La Guerra de los Mundos de Steven Spielberg

La guerra de los mundos (2005) cierra esa ultima trilogía temática de Ciencia Ficción que Spielberg nos regaló a comienzos de este siglo. Y es que tras Inteligencia Artificial (2001) y Minority Report (2002) y la cinta que hoy nos ocupa, el “Rey Midas” no ha vuelto a tocar el genero, al menos, hasta el próximo estreno de Ready Player One, la cual me temo no estará a la altura de esta genial adaptación del original literario de H.G. Wells.

Reconozco que cuando fui al cine a ver La guerra de los mundos no iba muy entusiasmado. A los 15 minutos de película, agarrado a la butaca mientras Tom Cruise corría cubierto de cenizas humanas, tuve que cambiar de opinión.

Y es que ese tramo nervioso de huida histérica a través de calles y edificios me dejo totalmente agotado en la oscuridad de la sala. Una narración y un pulso de autentico genio. Un cine espectáculo que solo el sabe hacer y que, ya lo sabemos todos, solo funciona porque nos hace participes de los dramas que sus personajes arrastran. Tom Cruise, un padre inmaduro y egoísta, y unos niños abandonados por el, se convierten en nuestros ojos durante el retraje. Porque somos ellos. Spielbeg tiene el don de hacer que los personajes nos importen, por muy lejos que estemos de sus dilemas morales. Siempre hay algo en ellos que nos hace empatizar.

Si la escena inicial me dejo exhausto en aquella ocasión, es hoy en día (ya siendo padre) la que menos me turba. Porque el periplo de nuestro protagonista y sus hijos por una América destruida física y humanamente, acongoja mas si cabe cuando tus prioridades son otras.

Esta misma noche, mientras me recuperaba otra vez, al igual que Rachel (genialmente interpretada por Dakota Fanning) de esos cadáveres llevados por el rio, he sufrido de lo lindo con la secuencia del coche, en la que unos ciudadanos ya deshechos y traumatizados, hacen lo que sea por conseguir el coche de los protagonistas. Una hija atrapada en el coche, el otro perdido y golpeado, viendo como Ray ha dejado de controlar la vida de sus hijos, es una secuencia totalmente angustiosa. Spielberg sabe como hacer esas cosas. Al igual que su amigo James Cameron, pone mucho de si mismo en cada trabajo, y asistir a las decisiones que como padre debe tomar Ray durante la aventura, eleva la película a otro nivel. Dejar marchar a uno, matar por otro, pura metáfora vital.

Pero no solo de familias desestructuradas viven los guiones de Spielberg. Los dramas humanos de los que somos testigos durante el film, nos evocan claramente otros tiempos oscuros, con los que Spielberg tiene una clara conexión. Campos de exterminio como campos rojos de sangre, y miradas perdidas avanzando por un holocausto que no comprenden. No muy lejanas de las originales intenciones de Wells con su libro, que denunciaban sutilmente el salvaje imperialismo británico de la época.

Y en medio de todo ello, la habitual excelencia narrativa y el sentido del espectáculo de Spielberg. Con instantáneas que quedan grabadas a fuego en la retina, como ese tren en llamas avanzando quien sabe hacia donde, o esos campos de raíces rojas regadas con sangre que ponen los pelos de punta.

Todo ello acompañado por una banda sonora de John Williams, que huye de lo convencional y de las melodías tarareables, y nos sumerge en el terror y el suspense. Una partitura espectacular, llena de sorpresas e ideas increíbles.

Un clásico mas a sumar en la espectacular filmografia de su director.

4 comentarios en “La Guerra de los Mundos de Steven Spielberg”

  1. OBRA MAESTRA total, quizás la mejor de Spi en su etapa más reciente. Cuando sale el primer trípode de debajo de la acera y hace ese sonido… YO ME HICE CAQUITA. CORRED INSENTATOS!!
    Y esa colina…
    Y ese sótano con ese Tim Robbins…
    Y lo que pasa con la pistola.
    Y la escena de la carretera, que es completamente digital debido a los movimientos de cámara que quería hacer Spi.
    También diría que es una de las mejores interpretaciones de Tom Cruise. Dakota Fanning mítica en esa película. Y hasta el que hace de hijo, un buen actor que tuvo la ocurrencia de aceptar el papel de Son Goku y suicidar su carrera (de esa peli ni hablemos…)

    Le gusta a 1 persona

    1. Ya sabía yo que hablando de “la guerra de los mundos” te iba a invocar :)
      Aún nos recuerdo a los dos en el cine agarrados a la butaca después del ataque del primer trípode… 15 años ya…
      Es cierto, he hablado poco de los actores, pero ya me has hecho tú el trabajo. Te dejas a Eowyn, la madre de los niños, de madre embarazada a azote de los Nazgul 🤘
      A ver si pasas mas por aquí becerro.

      Me gusta

  2. Estoy totalmente de acuerdo, me parece una película muy notable. Yo también la vi en cine y una de las cosas que más recuerdo que me impactó fueron los efectos de sonido. Son demencialmente brutales si se cuenta con un buen equipo, y da la casualidad de que aquel cine lo tenía. ¡Y cómo sonaba! Parecía que la sala se venía abajo con cada sonido, era impresionante.

    Gran artículo, has dado en el clavo con muchas cosas que son geniales en esta película. Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .