Traumas: Robocop

Incomoda e hipnótica. Esas son las palabras que definen lo que pensé de Robocop la primera vez que la ví, cuando debía tener 11 o 12 años. Soy hijo del cine de los 80 y crecí  con ese tipo de películas, pero os juro que cuando vi la película de Verhoeven, no estaba preparado para ella.

Brutal, salvaje, violenta hasta decir basta, … se pueden decir muchas cosas acerca de Robocop. Yo por mi parte, no me dedicare a realizar una critica de ella aquí, aunque está entre mis cintas favoritas de siempre y la considero como la mejor película de Verhoeven. Hoy tan solo enumerare el ranking de escenas que me traumatizaron en su día y que, aun hoy, me evocan cierta incomodidad al verlas.

Puesto 5: El hombre efervescente:

Todos la recordamos. A uno de los villanos, le cae encima una cuba de “vete tu a saber que” residuos químicos, y sale hecho un autentico guiñapo. Suplica ayuda mientras su piel se deshace y se despega de sus huesos, para terminar totalmente pulverizado por un coche y deshecho cual gazpacho veraniego.

Es quizás la escena que mas asco me daba cuando era un chavalito.

Puesto 4: Robocop recuerda…

Esta escena no es ni si quiera de acción. El momento en el que Robocop vuelve a su antigua casa, para ir descubriendo pequeños retazos de su vida anterior es una secuencia profundamente triste. Es una de esas cosas que dan un buen empaque a una película. En su día, el principio de esquizofrenia que Robocop sufre, confundiendo recuerdos y realidad, y la aceptación a posteriori de que jamás podría recuperar su vida pasada, me entristeció profundamente

Puesto 3: ¡Vicio, vicio!

El personajillo de Bob Morton (Miguel Ferrer) es el clásico malo que ni si quiera sabe ser malvado. Sus únicas aspiraciones consisten en vivir como un rey y tener sus vicios pagados. Su final se veía venir.

La secuencia en la que se da un fiestorro con dos guarrillas me dejo descolocado cuando en un momento dado, se pega un buen viaje de coca esnifada directamente de los pechos de una de sus amiguitas. yo era joven, y lo único que pensaba era que aquello era el súmmum de la depravación…

Puesto 2: La muerte de Murphy

No hay mucho que comentar acerca de esta escena, la cual me hacia temblar literalmente. La tortura a la que se ve sometido Murphy y el ensañamiento con el que se aplican sus ejecutores, casi te obligaba a apartar la mirada, ya que Verhoeven pasaba olímpicamente de contar cosas fuera de plano.

BRUTAL

Puesto 1: “Suelte el arma”

No es una escena particularmente sangrienta o desagradable, pero Verhoeven se recrea en el sufrimiento y la tensión que sufre un pobre desgraciado, encañonado por el ED-209, ante la atenta mirada de Cohaagen, perdón, Dick Jones.

En el momento en que el ED-209, vuelve a pedir a Kinney que tire su arma, aun cuando este ya se ha deshecho de ella, te das cuenta que algo muy chungo va a ocurrir. La longitud de la escena, durante la cual vemos a Kinney agacharse, suplicar, esconderse tras sus compañeros, es casi insoportable. Ves al resto de personajes huir de él como de la peste y te das cuenta de que tu harías lo mismo.

Finalmente Kinney es ejecutado y destrozado sin piedad. Hoy en día sigo poniéndome tenso cuando veo de nuevo la secuencia. Y es que, a veces para ser profundamente desagradable, no hace falta jugar con la casquería (aunque la escena va sobrada de ella). La simple perturbación (alargada hábilmente por Verhoeven) que produce una muerte inminente e inevitable es suficiente para dejar boquiabierto a cualquiera.

Y a vosotros, ¿cuales fueron las escenas que mas os traumatizaron de esta obra maestra?

7 comentarios en “Traumas: Robocop”

  1. ¡Me ha encantado el artículo!

    Bueno, lo primero: perdón por la tardanza en comentar últimamente. Pero estoy inmerso en una serie de cambios de vida por motivos laborales que me están siendo un infierno y no me están sentando nada bien, no. Apenas si tengo tiempo para nada y ganas para menos :-(. El mundo me parece un lugar cada vez más loco (y si sumo esos cambios de mi vida que me están machacando, más aún). Así que últimamente, cuando tengo un respiro, no puedo evitar ponerme un poco nostálgico. Por eso me ha encantado tanto tu artículo hablando de este películón ochentero que me recuerda a mi padre y sus alquileres de videoclub cuando yo era niño.

    Y es que lo has descrito tal cual: Robocop es una peli traumática donde las haya. Es que es una barbaridad. Yo, la verdad, creo que no podría añadir más a lo que has puesto. A mí también me traumatizaron esas mismas escenas. ¡Lo has bordado! Es que son muy fuertes incluso para ser una peli de acción de los 80. Tiene momentos muy muy crudos. Quizás mi número 1 sería la del “hombre esfervescente” XD. Esa a mí me dejó un malestar de ese que te queda por dentro y que te hace pensar en lo horrible que tiene que ser de verdad si a uno le pasase eso. Una barbaridad.

    Espero que sigas bien y que tu hombro esté ya más recuperado. ¡Un saludo! ¡Nos leemos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues espero que todo vaya mejorando y que estés bien. Yo también estoy viviendo una época extraña, como todos, pero en mi caso, la lesión me ha enseñado que ya no soy un chaval, y ahora ando rehabilitandome y intentando paliar las secuelas de tanta inactividad, que son unas cuantas y pasan factura anímicamente también. Laboralmente también estoy atravesando un momento complicado pero bueno, no queda más que seguir luchando. Desde aquí solo puedo mandarte ánimos. Todo mejorará ya verás. En breve estamos escribiendo de nuevo los dos.

      Pero volvamos a Robocop. La palabra que has usado, barbaridad, la define perfectamente. Una auténtica y genuina barbaridad desde luego. Yo estoy deseando verla con mi hijo y traumatizarle también :D

      Un saludo y gracias como siempre por tus palabras!

      Le gusta a 1 persona

      1. Muchísimas gracias por tus palabras, de verdad. Solo puedo también mandarte mis mayores ánimos para tus problemas y tu lesión. Para cualquier cosa en la que yo pueda ayudar (por poco que sea), aquí me tienes. Entiendo perfectamente los problemas anímicos a los que te refieres. Yo pasé hace pocos años por algo parecido. Es una larga historia, pero se me enlazaron una serie de lesiones que me tuvieron más de dos años casi imposibilitado más un cáncer que me vino detrás. Todo está superado ahora, pero el caminito oscuro que atravesé no se puede describir.

        Y es lo que dices, llega ese momento en que la vida te da un palmetazo en la cara y te roba unos cuantos kilos de inocencia. Ya te das cuenta de eso, de que no somos niños, que nada es tan seguro como parecía ser y que estamos expuestos como el que más. Supongo que estás atravesando “el túnel oscuro” que te toca en este momento. Pero estoy seguro de que, aunque parezca a veces muy difícil, verás la luz. Mucho ánimo. No nos queda otra que, durante este camino oscuro que nos toca atravesar (tal como los actos oscuros de las trilogías de pelis o novelas), logremos superarlo, transformarnos en el camino, aceptar las cosas y mejorar para salir reforzados de ello.

        Yo estoy también en una época tremendamente horrible de mi vida. No es un problema físico, sino más bien psicológico por las cuestiones laborales que te comento. Estoy también atravesando un túnel profundamente oscuro y en el que el final se ve muy muy lejos. Solo espero eso, poder encontrar lo mejor de mí para aplicarlo y salir de esto habiendo hecho siempre lo correcto y lo más justo.

        Espero que en un tiempo, como dices, estemos mucho mejor de esto y podamos celebrar el dejar ciertas cosas atrás.

        En fin, volviendo a Robocop, tengo ganas de volver a verla estos días. A ver si me la pongo. Este año me estoy dando un atracón de cine ochentero que me va a salir por las orejas, pero estoy descubriendo pelis que no conocí en su momento o redisfrutando de otras que son tremendas.

        Jajaja, pobre de tu hijo, espero que no le queden los mismos traumas que a nosotros con la peli XDD. En fin, un abrazo y seguimos hablando :-D ¡Que te mejores!

        Le gusta a 1 persona

      2. Esta claro que al lado de lo que pasaste haces unos años, lo mio son nimiedades. Me alegra mucho que pudieras salir de aquello.
        Y por supuesto, saldrás de esto seguro. Y lo mismo digo, para lo que necesites, aquí estamos.

        Muchos animos!!

        Le gusta a 1 persona

      3. Para nada son nimiedades, hombre. Créeme, aunque haya pasado por eso, muchas veces, cualquier pequeño problema me sigue preocupando. Cuando nos toca algo nos toca y, en diferentes medidas, siempre un problema es un problema y es importante para cada uno. Así que lo tuyo es tan importante como lo mío y espero que de verdad te recuperes lo mejor posible y te vaya bien. Muchas gracias por todo. ¡Igualmente y ánimos!

        Le gusta a 1 persona

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .