¡Piratas! Black Sails

Acabo de ver el epsiodio 3×02 de Black Sails y he decidido que ya era el momento de hablar de esta excelente serie de piratas, producida por el canal Starz, y que nos cuenta a modo de precuela de “La isla del tesoro”, la historia del Capitán Flint, John Silver y sus correrías para conseguir el famoso tesoro que da nombre a la novela de Robert Louis Stevenson,

Los que pasáis por aquí con frecuencia sabéis de mi afición a las historias de Piratas. Desde aquel lejano primer encuentro con “The Secret of Monkey Island” es un tema y un genero al que me encanta volver a menudo, y Black Sails me esta proporcionando una muy generosa ración de piratas, Ron, y Caribe. Y con una calidad sobresaliente.

Seguir leyendo ¡Piratas! Black Sails

Anuncios

Neon Genesis Evangelion: robots traumatizados

¿Por donde empezar con Evangelion?

¿Diciendo que es una rayada frustrante? ¿Afirmando que es una excelente serie de robots gigantes y Kaijus? ¿Argumentando que es un profundo drama de personajes traumados en medio de una catástrofe bíblica? ¿Diciendo que es un increíble entretenimiento a la par que insufrible pedantería?

Todas y cada una de las afirmaciones son ciertas. Y es que Evangelion es muchas cosas a la vez, algunas buenas y algunas malas, y supuso un antes y un después en el anime ya no solo en España, sino en su propio país de origen, que vio como volvían a reinar en la televisión las producciones dedicadas a los robots gigantes, estandarte de la animación nipona durante los 70 y principios de los 80.

Hideaki Anno recuperó todo aquello que hacia grande al genero Mecha y lo aliñaba con personajes llenos de inseguridades y con graves problemas afectivos, reflejo en muchos casos de la propia sociedad japonesa. Este retrato extremo de muchos de sus protagonistas convierte la serie en un cuadro de complejas relaciones y dolorosos conflictos que la catapulto al éxito mas absoluto. La influencia en cuanto al desarrollo de personajes aun se deja notar en la actual animación japonesa, que ha pasado de centrar el protagonismo en personajes fuertes, decididos y ejemplares a incorporar roles ya no de antiheroe, si no de “antipersona” incluso, con deprimidos personajes casi suicidas en los que la alegría no tiene cabida.

Tampoco podemos olvidar todo aquello que rodea a la historia a nivel mitológico y que también hizo grande a Evangelion. La biblia es un poderoso referente del cual se pueden sacar muchas cosas, y Hideaki anno y los suyos recuperaron leyendas como la lanza de Longinos o Lillith para mezclar un pastiche de referencias judeocristianas que curiosamente funciona.

Y es que toda esa imagineria reinventada por los diseños de Yoshiyuki Sadamoto es potentisima, con un estilo espectacular y jugando muchas veces con un surrealismo que convierte la serie en un autentico viaje visual. Desde el diseño de la propia Lillith enmarcado en un rojo mar, hasta el aspecto de los propios ángeles que hostigan a la humanidad, totalmente inesperados y escapando de estándares de cualquier tipo tanto dentro del anime como de cualquier producción animada de la época.

Y si hablamos de diseño no puedo evitar mencionar el sublime aspecto de todos los interfaces informáticos de los ordenadores de NERV. Aun modernos y sin que el tiempo haya hecho mella en ellos. La serie tiene 20 años y aun da gusto ver el reloj de cuenta atrás de energía, o los interfaces de conexión entre los chicos y el Eva, totalmente claros y funcionales. Un autentico prodigio del diseño.

Ademas, la serie era técnicamente una pasada. Si, había episodios en los que había primeros planos interminables de la cara de lelo de Shinji, y los planos comunes se repetían sin cesar (panorámicas de NERV, la animación de preparación de los EVA…) pero las escenas de combate eran, y siguen siendo espectaculares. Aun no he visto las versiones nuevas pero la clásica es una pasada visualmente aunque hayan pasado 20 años.

Y que podemos decir de los personajes. Incluso el personaje principal es atípico. Un triste chico, deprimido, con unos gordisimos problemas afectivos y con unos también gordisimos cojones, por decir algo, por los cuales es incapaz de mover un dedo por nadie. Ni por si mismo. Ello es el motor mediante el cual la serie hace evolucionar a Shinji de manera ejemplar, pero también frustrante muchas veces, por las ganas que se le quedan al espectador de ahostiar al chico a medida que toma (o no toma) decisiones.

Existen otros personajes en cuyas vidas los trastornos paternofiliales son una constante también,  pero que afortunadamente tienen contrapunto en Asuka o Misato, en principio alegres y vivarachos pero con profundos problemas también. Sin olvidar grandes tragedias como la de Kaji y Rei (como olvidar a Rei) y personajes tan misteriosos como Kaworu.

A mi hermano y a mi nos dio la fiebre por Evangelion desde el momento en que se publicó. de hecho conservamos aun toda la colección en VHS. Y en aquel momento Anno nos parecía el Dios del Anime y Sadamoto su profeta. No solo comenzamos a comprar, obviamente, el manga, si no que cualquier cacharro que tuviese un EVA en la portada se venia para casa con nosotros. Aun me acuerdo de los storyboards que pillamos en las jornadas de manga y anime de Getafe del 98, una preciosidad, que no sirve para nada, pero, ¡ey! es de Evangelion… En fin, fue una fiebre de la que nos costo salir, como todas las de aquella época. Incluso el termino Dragonbaboso, acuñado por Lazaro Muñoz, comenzó a virar al de Evababoso, para designar a los fanboys evangélicos sin remedio.

Para mi, fue probablemente la primera serie de robots gigantes que me llenó, en parte gracias a lo novedoso del planteamiento y personajes, como por su ambiente apocalíptico y bíblico, que por aquel entonces me flipaba sobremanera. Era ver un ángel en algún manga y enamorarme automáticamente de el.

Y llevo años sin volver a verla así que espero ponerle remedio en breve y volver a Tokyo-3 con Misato y los demás para ver qué se cuentan 20 años después, quizás no sea este el último artículo dedicado a Evangelion que leáis por aquí…

American Gods: de Dioses y Muertos…

Vista por fin American Gods, la serie basada en el famoso libro de Neil Gaiman, puedo decir que es una de las producciones catodicas mas interesantes y satisfactorias que me he echado a la cara en los últimos años.

Amparados por el canal Starz, quien en los últimos años esta dándonos muy interesantes ficciones, y desarrollada para TV por el propio Gaiman, Brian Fuller y Michael Green, cuenta la historia de Sombra Moon, quien tras salir de la cárcel y habiendo perdido a su esposa en un accidente, decide comenzar a trabajar para un enigmático personaje llamado Sr. Miércoles, con quien recorre el país no solo físicamente, si no también mitologicamente. Una temática muy Gaiman, quien en el libro original retoma la querencia por los seres mágicos, ya desarrollada en su obra mas famosa, y en esta ocasión genialmente trasladada a la pequeña pantalla.

SPOILERS AHEAD

Seguir leyendo American Gods: de Dioses y Muertos…

Tunnels of Armageddon

De entre los cientos de juegos que ejecuté en mi querido 286 en los 90, este Tunnels of Armageddon (Tunnels para los amigos) desarrollado por la extinta California Dreams,  es uno de los que mas recuerdo, por su inmediatez, ingenio y factura técnica, la cual resuelve una suerte de FPS a lo Descent, pero con años de adelanto.

Tunnels es un juego de los de antes, donde las mecánicas, totalmente limitadas, se repiten a lo largo de niveles cada vez mas complicados, y aun así no cansa ni aburre. El ingenioso motor que construye los túneles que dan titulo al juego, a base de ciclos de color, profiere al juego una suavidad y un manejo que pocos juegos en primer a persona podían alcanzar en aquellos años.

Nunca olvidare aquella pantalla de presentación, con esa música saliendo por el altavoz interno del PC, previa a la sorpresa que suponía recorrer aquellos corredores con unos controles pulidisimos y con una suavidad espectacular para hablar de un juego que corría perfectamente con 12 mhz.

Y a pesar de todo ello, jamas he pasado de la tercera pantalla. Nunca. Es dificilisimo conseguir superar cada una de las fases. Aun no se como no me dio una ataque de epilepsia en las fases en las que las paredes se encogen y crecen sin parar, un autentico infierno aun para el mas experimentado piloto.

En fin, un muy exigente juego, sorprendente para la época y del que guardo un gran recuerdo. Ah! y funciona estupendamente en DosBox.

¡Tira la magia!

Creo que todo comenzó con Golden Axe, al menos así fue en mi barrio. Tú ibas tranquilamente repartiendo estopa con Ax Battler mientras tu amiguete, colocado en el joystick de la izquierda, manejaba al enano Gilius Thunderhead. En un momento dado, tras acabar con varios esqueletos, aparecían enemigos en monturas, y dos gigantes se descojonaban en una esquina, esperando darte bien de ostias. Y de repente, tu amigo comenzaba a mover el joystick como un loco y a dar a los botones como si le fuese la vida en ello. Dos monturas le mantienen atrapado y esta recibiendo de lo lindo. En ese momento y sólo en ese, escuchas la desesperada llamada de tu compañero de recreativa: “¡Tira la magia, tiralaaaa!”.

Seguir leyendo ¡Tira la magia!

The Congress: ¿Sueñan los productores con actores electricos?

Una actriz en horas bajas, se ve en la disyuntiva de firmar el ultimo y lucrativo contrato de su carrera para así poder cuidar de su hijo, aquejado de una rara enfermedad, aun a pesar de vender su imagen, y quizás algo mas…

Robin Wright se interpreta a si misma, o a su yo de un universo paralelo, en una propuesta muy interesante del director Israelí Ari Folman, que juega con la realidad, la critica al mundo cinematográfico actual y la lisergica evasión social en una película que si bien resulta muy estimulante, queda por debajo de lo que prometía al principio. ¿Fallida? si, pero también muy interesante, los dos términos no son excluyentes.

Seguir leyendo The Congress: ¿Sueñan los productores con actores electricos?

Una de cal y otra de arena: Resident Evil Final Chapter vs. No Respires

Si, lo se. No son comparables ni temáticamente, ni a nivel de pretensiones, pero ayer tuve sesión doble y vi las dos películas seguidas y no puedo evitar comentar lo mala que es una y lo mucho que me ha gustado la otra.

¿Cual es la buena y cual es la mala?

Seguir leyendo Una de cal y otra de arena: Resident Evil Final Chapter vs. No Respires

Mis clasicos de GBA: Metroid Fusion

De entre todos los clásicos de Game Boy Advance que he jugado, uno de los que mas desafíos me propuso convirtiéndose en uno de mis juegos de cabecera fue este Metroid Fusion, que Nintendo se saco de manga en 2002.

Y es que esta cuarta parte de la saga clásica de Nintendo es en realidad mi primer Metroid. El primero que jugué y, me avergüenza reconocerlo, el ultimo hasta el dia de hoy. Si, probe el Metroid Zero Mission en GBA, pero me decante por Fusion y lo deje aparcado indefinidamente, y también he intentado continuar mi partida de Prime en Wii muchas veces, pero no ha habido ninguno que me enganchara tanto como esta genialidad.

Seguir leyendo Mis clasicos de GBA: Metroid Fusion

5 canciones mas de Iron Maiden a descubrir, VOL. 3

Si en anteriores artículos dedicados a las canciones mas olvidadas de Maiden me centré en los últimos años de su carrera (bueno, últimos 20 años en realidad), hoy quiero sacar a relucir varios temas que uno tiende a obviar de sus discos mas clásicos.

Hooks in you, No prayer for the Dying (1990)

Harris y sus chicos entraron en la ultima década del S.XX con un disco sencillo y básico, que les hizo perder no pocos fans. A mi es un disco que me encanta por su estilo crudo y directo. Rescatar Hooks in you, con su genial riff y estilo mas hard-rock,  siempre es un placer

Die with your boots on, Piece of Mind (1983)

Un temazo escondido entre dos titanes como The Trooper y Flight of Icarus esta destinado a ser olvidado. Cosa de lo mas injusta porque desde las guitarras dobladas del inicio hasta el memorable estribillo, todo en esta canción suena a clásico.

The loneliness of the long distance runner, Somewhere in time (1986)

Inesperada cadencia machacona de batería a todo meter y temática deportiva para otra canción espectacular. Sigue sonando fresca 30 años después. La parte instrumental es oro puro.

Childhoods End, Fear of the Dark (1992)

Fear of the Dark, el ultimo clásico con Bruce Dickinson, en el que no todas las canciones funcionan. No es el caso de Childhoods End, con unas estrofas poderosas y unas melodías de quitarse el sombrero. De mis favoritas del álbum.

Public Enema Number One, No prayer for the Dying (1990)

Si, el titulo no es de los mas afortunados de la doncella, pero el estribillo me sigue poniendo los pelos de punta:

Fall on your knees today
And pray the world will mend its way
Get to your feet again
Refugees from the heartbreak and the pain

Anime Clásico: Doomed Megalopolis

Doomed Megalopolis, Ciudad condenada, tal y como me enseño mi profesor de Lengua en el instituto (me vio el VHS en la mochila y se animó a enseñarme su significado), es una serie de 4 OVAS, dirigidas por Rintaro en 1991, de aquellas que Manga Video, en los albores de la afición mangamaniaca, saco en nuestro país.

Basada en la famosa serie de novelas  Teito Monogatari de escritas por Hiroshi Aramata, de las cuales adapta los 4 primeros volumenes, trata acerca de la obsesión que tiene Yasunori Kato por destruir la ciudad de Tokyo a toda costa, y de los esfuerzos por detenerle de varios personajes y las consecuencias que tienen sus actos sobre la joven Yukari Tatsumiya.

Seguir leyendo Anime Clásico: Doomed Megalopolis

Twin Peaks, 10 momentos

Han sido 18 episodios memorables en general. y, aunque ya me he explayado a gusto acerca de este hito de la Tv moderna, no queria dejar de hacer mención a algunos de los momentos aislados que mas me han gustado de esta ultima temporada.

Las Risas

Dentro del especial humor que practica David Lynch, me quedo con 3 escenas que me han hecho reír a carcajadas en esta temporada.

La primera de ellas, ha sido el momento estelar de Wally Brando, el hijo de Andy y Lucy. Espectacular monologo, absurdo, ridículo y vergonzante en boca de cualquiera, pero sencillamente épico dentro de la serie. Atención a las caras de Frank Truman.

La siguiente escena hizo que me atragantase, por lo inesperado y descojonante de la resolución del dialogo. Corta, concisa y para mearse. Hay que verla.

El bailecito de los Mitchum entrando en la oficina de Douggie. Oro puro con esa música…

Lo raro

La escena en la fortaleza purpura, esa nave espacial en medio de la nada, donde habita un ser sin ojos que olisquea a Cooper, en la que  todo es ensordecedor por los golpes repetidos… Lynch haciendo lo que mejor sabe hacer.

No lo enlazare aquí pero el episodio 8, no es solo una de las cosas mas increíbles que se verán en la TV en mucho tiempo, si no que es una oda a lo bizarro y a lo raro.

Lo absurdo

Con esta he dudado: a punto he estado de meterla en la seccion de “Las risas”. El pulso entre el cacho carne y el Cooper malo. De patio de colegio. Honor entre maleantes.

Una divertidisima escena con los Mitchum, esos mafiosos con buen corazón, con Cooper teniendo un momento de lucidez incluido.

El terror

El asesinato de Hastings. Con esos hombres tiznados apareciendo de la nada. A la hora de hacer pasar miedo, Lynch es un maestro.

El famoso “gotta light?” (¿tiene fuego? en español). Esa voz con interferencias, lo raro de la situacion… Y por supuesto, la escena previa en la estacion de radio. El sonido, cortesia de Lynch ayuda…

El terror en Twin Peaks no solo esta en lo fantastico, si no en los monstruos que habitan lo real. Al igual que Leo en la serie original, Richard horne se lleva la palma maltratando a su abuela. Terror real.

Me dejo muchísimas en el tintero. Esta temporada es para revisarla varias veces e ir encontrando pequeños tesoros a cada minuto.

Gracias David Lynch, y gracias Mark Frost, por haber hecho algo tan unico. Espero que nos veamos dentro de 25 años.

Twin Peaks, la realidad

Tras el final de tebeo que resolvia la batalla de los dos Cooper, y su intento por salvar a Laura, Lynch nos adentra en un oscuro final.

Aquel que quiera seguir viviendo en aquel maravilloso pueblo, o sonreír con nuestros mafiosos bonachones favoritos, podrá dejar de ver la serie aquí, y no seguir adelante. Cortar tras la despedida de Cooper de la oficina del sheriff Truman, o incluso tras el intento fallido (o no) de salvación de Laura, y vivir con el feliz recuerdo de la derrota de BOB, o con el fracaso a la hora de perder a Laura justo antes de llegar a la Logia blanca. Final bueno o final malo. Pero si continuas adelante…

Seguir leyendo Twin Peaks, la realidad

Twin Peaks , el sueño

Ideas, ideas, ideas… Tras finalizar el ultimo episodio de la tercera temporada de Twin Peaks (y seguramente el ultimo que jamas vayamos a ver de esta serie) cientos de ideas, teorías vienen a la cabeza. A veces verbalizadas en forma de insulto dirigido a sus creadores. A veces en alabanza infinita. Pero de algo si estoy seguro: Pocas, por no decir ninguna, de las ficciones televisivas a las que he sido asiduo, me va a proporcionar tanto en lo que pensar, y tanto que analizar y discutir acerca de su contenido, intenciones y certezas.

He disfrutado todos y cada uno de los episodios de esta tercera temporada. Sorprendentemente, todo parecía tener un sentido, una linealidad y un objetivo que escamaban. Sin embrago, Lynch se encontraba agazapado, al igual que Bob en aquella genial imagen de la serie original, en los detalles. En los sonidos, en los planos, horas, fechas y vestimentas de sus personajes. Detalles que se te escapaban, pero revolvían en ti una ligera punzada, que te hacían pensar que algo no iba bien. Las lineas argumentales de esta temporada, con sus rarezas, se dirigían a un sitio. Lo que no sabíamos es que ese sitio no es donde quería llegar David Lynch.

Me vais a perdonar, pero este articulo no va a estar ordenado, seguramente sea incongruente, y probablemente sera pesado de leer, o quizás tendrá mas de una entrega. No lo se. Las ideas se agolpan en mi cabeza. David Lynch, grande, haces que pensemos, una vez mas.

Seguir leyendo Twin Peaks , el sueño

Twin Peaks, la nueva

Aun voy por el episodio 3×11 de la tercera (y se supone que ultima) temporada de Twin Peaks, pero puedo decir sin equivocarme que me esta dando los mejores momentos delante de una TV de los ultimos años.

Y es que, si bien uno comienza la temporada con extrañeza y, sobre todo, nostalgia, es imposible no dejarse llevar por el buen hacer de David Lynch, y disfrutar de todas y cada una de las secuencias que nos ha preparado. Desde las mas terrorificas a las mas surrealistas. De las mas oniricas a las dolorosamente reales. Es Lynch en estado puro.

La tercera temporada de Twin Peaks es mas cercana a “Fuego, camina conmigo” que a la serie original. Era cierto eso de que estaba concebida como una película de 19 horas mas que como una temporada al uso. Y aunque a la altura por la que voy, todo esta tendiendo de nuevo a volver a nuestro añorado pueblo y sus personajes mas iconicos, el comienzo de la temporada es todo un viaje inesperado, desubicado, y en el que Lynch destroza nuestras ansias de nostalgia, en favor de nuevas tramas y personajes que no hacen si no descolocarte aun mas. Y aun asi el resultado es increíble.

¿Tiene Fuego?

Episodios como el tan comentado 3×08, en el que Lynch ahonda profundamente en las raíces mitológicas de la serie, y en el que secuencia tras secuencia se confirma como un director fuera de serie, ya no solo en lo simbólico, si no en lo visual, confirman que el regreso de la serie no es uno de tantos, si no una verdadera y autentica continuación, ampliación y cierre de un clásico de la televisión.

Espero poder terminar la temporada en unos días y poder escribir algo mas acorde a lo que se merece Twin Peaks, y con mas spoilers, por supuesto.

Dedicado a ti, GBA SP, Compañera de fatigas

Si bien soy un apasionado de los videojuegos de mis años de juventud (los 90), nunca tuve demasiadas consolas, de hecho, tras mi adorada Atari 2600, no volví a tener una hasta bien entrado el siglo XXI. La elegida fue la maravillosa Game Boy Advance SP, de Nintendo, que tiene el honor de ser mi segunda videoconsola, y seguramente a la que mas horas le he echado de lejos.

Seguir leyendo Dedicado a ti, GBA SP, Compañera de fatigas

Twin Peaks, la clasica

Llevo unos días revisitando ese clásico televisivo de los 90, con el único fin de tenerlo todo frresco para enfrentarme a la nueva y tardía temporada y no puedo evitar hablar de ella. Y es que es curioso como todos y cada uno de los planos, diálogos y escenas, están grabados en mi memoria, como si los hubiese visto ayer.

Al menos la primera temporada, es pura magia televisiva, y dentro de su genialidad y calidad, uno no puede evitar preguntarse como pudieron dar salida a una obra así, creada por uno de los autores mas extraños y excéntricos del séptimo arte, David Lynch.

Y es que viendo la serie de nuevo, incomodan los diálogos (casi típicos), las secuencias (extrañas e irreales), los personajes (meros arquetipos con un pequeño detalle que los lleva al lado oscuro), y ese tono de telenovela (que el propio Lynch parodia en Invitación al amor) mezclado con la mas pura comedia surrealista y el terror mas primigenio, pero en conjunto, todo funciona a un nivel subconsciente que te deja satisfecho como ninguna otra serie lo hará.

El punto de partida, un asesinato, un cadáver (con un plano de Laura Palmer que es ya un clásico entre los clásicos) parece obvio, típico, pero a medida que la serie avanza, todo se vuelve raro, muy raro. Ese universo Lynchiano, en el que los personajes pululan por la pantalla con sus rarezas, casi como si la cámara les pillase en sus que haceres diarios, sin ensalzar, ni estilizar nada de ellos. Esos fondos llenos de detalles y de acciones en principio ridículos, y en el fondo muy realistas, que inundan Twin Peaks con ese humor difícil, a veces incomprendido, pero siempre genial que tanto definen la serie.

Todos sabemos lo que ocurrió con la segunda temporada: ese misterio desvelado antes de tiempo, el distanciamiento de Lynch y la presencia de tramas que se perdían en lo mas telenovelesco y perdían la frescura y el juego de lo bizarro. Menos mal que los últimos 5 episodios enderezan el camino, y nos regalan un final de temporada como pocos. Con un Cooper vagando por la Logia negra, y con un espectador, acojonado en el sofá ante los gritos de Laura Palmer y las persecuciones de Bob. Ese terror que practica Lynch es básico, tosco e incluso cutre, pero son planos que no se olvidan y que acuden a veces por las noches para no dejarte dormir.

En conjunto, Twin Peaks funciona a muchos niveles y aunque muchas veces sea oscura, muy oscura, es curioso como el mejor recuerdo de ella es lo agradable de su entorno, lo entrañable de sus habitantes y lo reconfortante de recorrer esos paisajes y calles, sintiéndose arropados por sus personajes. No se porque sospecho que esa va a ser la parte mas olvidada en la nueva locura de David Lynch, pero eso sera tema ya para otro articulo…

The Thing + The Thing

Remakes innecesarios, secuelas tardias, reboots desastrosos… Vivimos tiempos convulsos en las salas de cine. Todo se ha vuelto mas grande, mas espectacular, ¿mejor? Claramente no. Pero he aqui que a veces, solo a veces, una pequeña cinta, nos demuestra que aun hay mucho que contar, incluso tratándose del renacer de una franquicia que nunca lo fue, y que es puntal de la filmografia de ese gran genio del séptimo arte que es John Carpenter.

Vista por fin La cosa (The Thing, 2011) puedo afirmar que pocas precuelas o secuelas, están hechas con tanto acierto, cariño y respeto por el material original como esta. Es mas, tras ella me trague seguidamente La cosa (The Thing, 1982), y todo encajaba, y ademas me daba nuevas lecturas acerca de la obra maestra de Carpenter.

Seguir leyendo The Thing + The Thing

4+1 Maquinas asesinas que no querrías tener en tu contra

Verano, tiempo de recopilatorios, Mad-Mix, El golfo y como no, Maquina total.

Os dejo con mi propia seleccion de artículos dedicados a nuestras amigas, las maquinas con pistola (o culo metalico) que podrían darte billete al otro barrio si les tocas las narices.

Terminator

<<No se puede razonar con él. Es un exterminador. No siente lástima, ni remordimiento, ni miedo y no se detendrá ante nada, jamás, hasta que estés muerta..>> (Kyle Reese)

Agente Smith

Una Inteligencia artificial que se vuelve majara y pasa de sus directrices para ir a por su nemesis ya es motivo suficiente para correr. Lo se, no es un robot en el sentido estricto de la palabra, pero mete unas ostias como panes, aunque sean virtuales…

Robocop

Es policía pero esta tan traumatizado, tan inestable, que como se le crucen los cables y se salte las directrices, te deja bien chafado.

Bender Doblador Rodriguez

A Bender Doblador Rodríguez hacia que ponerle en la lista. Matar humanos es lo que dice en sueños, y es lo que haría si le pisas sobrio en un mal día

Bonus Track: Logan

Poco tiene de robot (si acaso el esqueleto metalico) pero no he podido evitar incluirlo, porque visto el despliegue de habilidades asesinas mostrado en Logan, no querrias tenerle persiguiendote…

¿Y tu? ¿A quien mas incluirias en esta lista?

Cars 3, McQueen ha madurado…

Rayo McQueen ha sido siempre el personaje de Pixar mas denostado por aquellos que esperan siempre del estudio americano las mas altas cotas de calidad. Ya lo dije hace años, en aquella vieja entrada acerca de Cars 2 y lo vuelvo a defender, son buenas peliculas, las dos. Sin embargo, tengo que desdecirme de algo y es que, efectivamente, a aquella secuela le faltaba algo. Era muy divertida, si, pero no llegaba a emocionar como otras, cosa que han corregido claramente en esta tercera parte, que creo que puedo considerar como la mejor de la trilogia.

Ya se apuntaba en el brutal teaser de hace unos meses, y es que desde el principio se nota el ambiente bucolico y crepuscular de la cinta. ¿Crepuscular? si amigos. Es una peli de coches que hablan pero es una historia acerca de la vida. De los cambios, una historia acerca de conocerse a si mismo, y a los demás.

Ya conocéis el argumento. Rayo McQueen se hace viejo, y las jóvenes promesas le comen el terreno, y por ello teme que le ocurra como a Hudson Hornet tras un accidente en la pista. Y lo que se perfila como una historia de superación y vuelta a los días de gloria, termina siendo algo totalmente diferente.

Y es que me ha emocionado ver a Rayo recorrer un viaje de autoconocimiento e introspección, volviendo a los mas puros orígenes, y descubriendose, ya no solo como aquel ganador que dejo de ser egoista y ególatra, si no como alguien que deja de pensar por completo en si mismo para pasar la batuta a otros.

Esa relación tan bien contada con Cruz Ramirez, su “entrenadora”, bien podría ser un reflejo de Pixar, con la vieja guardia cediendo el testigo a los mas jóvenes, que en un principio, y en cualquier ambito de la vida, son la amenaza, la muerte de nuestro estilo de vida actual, para mas tarde darnos cuenta de que son el futuro, y de que nuestro tiempo ya paso, al menos como titulares, y que lo mejor que podemos hacer es enseñarles todo lo que sabemos, y no solo para hacerlos mejores, si no para conservar un importante legado.

Desde esa genial escena en la playa, en la que Cruz entrena a Rayo, pero  nosotros vemos justamente lo contrario, (en un toque que convierte la cinta en algo demasiado predecible por poner una pega) asistimos a una película muy bien contada, sin estridencias de esas que tanto odian los gafapastas adoradores del Pixar mas cerrados. No hay cambios de perspectiva ni historias paralelas que nos alejen del camino que recorre la cinta.

El unico defecto de la película es quizas su predecibilidad. Como he comentado antes, desde el momento en que conocemos a Cruz Ramirez  y vemos la secuencia de la playa, ya sabemos por donde va a ir la historia y como va a afectar a Rayo. Es mas, el mismo diseño de Cruz, es una actualización de McQueen, con alguna linea mas agresiva, pero manteniendo la base del bólido rojo.

Así que, a todos aquellos que odien Cars, dadle una oportunidad a esta tercera parte. Encontrareis algo mas que una película de cochecitos.

La Niebla, ese final…

Revisitando este clásico moderno hace unos días, no podía evitar pensar en “Train to Busan”, película de la cual publiqué una entrada hace unas semanas, y que tantos  parecidos guarda con la excelente película de Frank Darabont, aunque con sutiles pero cruciales diferencias que convierten la producción americana  en algo mucho mas solido que su contrapunto coreano.

Recuerdo ir a ver “La niebla” al cine, con las ganas de alguien que adora ver adaptaciones de uno de sus escritores favoritos, pero sin muchos mas alicientes. Y también recuerdo salir de la sala mas que satisfecho y con un mal cuerpo que no veas. No evitaré aquí spoilers. Hablamos de una película de hace ya  10 años.

Seguir leyendo La Niebla, ese final…

Useless knowledge online | Videojuegos, peliculas, musica, comics …

A %d blogueros les gusta esto: