Archivo de la etiqueta: twin peaks

La Historia Secreta de Twin Peaks

Espectacular ¿compendio? ¿Investigación? ¿Biografía?… de los estados Unidos mas ocultos y por extensión del pueblo favorito del agente Cooper. Entre informes militares, leyendas antiguas y chismorreos de sus ciudadanos, el libro nos compone una fotografía de lo que ha sido Twin Peaks, lo que es, y lo que será. Todo diseñado con un gusto exquisito, reproduciendo cartas a mano, membretes oficiales y demás parafernalia. Es una novela que enlaza el final de la segunda temporada con la última, emitida 25 años después, y rellena huecos tanto de su encarnación original, como nos anticipa temas tratados en dicha última temporada. ¿Listos para volver al pueblo de Laura Palmer?

Seguir leyendo La Historia Secreta de Twin Peaks

Twin Peaks, 10 momentos

Han sido 18 episodios memorables en general. y, aunque ya me he explayado a gusto acerca de este hito de la Tv moderna, no queria dejar de hacer mención a algunos de los momentos aislados que mas me han gustado de esta ultima temporada.

Las Risas

Dentro del especial humor que practica David Lynch, me quedo con 3 escenas que me han hecho reír a carcajadas en esta temporada.

La primera de ellas, ha sido el momento estelar de Wally Brando, el hijo de Andy y Lucy. Espectacular monologo, absurdo, ridículo y vergonzante en boca de cualquiera, pero sencillamente épico dentro de la serie. Atención a las caras de Frank Truman.

La siguiente escena hizo que me atragantase, por lo inesperado y descojonante de la resolución del dialogo. Corta, concisa y para mearse. Hay que verla.

El bailecito de los Mitchum entrando en la oficina de Douggie. Oro puro con esa música…

Lo raro

La escena en la fortaleza purpura, esa nave espacial en medio de la nada, donde habita un ser sin ojos que olisquea a Cooper, en la que  todo es ensordecedor por los golpes repetidos… Lynch haciendo lo que mejor sabe hacer.

No lo enlazare aquí pero el episodio 8, no es solo una de las cosas mas increíbles que se verán en la TV en mucho tiempo, si no que es una oda a lo bizarro y a lo raro.

Lo absurdo

Con esta he dudado: a punto he estado de meterla en la seccion de “Las risas”. El pulso entre el cacho carne y el Cooper malo. De patio de colegio. Honor entre maleantes.

Una divertidisima escena con los Mitchum, esos mafiosos con buen corazón, con Cooper teniendo un momento de lucidez incluido.

El terror

El asesinato de Hastings. Con esos hombres tiznados apareciendo de la nada. A la hora de hacer pasar miedo, Lynch es un maestro.

El famoso “gotta light?” (¿tiene fuego? en español). Esa voz con interferencias, lo raro de la situacion… Y por supuesto, la escena previa en la estacion de radio. El sonido, cortesia de Lynch ayuda…

El terror en Twin Peaks no solo esta en lo fantastico, si no en los monstruos que habitan lo real. Al igual que Leo en la serie original, Richard horne se lleva la palma maltratando a su abuela. Terror real.

Me dejo muchísimas en el tintero. Esta temporada es para revisarla varias veces e ir encontrando pequeños tesoros a cada minuto.

Gracias David Lynch, y gracias Mark Frost, por haber hecho algo tan unico. Espero que nos veamos dentro de 25 años.

Twin Peaks, la realidad

Tras el final de tebeo que resolvia la batalla de los dos Cooper, y su intento por salvar a Laura, Lynch nos adentra en un oscuro final.

Aquel que quiera seguir viviendo en aquel maravilloso pueblo, o sonreír con nuestros mafiosos bonachones favoritos, podrá dejar de ver la serie aquí, y no seguir adelante. Cortar tras la despedida de Cooper de la oficina del sheriff Truman, o incluso tras el intento fallido (o no) de salvación de Laura, y vivir con el feliz recuerdo de la derrota de BOB, o con el fracaso a la hora de perder a Laura justo antes de llegar a la Logia blanca. Final bueno o final malo. Pero si continuas adelante…

Seguir leyendo Twin Peaks, la realidad

Twin Peaks, el sueño

Ideas, ideas, ideas… Tras finalizar el ultimo episodio de la tercera temporada de Twin Peaks (y seguramente el ultimo que jamas vayamos a ver de esta serie) cientos de ideas, teorías vienen a la cabeza. A veces verbalizadas en forma de insulto dirigido a sus creadores. A veces en alabanza infinita. Pero de algo si estoy seguro: Pocas, por no decir ninguna, de las ficciones televisivas a las que he sido asiduo, me va a proporcionar tanto en lo que pensar, y tanto que analizar y discutir acerca de su contenido, intenciones y certezas.

He disfrutado todos y cada uno de los episodios de esta tercera temporada. Sorprendentemente, todo parecía tener un sentido, una linealidad y un objetivo que escamaban. Sin embrago, Lynch se encontraba agazapado, al igual que Bob en aquella genial imagen de la serie original, en los detalles. En los sonidos, en los planos, horas, fechas y vestimentas de sus personajes. Detalles que se te escapaban, pero revolvían en ti una ligera punzada, que te hacían pensar que algo no iba bien. Las lineas argumentales de esta temporada, con sus rarezas, se dirigían a un sitio. Lo que no sabíamos es que ese sitio no es donde quería llegar David Lynch.

Me vais a perdonar, pero este articulo no va a estar ordenado, seguramente sea incongruente, y probablemente sera pesado de leer, o quizás tendrá mas de una entrega. No lo se. Las ideas se agolpan en mi cabeza. David Lynch, grande, haces que pensemos, una vez mas.

Seguir leyendo Twin Peaks, el sueño

Twin Peaks, la nueva

Aun voy por el episodio 3×11 de la tercera (y se supone que ultima) temporada de Twin Peaks, pero puedo decir sin equivocarme que me esta dando los mejores momentos delante de una TV de los ultimos años.

Y es que, si bien uno comienza la temporada con extrañeza y, sobre todo, nostalgia, es imposible no dejarse llevar por el buen hacer de David Lynch, y disfrutar de todas y cada una de las secuencias que nos ha preparado. Desde las mas terrorificas a las mas surrealistas. De las mas oniricas a las dolorosamente reales. Es Lynch en estado puro.

La tercera temporada de Twin Peaks es mas cercana a “Fuego, camina conmigo” que a la serie original. Era cierto eso de que estaba concebida como una película de 19 horas mas que como una temporada al uso. Y aunque a la altura por la que voy, todo esta tendiendo de nuevo a volver a nuestro añorado pueblo y sus personajes mas iconicos, el comienzo de la temporada es todo un viaje inesperado, desubicado, y en el que Lynch destroza nuestras ansias de nostalgia, en favor de nuevas tramas y personajes que no hacen si no descolocarte aun mas. Y aun asi el resultado es increíble.

¿Tiene Fuego?

Episodios como el tan comentado 3×08, en el que Lynch ahonda profundamente en las raíces mitológicas de la serie, y en el que secuencia tras secuencia se confirma como un director fuera de serie, ya no solo en lo simbólico, si no en lo visual, confirman que el regreso de la serie no es uno de tantos, si no una verdadera y autentica continuación, ampliación y cierre de un clásico de la televisión.

Espero poder terminar la temporada en unos días y poder escribir algo mas acorde a lo que se merece Twin Peaks, y con mas spoilers, por supuesto.

Twin Peaks, la clasica

Llevo unos días revisitando ese clásico televisivo de los 90, con el único fin de tenerlo todo frresco para enfrentarme a la nueva y tardía temporada y no puedo evitar hablar de ella. Y es que es curioso como todos y cada uno de los planos, diálogos y escenas, están grabados en mi memoria, como si los hubiese visto ayer.

Al menos la primera temporada, es pura magia televisiva, y dentro de su genialidad y calidad, uno no puede evitar preguntarse como pudieron dar salida a una obra así, creada por uno de los autores mas extraños y excéntricos del séptimo arte, David Lynch.

Y es que viendo la serie de nuevo, incomodan los diálogos (casi típicos), las secuencias (extrañas e irreales), los personajes (meros arquetipos con un pequeño detalle que los lleva al lado oscuro), y ese tono de telenovela (que el propio Lynch parodia en Invitación al amor) mezclado con la mas pura comedia surrealista y el terror mas primigenio, pero en conjunto, todo funciona a un nivel subconsciente que te deja satisfecho como ninguna otra serie lo hará.

El punto de partida, un asesinato, un cadáver (con un plano de Laura Palmer que es ya un clásico entre los clásicos) parece obvio, típico, pero a medida que la serie avanza, todo se vuelve raro, muy raro. Ese universo Lynchiano, en el que los personajes pululan por la pantalla con sus rarezas, casi como si la cámara les pillase en sus que haceres diarios, sin ensalzar, ni estilizar nada de ellos. Esos fondos llenos de detalles y de acciones en principio ridículos, y en el fondo muy realistas, que inundan Twin Peaks con ese humor difícil, a veces incomprendido, pero siempre genial que tanto definen la serie.

Todos sabemos lo que ocurrió con la segunda temporada: ese misterio desvelado antes de tiempo, el distanciamiento de Lynch y la presencia de tramas que se perdían en lo mas telenovelesco y perdían la frescura y el juego de lo bizarro. Menos mal que los últimos 5 episodios enderezan el camino, y nos regalan un final de temporada como pocos. Con un Cooper vagando por la Logia negra, y con un espectador, acojonado en el sofá ante los gritos de Laura Palmer y las persecuciones de Bob. Ese terror que practica Lynch es básico, tosco e incluso cutre, pero son planos que no se olvidan y que acuden a veces por las noches para no dejarte dormir.

En conjunto, Twin Peaks funciona a muchos niveles y aunque muchas veces sea oscura, muy oscura, es curioso como el mejor recuerdo de ella es lo agradable de su entorno, lo entrañable de sus habitantes y lo reconfortante de recorrer esos paisajes y calles, sintiéndose arropados por sus personajes. No se porque sospecho que esa va a ser la parte mas olvidada en la nueva locura de David Lynch, pero eso sera tema ya para otro articulo…