, pero que en sucesivas entregas se desvelaba como un clon oscuro de Spider-man, con frases cómicas y chascarrillos fáciles que poblaban el metraje. No me malinterpretéis, he conseguido disfrutar de toda la saga sin echar de menos el terror puro de la primera entrega (y de la tercera también, por que no…) y el tono chistoso de Freddy, es algo que siempre acompañara al personaje. Siempre que Robert Englund este en su piel, el personaje funcionará sin importar lo serio o cómico que sea.

Mientras alguien se atreve a desenterrar el sombrero y el jersey a rayas (el reciente y lamentable remake no cuenta) seguiremos cantando su canción, esperando que Robert Englund vuelva a enfundarse el guante para entrar en nuestros sueños.

… 9, 10, Nunca mas dormirás…

6 comentarios en “Traumas: Freddy Krueger”

  1. Freddy Krueger… Que gran icono de los 80. Muchas veces, el cine de terror es menospreciado o puesto (por según qué círculos) a un nivel inferior al de otros géneros. Y más una película como esta, que es “terror para adolescentes”. Y a eso creo que se redujo “Pesadilla en Elm Street”, a una peli de sustos para chavales. Jamás se le va a dar el reconocimiento que tienen otras películas, estoy seguro. Pero a mí, la idea, me parece una de las más brillantes que haya visto, no ya en la década de los 80, sino en la historia del cine. Lo que es la idea en sí es grandiosa. Lo que comentas de que no puedas escapar de Freddy ni siquiera en casa y en tu cama es lo que al final hace que siempre sientas que los personajes estén perseguidos sin tregua. Sabes que al final tendrán que vérselas con él sí o sí y que no pueden escapar.

    ¡Qué suerte tuviste de poder ver aquellas películas en tu infancia! A mí jamás me dejaron mis padres (curioso, porque luego me dejaban ver cosas como “Alien”, “Terminator”, “Gremlins” o “La Cosa” XD). Pero siempre me dijeron que eran películas muy fuertes para mí (supongo que se olían que podrían darme pesadillas o algo).

    Y, sin embargo, era tal el poder del personaje que, sin haber visto las películas, le conocíamos todos los niños de mi barrio, amigos, etc. Se hablaban rumores de él y la leyenda que se creó en torno a él (por culpa de que a ninguno nos dejaban verlo) creció de forma tremenda. Le temíamos sin haberlo visto más que en pegatinas, pósters o en alguna revista.

    A mí me pasa como a tí, puedo disfrutar de toda la saga (a pesar de lo “peculiar” que se va volviendo). Mis preferidas son la primera y la tercera película… Aunque también me gusta mucho “La Nueva Pesadilla” por algunos aspectos que contiene. Pero todas son igualmente disfrutables aunque luego se vuelvan de una calidad más dudosa.

    ¡Saludos!

    P.D.: El remake tampoco me gustó. Ni una migaja. XD.

    Le gusta a 1 persona

    1. Tal como dices, la idea es poderosísima, una genialidad. Y el aspecto y tratamiento del personaje son estupendos.
      Yo creo que la debí ver con 10 u 11 años y me daba pavor. Y fíjate, mi hijo la ha visto con 9 y nada de nada. Le encanta pero no le da miedo. A mi no me dejaba ni dormir :D
      Gracias por comentar y leerme, como siempre!!

      Le gusta a 1 persona

      1. Buf… Madre mía… La verdad es que debió impactarte mucho con aquella edad. Es que está construido todo (tanto el personaje como la peli) de una manera que deja poso.

        Curioso lo que comentas de tu hijo. Justo este fin de semana comentaba esto con mi mujer. Tenemos una sobrina de 6 años a la que tampoco le da miedo ninguna película. Esta semana pasada vio con mi hermana “El Templo Maldito” (otra peli que nos ponía de los nervios a todos en la época con los bichos, corazones, etc) y es como si hubiese visto el último episodio de Peppa Pig XD. Y he visto ya a mucha gente de ahora que tampoco siente miedo con la saga de Freddy. Es un tema interesante y no sé si tendrá algo que ver con los estímulos a los que está sometida la sociedad y a la “subida de nivel” de impacto que hay en todo. A mí me choca porque solo el aspecto del personaje ya me daba miedo.

        Le gusta a 1 persona

  2. SI,DEFINITIVAMENTE NADIE SUPERARA EL TEMOR QUE CAUSA FREDY EN ALGUIEN,MAS AUN SI TE A TOCADO SOÑAR CON EL ;LO CUAL ES ALGO EXTRAÑO Y DEMASIADO PESADO ,PIENSAS QUE ES REAL Y CUANDO DESPIERTAS TE SIENTES CON MUCHA SUERTE,Y A LO LARGO DE TU DIA NO PUEDES EVITAR POR MOMENTOS PENSAR EN TU SUEÑO Y EN LO EXTRAÑA QUE FUE TU EXPERIENCIA.SABIENDO QUE ALGUN DIA VOLVERA A ESTAR EN TUS SUEÑOS.

    Me gusta

    1. Lo has definido perfectamente. Puedes decidir no ir por un callejon oscuro cuando estas despierto y evitar un problema, pero estando dormido estas a merced de los sueños, nada es decision tuya. No sabes si te llevaran con Krueger otra vez…

      Gracias por visitarnos y por comentar!

      Me gusta

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .