¡Kaneda, Kaori esta Sufriendo!

El manga y el anime supusieron mi entrada en el mundo del comic en particular, y en el mundo del frikismo en general. Sin el arte nipón jamás habría caído posteriormente en las poderosas redes del arte secuencial.

Así que, tras flipar con Dragon Ball, llegaba el momento de abrirse a otras series, y por aquel entonces la cosa era chunga para el otaku de a pie. Pocas cosas llegaban del lejano oriente, si exceptuamos el increíble film de Katsuhiro Otomo, basado en su propio manga, Akira.

Sino recuerdo mal, el estreno en Canal+ fue el detonante. Habíamos odio hablar de ella, nos habían contado que era la mas increíble película de animación jamás vista. Y cuando en Canal+ se decidieron a estrenarla (codificada eso si) se acabo la infancia, se termino Disney y los animales que hablaban. El anime llegaba con su buque insignia, una película que supuso un antes y un después en la industria de la animación y en el modo que todos teníamos en occidente de verla.

Conseguimos la película gracias al típico amiguete que tenia Canal+ en casa. Nos entregó aquel VHS y mi hermano y yo nos dispusimos a devorar dos horas de autentico espectáculo. No era el primer contacto que teníamos con la obra ya que, poco antes, habíamos comprado en un kiosko el numero 33 de la serie regular del comic, publicado por aquel entonces por Glenat a todo color. Un breve contacto que no evitó que fuesemos totalmente vírgenes a disfrutar de su visionado.

Como molaban las estelas de las motos…

Es curioso como funcionaban las cosas antes de Internet. Ahora ya sabes que te va a contar una película o que aspecto va a tener antes de su estreno. En aquel entonces, las pocas nociones que teníamos de Akira provocaban que nuestras cabezas construyeran una historia y unas expectativas que poco o nada tenían que ver con lo que finalmente veías. En el caso de Akira es curioso como el resultado final no se parecía en nada a lo que imaginé en un principio. Mas curioso es que todo aquello que imaginé de la película de Otomo, casaba perfectamente con Venus Wars, estupenda cinta de anime que se encuentra también entre mis favoritas.

Aquellas dos horas delante de la pantalla fueron como recibir una paliza. Los ojos de dos pre-adolescentes absorbieron algo que jamás habían visto. Drogas, violencia, destrucción, sangre. Un increíblemente real NeoTokyo se nos abría para mostrarnos lo mas bajo de una sociedad que albergaba corruptos políticos, obsesos científicos y jóvenes delincuentes. Todos ellos metidos en una historia que les venia muy grande. Y todo ello contado de una manera increible. Es que parecia que la pelicula estuviera hecha expresamente para nosotros…

Hay una escena que me traumatizó profundamente, y tras la cual uno veía la película con otros ojos, como curado de espanto. Es la escena en la que un hombre, intentando proteger a Takashi, uno de los niños, es alcanzado por la policía y acribillado a tiros en la calle. No es solo una escena brutal por la ejecución, si no también por la posterior e iracunda reacción de Takashi, que a pesar de romper tan solo algunos cristales, nos hace llegar toda la rabia e impotencia que le produce la situación.

Supongo que tras terminar la película, mi hermano y yo nos miramos, como despertando y sin saber si decirnos el uno al otro que no habíamos entendido una mierda. Si, esa era una de las maravillosas virtudes de Akira: No te enterabas de nada. Todo fluía, todo tenia un desarrollo lógico, pero al terminar era imposible recapitular y hacer un esquema general de lo que habías visto. Tan solo tras leer el manga original, uno se enteraba realmente de que estaba contándote el señor Otomo.

Manga y anime eran complementarios: El manga explicaba el anime, y el anime nos daba una versión ligeramente diferente el manga. Por ello, siempre recomendaré ver Akira al menos dos veces: una sin haber leído el manga y vivir la película como una experiencia, dejarse llevar por sus poderosas imágenes y sus personajes, y verla posteriormente tras haber leído el comic, con las ideas claras y con los agujeros de guión rellenos.

NeoTokyo, un personaje más de la película

¿Convierte su confuso guión en una obra fallida a Akira? Nada mas lejos de la realidad. Existe algo en la cinta que se queda dentro, que deja poso como solo las buenas películas saben hacer. ¿Podría haberse hecho de otro modo, mas clara y simplificada? Si, pero no seria la Akira que todos conocemos.

Aun años después, Akira es probablemente mi película de animación favorita y sobre todo, uno de los detonantes de mi pasión por el dibujo y la animación japonesa.

8 comentarios en “¡Kaneda, Kaori esta Sufriendo!”

  1. La escena en la que la policía abate al hombre a tiros también me produjo el mismo efecto. Desde luego, nunca había visto nada semejante a esta película, pero se me hizo algo pesada. De hecho, yo no soy muy fan del anime ni manga en general. Me gusta, pero prefiero sin duda el cómic occidental.

    Le gusta a 1 persona

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .