¡Piratas!: En costas extrañas

Hace ya tiempo que leí En costas extrañas, libro escrito por Tim Powers. Y lo hice animado sobre todo por la circunstancia de que fue una de las fuentes de inspiración de Ron Gilbert a la hora de crear mi videojuego favorito The secret of monkey island.

Desde la primera hasta la ultima pagina no pude parar de leer.

El libro cuenta la historia de John Chandagnac, ex-titiritero que viaja a America a reclamar justicia a su tío, el cual ha heredado ilegalmente una fortuna que realmente pertenecía a su padre, ya fallecido. El punto de partida es sencillo y casi típico, pero obviamente todos sabemos que antes de que John pueda reclamar justicia, el destino le va a llevar por otros derroteros. A partir del primer encuentro del protagonista con Philip Davies, pirata que secuestra y rebautiza a John como Jack Shandy, se sucede una carrera por el caribe en la que hay cabida para todo: Vudu, la fuente de la juventud, Barbanegra, magia, romance y, por supuesto, piratería.

El libro es ágil, muy ágil. La estructura en capítulos mas o menos cortos no te deja parar, siempre estas dispuesto a leer un episodio mas. La ambientación es prácticamente perfecta, realmente te traslada a un tiempo en que la palabra piratería no significaba grabar un CD. El elenco de secundarios da un interesante fondo a las ya de por si apasionantes aventuras de John/Jack.

La sensación al terminar el libro es la de haber vivido un viaje muy largo, en el que han pasado multitud de cosas. Es interesante ponerse a rememorar cada una de las escenas leídas para darse cuenta de que son tantas, que estarás rumiando el libro durante una buena temporada. Esa es una buena sensación.

He reconocido en el libro mucho de las películas de Piratas del caribe (no en vano la cuarta parte se llama On stranger tides) y, por supuesto de The secret of Monkey island. Muchas de las escenas descritas en el libro tienen un reflejo en la obra maestra de Ron Gilbert. Incluso es fácil reconocer el sutil sentido del humor que Tim Powers imprime en algunas conversaciones y pasajes. El vudú es otro punto común entre las dos obras, con una presencia que se erige como puntal durante todo el relato.

A destacar dos pasajes que me gustaron en especial. Uno de ellos es el momento en el que los personajes intentan llegar a la fuente de la eterna juventud, con una descripción mas que acertada de los parajes que la rodean, los seres que pueblan el camino y la confusa y surrealista senda que deben seguir para llegar a la misma fuente, con uso de objetos mágicos incluido. La otra escena es menos grandiosa, pero realmente inmersiva, y es la que relata la primera semana de John/Jack entre los piratas, en la que se describe con acierto como los días se suceden en la playa entre ron, comida y extraños personajes.

También me ha encantado la cantidad de objetos mágicos y de vudú que aparecen a lo largo del libro, sobre todo la cabeza de perro o la lampara guía, que me han vuelto a evocar a algunos objetos de The secret of Monkey island.

En definitiva, una novela totalmente recomendada, llena de aventuras y escrita con maestría. Se lee en un suspiro y tiene magia y piratas, ¿Qué mas se puede pedir?.

4 comentarios en “¡Piratas!: En costas extrañas”

  1. Gran entrada y análisis del libro. A mí me da hasta rabia no compartir tu entusiasmo. Yo también lo leí por lo mismo, porque The Secret of Monkey Island es también casi una religión para mí. Pero tengo que decir que, aunque el libro no me disgustó, sí que es verdad que tampoco me entusiasmó en exceso. Me dejó un poco “a medio gas”. Es decir, que me gustó sin más… y ahí se quedó el asunto.

    Supongo que a veces también es la suma de circunstancias (tanto internas como externas), sumadas a la obra, lo que hace que algo te marque más o menos. En mi caso sí que sufrí un flechazo irreversible y eléctrico con Monkey Island, pero “En costas extrañas” apenas me dejó nada. Eso sí, le guardo un grandísimo respeto por ser la inspiración de lo que fue y porque, como dices, que me guste más o menos no quita que es una buena novela de aventuras y piratas. ¡Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Me alegra leerte de nuevo por aquí. Gracias por tu comentario.

      La verdad es que Tim Powers puede resultar a veces ligeramente plano. Yo lo pensé varias veces durante este libro, pero tiene algo que me encanta: ideas geniales y un rollo a lo autor clásico (muy Julio Verne) que me encanta. No tiene tampoco una estilo de esos que se leen con ansia, pero para mi tiene algo.

      Te recomiendo Las puertas de Anubis, a mi me gusto incluso mas que este.

      Volviendo a la obra magna de Ron Gilbert, acaba de salir el nuevo numero de la revista Retro Gamer, con portada de Monkey Island, lleva un reportaje de 10 paginas bastante majo. Por si te interesa :)

      slaudos y gracias por leerme!

      Le gusta a 1 persona

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .