“Back to the Past”: Blaze, Tenth dimension

Hoy recupero una breve reseña del segundo disco de Blaze Bailey, “Tenth dimension”, que aun hoy, me sige gustando como el primer dia.

Disco del ex-cantante de Iron Maiden, Blaze Bailey, quien sustituyó a Bruce Dickinson cuando este se marcho en el 93, hasta su regreso en el 2000. Y es triste, pero no me habría fijado en este disco si no fuera por que Blaze Bailey fue vocalista de Maiden, y lo que es mas triste aun: no me habría fijado en él si no fuera doble y tuviera precio de sencillo. Así que lo pillé porque era barato y por un poco de curiosidad. Y cuando llegué a mi casa y lo puse, me encontré con una maldita maravilla.

Un disco muy, muy clásico de Heavy metal pero con giros y pinceladas originales a mas no poder. Grandes canciones, que no llevaran a este tipo a ser lo mas grande de este mundo, pero que le han hecho ganarse el respeto de muchísima gente, entre la que me incluyo. Trallazos heavys de la hostia como “Kill and destroy” (¿hay algo mas heavy que poner un titulo así y que empezar la canción con un solo de guitarra?), maravillas tipo Maiden como la canción que da titulo al álbum, riffs sorprendentes como el de “Stealing time”, influencias sabáticas en “Stranger to the light” o estribillos geniales como “Leap of faith”. Si todo esto no te es suficiente, incluye otro CD con 5 canciones de su anterior disco, directos (incluyendo “Futureal” que grabo en su etapa con Maiden) y un video.

Si te gusta el Heavy metal, te llevaras una agradable sorpresa con este maravillososo disco conceptual. Y encima es barato… ¿que mas quieres?

Anuncios

“Back to the Past”: Dragon Head

Volvemos al pasado para hablar de “Dragon Head”, un estupendo manga que nos trajo Glenat la decada pasada:

Otro acierto de Glenat, que nos esta trayendo desde hace meses autenticas joyas desde Japón. Una apuesta arriesgada que no incluye ni monstruos, ni poderes, ni instituto con niñas que se enamoran de profesores, ni tías en pelotas. Simplemente una estupenda historia de terror psicológico que te tiene con la respiración contenida cada vez que pasas la pagina.

Quizá, al igual que New XMen, no entre demasiado por los ojos, pero cuando empiezas a leerlo, te das cuenta que ningún otro dibujo podría haber ilustrado mejor los hechos que en cada tomo se relatan. Cada una de sus paginas rezuman mal rollo por todos lados, y el hecho vivir con los personajes su angustia y el ansia por saber que narices esta pasando en realidad te pone enfermo.

El comic arranca cuando un tren lleno de estudiantes de instituto, descarrila quedándose encerrado en un túnel. ¿que ha pasado ahí fuera para que el túnel se haya hundido?. ¿Porque hace tanto calor?. Preguntas que solo tendrán respuesta al final, en el tomo 10 (recordemos que la serie esta publicada en su totalidad en nuestro país). He oído opiniones de gente que dice que el final es decepcionante. Y es cierto. En parte. Si buscas un final espectacular que te ponga los pelos de punta lo es. Pero cuando has terminado de leerlo te das cuenta que has terminado pensando igual que los personajes. El autor se ha tirado 10 tomos jugando contigo. La grandeza de los hechos que viven les hace perder la perspectiva de todo lo que les rodea. Porque lo que realmente importa en este manga no es el final, si no los personajes y lo que las situaciones a las que se ven forzados les influyen. y si te das cuenta de esto, cuando leas la ultima pagina, en lugar de pensar como muchos: “¡Menuda mierda!”, lo que dirás es : “¡Me cagüen la puta!”.

Seguimos dibujando con el iPad

En este caso es un personaje para un proyecto que espero sacar a la luz en breve.

Un comic: “A God somewhere”

“A God somewhere” es una novela grafica escrita por John Arcudi, conocido sobre todo por su trabajo al frente de “B.P.R.D.”, que basa su planteamiento en un acercamiento realista a un “What if” en principio poco original: ¿Que pasaría si un hombre corriente, se viese investido con poderes sobrehumanos?

Seguir leyendo Un comic: “A God somewhere”

“Back to the Past”: In Flames, “Reroute to Remain”

Mi Yo del pasado sigue enviandome articulos perdidos en el oceano digital. hoy el disco que supuso la cumbre evolutiva de In Flames, tras el cual no han vuelto a ser los mismos.

In Flames s un grupo sueco que poco a poco se ha ido haciendo un nombre bastante grande en el mundo del metal. Comenzaron como un grupo algo especial de Death Metal y disco tras disco han ido labrandose un sonido propio (que ahora poco o nada tiene que ver con el Death) que a estas alturas resulta totalmente reconocible y personal. Y este disco es todo lo que se podia esparar de este grupo.

En mi opinion, In Flames han llegado, por fin, a aquello a lo que deberian sonar. Tras 2 maravillas como “Colony” y “Clayman” (el primero mejor que el segundo, siempre bajo mi opinion personal) nos regalan este “Reroute to remain”. 14 canciones tipicamente In Flames pero con varias sorpresitas. Voces mas limpias, solos mas cortos y menos audibles… (mas integrados con la base) . Si, es un disco mas accesible que los anteriores, pero eso no le convierte en un disco facil de escuchar. A mi me costo bastante digerirlo, pero una vez que lo hice, me ha demostrado que es toda una maravilla.

El disco se abre con “Reroute to remain”, un trallazo impresionante y una de las mejores canciones del disco junto con “Trigger” y “Cloud connected”. Merece la pena comentar las 2 canciones acusticas que son “Dawn of a new day”, que viene a ser una tipica cancion de In Flames pero en plan tranquilo, y “Metaphor”, una pasada de cancion (que a mi me costo bastante aceptar) con una parte instrumental llena de teclados, violines y percusiones que te pone los pelos de punta. Si quieres caña la encontraras en canciones como “Drifter”, “Transparent” (aqui sonando muy cafres) o “Egonomic” (con un estribillo realmente increible). En fin, otra maravilla mas de este genial grupo que una vez mas nos ha demostrado que deberia estar arriba con los mas grandes.

“Back to the Past”: BLAME!

¿Quien dijo que un comic necesita un guión para ser la monda?. Y no es que este no lo tenga, tan solo que es tan lineal y lento, que parece que estés leyendo siempre el mismo capitulo. Pero diréis: “Pues vaya cagada”. Pues no, porque la grandeza de este manga radica en que si siempre estas leyendo lo mismo, ¿porque cojones no puedes despegar la nariz de sus paginas?.

La palabra manga se invento para definir esta obra. Sin casi diálogos, ni textos, la historia avanza narrada solo por sus imágenes. Tsutomu Nihei es un genio. no esperéis un dibujo lleno de detalles como el de Shirow. Las maquinas de este manga, parecen haber sido hechas a base de gordos trazos sin sentido, pero que vistos en su conjunto dicen lo que tienen que decir. Un dibujo nada exhaustivo lleno de contrastes y un movimiento en sus paginas fuera de lo común os harán seguidores a muerte de este manga.

Y en cuanto al guión es bien sencillo: Un tío, llamado Killy, busca unas cosas llamadas genes de conexión, a lo largo de una inmensa ciudad construida a base de niveles. Y a juzgar por el numero de niveles (miles de ellos, y empiezan abajo del todo) me da que este manga va a ser eterno. Y lo bueno de la historia, es que cada nivel cuenta sus pequeñas historias. Inolvidables los pequeños seres que se mueren si salen del radio de acción de su amo, o la historia en la que un personaje se pierde en el tiempo y tiene que esperar al protagonista durante años, para poder volver a encontrarle… miles de historias, en teoría pequeñas, en la practica inmensas, que consiguen que este manga, aparentemente simple, se convierta en toda una experiencia cuando lo lees. Recomendado 100%.

“Back to the Past”: Down II

Seguimos viajando al pasado. Hoy el segundo album de Down. Todo un discazo.

Phil Anselmo, vocalista de Pantera, vuelve tras 10 años con un nuevo disco de Down, proyecto paralelo en el que también esta el bajista de Pantera, Rex. Y viendo el disco que han sacado uno se pregunta porque no harán mas.

Nos encontramos con un disco que sigue muy de cerca las directrices que Pantera han seguido durante todos estos años, pero dándoles un toque mas clásico. Riffs típicamente Sabbath y un sonido que recuerda a las bandas mas clásicas del genero. Influencias del blues, de la música sureña… Todo ello mezclado con riffs salvajes que podrían haber sido de Pantera. Aquí hay para todos los gustos: Desde contundentes canciones como “Lysergik funeral procession”, “The seed” o “The man that follows hell” a composiciones mas personales como “I learn from this mistake”, en la que Phil Anselmo habla sobre la sobredosis que se metió hace unos años y que casi le deja en la cuneta. También tenemos la canción que cierra el disco “Landing on the mountains of Meggido”, en la que la composición se vuelve mas oscura, con detalles que recuerdan a los pasajes mas atmosféricos del “Great Southern Trendkill” de Pantera, o cosas mas clásicas, tan clásicas que parecen haber sido grabadas hace 30 años como “Where im going” o “Lies, i dont know what they said but…”.

Como anécdota os contare que el disco se grabo en el granero que tiene el señor Anselmo en su casa y que fue grabado en cuestión de días, mientras los componentes del grupo permanecían recluidos en este granero (llamado “Nodferatus lair”) alimentándose a base de cervezas y alcohol. Vamos, que tanto si sois seguidores de tendencias mas duras (como Pantera) o mas clasicas, os va a encantar y además os descubrirá cosas increíbles. Y a los que piensen que ya no se hacen discos como antes, que lo escuchen y que intenten decirlo después de haberlo hecho. Lo mejor del año.

“Back to the Past”: Shogun de James Clavell

Un nuevo retro-articulo rescatado de las profundidades de internet. Hoy, “Shogun” de James Clavell, directo desde mi “Yo” de hace 10 años.

Quizás os suene este libro gracias a la serie que se hizo en los años 80 de el, con Richard Chamberlain como protagonista. Siendo sincero, jamás vi esa serie y la primera toma de contacto que tuve con esta historia fue este libro.

James Clavell es un autor de hace la hostia de años que además de escribir libros, también hacia guiones para el cine. Y no me preguntéis mas sobre el porque no se nada mas, solo que ha escrito uno de mis libros favoritos de todos los tiempos. Cuenta la historia de un capitán de barco holandés, que en el siglo 18, navega a Japón, y cuando llega allí se encuentra con una cultura que nada tiene que ver con la suya. y a partir de ahí se desarrolla una historia de personajes enredados en una trama política inmensa, y en dramas personales que no podrás dejar de leer.

Es increíble lo mucho que aprendes con este libro, aparte e disfrutar de la historia. Si queréis saber cosas de Japón no hay mejor medio para conseguirlo que este libro. Aprenderás desde costumbres hasta decenas de palabras en japonés, pasando por sus estratos sociales y por la jerarquía política que en aquellos tiempos existía. Averiguaras como se implanto el cristianismo en el país nipón y de como se trataba a los extranjeros. Es un pedazo tocho de 1000 paginas al que le cuesta arrancar, pero una vez que has llegado a la pagina 100, es apasionante y merecerá la pena haber empezado. ¡Y encima tiene una secuela! “Gaijin”.

“Back to the Past”: New X-men de Grant Morrison

Inauguro hoy “Back to the past”, una nueva sección en este, vuestro blog, en la que recuperaré viejas reseñas que fueron publicadas en su día (hace casi 10 años) por mi en otra web personal, hoy inencontrables por la red. Las reseñas serán publicadas “uncut”, es decir, como fueron escritas originalmente, por lo que pueden contener referencias ya pasadas, anacronismos, una escritura tosca, etc…

Hoy, un estupendo comic, “New X-men” , que me afianzo en mi pasión por los mutantes de Marvel y que me descubrió a su guionista, Grant Morrison, un autentico genio del 9º arte y a Frank Quitely, uno de mis dibujantes favoritos sin duda:

Grant Morrison, guionista, autor de otras obras maestras como “Arkham Assylum”, “Los Invisibles” o su paso por la serie de DC “Animal man”, dió un nuevo giro a esta veterana colección y además, me ha convencido de que hay vida tras Claremont. Viendo el regreso que tuvo este ultimo hará unos años, y el relleno que metieron tras él con Scott Lobdell, uno ya había perdido la esperanza de ver a alguien haciendo algo decente con estos amargados con poderes. Pero apareció este señor y consiguió que yo, otaku cerrado en mis comienzos, haya decidido que esta es mi serie favorita en la actualidad.

Jamás he esperado con tanta ansia que pasaran 30 días para leer tan solo 24 paginillas. Esos personajes nuevos que son una maravilla (Cassandra Nova da mas miedo que todos los malos de X-Men juntos) y la reinvención de los viejos (hasta Ciclope es interesante…), incluso el nuevo aire que le ha dado al concepto mutante, antes lloricas que no hacían mas que quejarse de su condición, que convierte a los personajes en gente orgullosa e incluso crecida por sus poderes, me matan. De verdad.

Y a ello contribuye también el dibujante: Frank Quitely, aunque dibuje un numero de cada 3. Este tío es una maquina que sabe dibujar de todo. Con reminiscencias de Otomo y un narrador genial, se ha convertido en uno de mis dibujantes yankis preferidos. Quizá no sea muy agradable su diseño de personajes, un tanto feista, pero nadie le podrá negar su capacidad para componer paginas grandiosas como las del ataque a Genosha del numero 74.

Solo una pega: que en la edición española no hayan respetado el logo americano de la serie, que se leía igual al derecho que visto al revés. En fin, que si queréis leer un gran comic, id corriendo a pillarlo porque es una genialidad. ¡Y solo son 1,70 €!