…y mas Calabazas

En anteriores episodios, dejamos a Michael Weikath, Grosskopf y Roland Grapow  ante lo desconocido. Sin Hansen, Kiske y Schwichtenberg, ¿que pasaría en los convulsos años 90? Weikath contraatacó produciendo el gran retorno de Helloween , el comentado en el anterior articulo Master of the Rings, que estrenaba batería (Uli Kusch) y cantante (Andi Deris). Un disco que vendió incluso mas que Keeper of the seven Keys II y que supuso su triunfal retorno a la primera linea del Heavy Metal.

A partir de aquí, Helloween firmaron otra época de discos gloriosos uno detrás de otro. Al estupendo Master of the Rings, en cuyo titulo se adivinaba ya una vuelta a sus inicios mas metaleros, le siguieron las que son, probablemente, sus mejores grabaciones junto a sus adorados “Keepers”. Me refiero a The Time of the Oath y Better than raw, que supusieron un autentico puñetazo encima de la mesa. Son dos discos que casi me atrevo a ponerlos por encima de algunos de sus intocables clásicos.

The Time of the Oath ya nos daba una pista con su portada, y recupera del todo un sonido mas acorde con sus primeros discos. Power, Wake up the mountain o Burn son perfectos ejemplos de ello. No abandonaban sus facetas mas melódicas aquí, con dos increíbles baladas. El sonido era poderoso y Deris, aun con su  propio estilo, estaba sin duda alguna a la altura del legado de Kiske. Siempre me ha encantado la pista que da titulo al disco. Con un riff de esos que se quedan en la memoria para siempre.

Y, después de tan magna obra, se sacaron de la manga Better than Raw, que me acompañaba día si día también en mis días como universitario… De hecho, incluso pude verlos en directo teloneando a Iron Maiden en 1998, tras el estreno del disco.

Uli Kusch no solo conseguía que no echásemos de menos a Ingo, si no que proponía unas composiciones de un nivel excepcional (Revelations o Handful of pain son buenos ejemplos). En este disco el sonido se endurecía, se volvía mas pesado, mas oscuro, pero sin abandonar la velocidad y la melodía. Push es el perfecto single de apertura. Es un temazo brutal. Y el resto del disco no le va a la zaga. La variedad es aquí abrumadora, hay de todo para todos. Mis temas favoritos, aunque me resulta complicado elegir, I can, Revelations, Handful of Pain, Time… es que podría decirlos todos del principio al final. Obra cumbre de la formación de aquella época.

Tras estos tres discos, publicaron en 2000 The Dark Ride que, aun teniendo auténticos pepinazos como Mr Torture o Escalation 666, empezaba a dar síntomas de agotamiento.  Helloween comenzaba a virar hacia otra cosa. Se acrecentaba la oscuridad del sonido, y se alejaba de nuevo, como ya ocurrió durante la era Kiske, de sus raíces. Aun así escuche el disco hasta la nausea, y temas como If I could fly, siguen dando guerra en sus directos.

Helloween comenzó de nuevo a tener problemas en su formación, derivando en la expulsión de Kusch y Grapow, dos de los artífices de la resurrección de la banda. Aunque le di mucho al irregular Rabbit don’t come easy, la marcha de dichos dos integrantes influyo en la bajada de calidad. Incluso el intento de recuperacion del nombre Keeper of the Seven Keys, con el album publicado en 2005 me resulto fallido, pese a contar con algunos temazos de órdago, como Born on Judgment Day o el trallazo inicial, The King for a thousand years. Desde entonces, he ido perdiendo el gusto por sus discos. Correctos y agradables de escuchar eso si, pero sin la magia que encontraba en aquellos años. Quizás Gambling with the Devil del 2007 se pone casi a la altura de la época del Better than Raw pero sin llegar ser tan brillante.

Sin embargo, escuchando ese enorme directo que es United Alive in Madrid  , una vieja y olvidada sensación regresa. Escuchar a sus tres vocalistas juntos, en una envidiable forma, entonando esos clásicos de mi pasado, es algo que consigue emocionarme. Una reunion que promete un nuevo disco para este año, y del cual ya han adelantado un esperanzador pequeño aperitivo del single, llamado Skyfall.

Y es que ver a Kiske a estas alturas entonar esos agudos imposibles pone los pelos como escarpias. Sobre todo al lado de Kai Hansen… Por mi parte estoy preparado para afrontar lo que nos tienen preparados. ¿Sera este un nuevo capitulo de renacimiento de la banda?

 

3 comentarios en “…y mas Calabazas”

  1. Hey! Es verdad, del tiempo que he andado desconectado de la blogosfera, no me acordaba que te había pasado ese artículo y de que ya habías comentado en él. Indestructible me ha encantado, y si es verdad lo que dicen las dos reseñas que he leído sobre el disco, los mejores temas aún están sin conocer. Qué ganas por Dios…

    Buen inicio de semana!

    Le gusta a 1 persona

  2. Joder, qué gozada meterme en tu blog después de tanto tiempo (tengo todos abandonados, incluso el mío, como siempre) y toparme con esta entrada de Helloween. ¿Qué te puedo decir? ¡Es mi etapa favorita de Helloween! Aquí te dejo un enlace a una entrada donde hablo de esos años, concretamente de 1994 a 2000. Técnica y compositivamente, los mejores Helloween.

    Mi etapa favorita de Helloween

    Yo discrepo en lo que comentas del The Dark Ride, a mí me parece el disco más maduro y, en ningún momento, pienso que el disco se sensación de agotamiento. Ya quisieran miles de bandas firmar un disco así. Escalation 666, Sun Is Going Down…Ufff, vaya temas…Además, en el tour 2000-2001, sonaban espectacular en directo.

    Lo que sí se notaba era el mal rollo que ya había con Roland y Uli, sobre todo con el primero. En algunos directos que puedes encontrar en YouTube, como el famoso concierto de Korea en 2001, verás que ni se miran a la cara en todo el show.

    ¡Un abrazo, tío!

    En unos días escribiré sobre el nuevo single, Skyfall. Ayer me llegaron los dos vinilos que compré del single hace un par de meses. También compré hace una semana el álbum que, obviamente, me llegará en junio.

    Helloween 4ever!

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias por comentar y por leerme, como siempre.

      La verdad es que como ya comente en tu entrada dedicada a esa etapa de Helloween, también es mi etapa favorita del grupo. Esos 3 discos me parecen soberbios.

      El Dark Ride si que me gusta pero me descoloca a veces. Es heterogéneo, como lo era el Better than raw, pero me parece un paso atras.

      En cuando a Skyfall, he escuchado el tema recortado y me ha parecido un pastiche corta pega, espero que la versión de 12 min le de algo de coherencia, entiendo que los desarrollos serán mas lógicos durando el doble. Eso si, el sonido me ha encantado, mucho mejor que en sus últimos discos.

      El segundo tema que han presentado me gusta mas, muy etapa Deris. Se nota la vuelta de Hansen de todos modos en ambos temas, suena mucho a Gamma Ray todo.

      Y la portada, la has visto? me parece increíble. Al autor le sigo en Instagram y es una maquina. También hizo la portada de los últimos álbumes de Testament, preciosas también.

      slaudos

      Le gusta a 1 persona

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .