eXistenZ

Si bien David Cronenberg encaja de manera limítrofe dentro de las directrices del Cyberpunk, entendiendo este como un genero enmarcado en como la tecnología puede mutar al ser humano, fue eXistenZ (1999) su película mas cercana al genero, incluyendo Videojuegos e implantes corporales al mas puro estilo Cyberpunk 2020. Aunque siendo quien es, no podíamos esperar nada demasiado típico.

SPOILERS AHEAD!

Y es que el director de Scanners, fiel a sus filias, convierte el Cyberpunk en algo mas parecido a Biopunk. No tenemos aquí costosos implantes electrónicos. Ahora es el propio hardware el que se adapta a nosotros. Todo carne. Nueva carne en realidad. Un cordón umbilical nos une al software como el silicio jamás podría haber hecho. Su visión se aleja del Cyberpunk occidental, mas centrado en el aspecto social, y es mas cercana a la de autores como Shinya Tsukamoto, y a la visión japonesa del genero: El individuo fagocitado por la tecnología.

El canadiense construye un película muy sencilla, que va cayendo en espiral sobre si misma, (un poco como Origen pero bien contado) y que continuamente nos hace dudar si lo que vemos es real. Los sucesivos universos o escenarios en los que los personajes van cayendo varían ligeramente los anteriores, anclándose entre si mediante objetos o escenarios, pero haciendo que los personajes vayan olvidándose de si mismos atrapados en sucesivos alter egos a medida que avanzan sin freno hasta un final absolutamente delirante.

Es debido a esa aparente sencillez, por lo que eXistenZ es vista como una obra menor dentro de su filmografía. Sin embargo es coherente con la semiótica de los videojuegos (incluyendo PNJs en bucle) . Por otro lado, si bien no tiene la complejidad de otras obras del autor, supone un viaje que nos regala una serie de escenas e imágenes para no olvidar.

Esa pistola hecha de huesos que dispara muelas siempre formara parte de mis mas horribles pesadillas, al igual que el plato del que sale, El Especial del restaurante chino. No se quedan atrás la fabrica de componentes biológicos, los biopuertos que parecen órganos sexuales. o el maravilloso diseño de las vainas sobre las que el videojuego que da nombre al film se ejecuta: una mezcla de mando de XBOX, pezones y clítoris que se retuercen en manos de los protagonistas. Puro Cronenberg.

A nivel actoral, me parece que tiene un casting soberbio. Jeniffer Jason Leigh siempre llena la pantalla y no es una excepción aquí, acompañada por un Jude Law que encaja perfectamente en la galería de protagonistas del director. Tambien se pasean (desaprovechados eso si) Ian Holm y Willem Dafoe en personajes secundarios.

La música, obra de su habitual Howard Shore es correcta y viste perfectamente la película. De hecho ya se adivinaban aquí varios tropos que el compositor usaría posteriormente en la adaptación de El Señor de los anillos. A nivel técnico me gustaría destacar el lagarto de dos cabezas realizado estupendamente en CGI (no ha envejecido ni un ápice) y, por supuesto, los fantásticos efectos prácticos, tan locos casi como aquellas maquinas de escribir de El Almuerzo Desnudo.

eXistenZ supuso la vuelta del director al genero fantástico mas puro, que no veíamos desde prácticamente La mosca, y supone una mas que digna actualización de Videodrome. Aun me maravilla la idea de ese hardware biológico y sus extrañas formas e implicaciones sexuales, idea que nadie ha vuelto a recuperar (que yo sepa). Y es que es ahí es donde habita Cronenberg. Y cuando anida en tu cerebro, es muy difícil olvidarlo. Pocos pueden presumir de eso.

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .