Mi primer PC

Mira que lo he nombrado veces por aquí, y nunca le he dado la oportunidad de ser el protagonista de su propio artículo. Así que hoy toca saldar la deuda que tengo con el que fue mi primer ordenador, y seguramente el ultimo que quede con vida, dada la longevidad que está demostrando hasta el día de hoy. Si, mi querido Inves WS500S sigue funcionando.

Hay que decir que yo quería un Amiga. Ya lo comenté en la entrada dedicada al ordenador de Commodore. Tras verlo funcionar en casa de mi amigo Javi, era lo único que se nos pasaba por la cabeza. Pero mis padres, ay los padres, lo veían como algo escaso y seguramente lúdico al 100% (razón no los faltaba) y querían lo mejor para sus hijos, así que un buen PC, con su torre de 50 kg de peso y monitor de verdad era lo recomendable. Y en el Ivarte de mi barrio nos hicimos con él, no sin algún contratiempo que otro: el presupuesto que le dieron a mi padre fue para un Inves con procesador 386 y CDROM, pero finalmente quedo en agua de borrajas al haber cometido el vendedor un error. Así que el presupuesto era realmente para su modelo inferior, el Inves WS500S con procesador 286 y 1MB de RAM. De CD y Soundblaster ni hablamos. Pero eso si, con impresora de 9 agujas.

que ruido hacia la condenada…

Nada más encender el ordenador, y ver el, insuficiente al lado del fantabuloso Workbench, DOS Shell lo primero que se nos vino a la cabeza fue, ¡pero donde leches están los gráficos! La primera en la frente. Aquello no era como un Amiga. El MSDOS primitivo dolía a los ojos y no permitía ni usar el ratón (ni falta que hacia) así que durante unos días lo único que hicimos fue navegar por carpetas, probar todos los ejecutables de DOS y, por supuesto, encontrar el Nibbles.bas y Gorilla.bas, aun hoy fuente de diversión para todos. Y he aquí la ironía del destino, gracias a esa curiosidad y búsqueda por los bytes del disco duro de 40MB, el gusanillo de la informática llamo a mi puerta y a eso me dedico hoy en día (a veces muy a mi pesar…). También tuve la oportunidad de descubrir una maravillosa opción de la BIOS en la que establecer una password para protegerla, la probé la azar y estuve todo un día pensando que había jodido el equipo, menos mal que encontré en el manual la password por defecto y gracias a Crom no había salvado la aleatoria secuencia que escribí: decirle a mi padre que había jodido el PC a la semana de tenerlo habría sido épico.

Pero después de tanto investigar y no entender nada, comenzaron a llegar los juegos. Bendito Bart vs, Space Mutants o Silent Shadow. En disco de 5 1/4 eso si. Aprendimos a instalar juegos, a copiar a entender cómo funcionaban los BATs. Y poco a poco, comenzamos a sacarle jugo al DOS. Y llego el Deluxe Paint, y los trackers y, por supuesto, las aventuras graficas de Lucasfilm. Al principio jugaba con el teclado, ya que los discos con los drivers del ratón los habíamos borrado para grabar juegos, pero aun así, los disfrutamos de principio a fin.

Aun con sus limitaciones, MSDOS me permitió dar rienda suelta al arte digital que aún cultivo hoy en día, tanto dibujero como musical, y nunca estaré lo suficientemente agradecido al Inves por darme la oportunidad de descubrirme esas aficiones. Dibujar con un ratón de bola era jodidillo pero Deluxe Paint era, y sigue siendo, una maravilla. Y componer con 4 canales era difícil, pero Fastracker funcionaba a las mil maravillas con aquellos “escasos” 20 MHz.

El primer amago de fanzine que mi hermano y yo dimos a luz también se realizó en WordPerfect, programa sin WYSWYG que resolvía de manera inteligente la falta de representación fidedigna de fuentes y formatos. Al menos hasta que instalamos Windows 3.1 y con el Word que incluía facilito la tarea de formatear textos.

En estos tiempos que corren, parecerá una historia del abuelo cebolleta, pero en aquellos años, asistimos a la popularización del formato JPG de imagen. Los visualizadores de imágenes de la época (Cshow, Picem, Gshow…) eran de instalación obligada en cualquier disco duro, y nos permitían ver cualquier imagen en cualquier formato. Incluso los JPG, que requerían tal cantidad de proceso para descomprimirse que con nuestros 20mhz nos tirábamos 2 minutos para visualizar cualquier imagen no mas grande de 320×200. ¿Cómo olvidar las imágenes del top-less de Claudia Schiffer metidas en un diskette de 1,44MB?

También recuerdo el emulador de Spectrum que mi amigo Javi trajo un día en un diskette. ¿Un programa que corría juegos antiguos de un ordenador de 8bit en un PC? Aquello parecía brujería, y supuso nuestro primer contacto con la emulación. Durante una temporada estuve enganchado a unos cuantos juegos y recuerdo con especial cariño echarle multitud de horas al Cyclone, un divertidísimo juego de helicópteros con vista cenital.

Nos dio servicio hasta el año 1997, año en el que comencé la carrera, ya que los programas de prácticas no funcionaban en tan anticuado equipo. Y aun así, nunca quedo relegado al olvido, porque, como ya he comentado, sigue vivito y coleando en casa de mis padres, como el primer día. Bueno, como el primer día no, ya que le he puesto unos increíbles 4MB de RAM y un disco duro de 4GB, una bestia parda de 1991 es ahora. Su sustituto por aquel entonces fue un K6-2 a 266mhz, pero esa es otra historia.

Anuncios

2 comentarios en “Mi primer PC”

  1. Es una maravilla que aún conserves tu primer ordenador. ¡Vaya aventuras que pasaste! La verdad es que los primeros contactos con un primer PC en casa son alucinantes, es como entrar a un mundo nuevo, algo que hoy ya no sentimos, puesto que el mundo de la informática rodea ya incluso desde nacimiento a las nuevas generaciones. En nuestra época era bastante diferente, pues muchos no cataron un PC hasta bien entrados en edad.

    Y eso que yo tuve la suerte de empezar a aporrear un ZX Spectrum desde los 4 o 5 años. Ese fue el primer ordenador que hubo en mi casa y aún lo guardo también. Lo que no sé es si funciona, pues hace mucho tiempo que no lo enchufo. Mi primer PC vino muuucho después y fue mucho más moderno que el que tú tuviste. El mío fue un Pentium 200 y ya sí que tenía sonido, Windows 95, etc. Y, a pesar de haber conocido el Spectrum, el PC fue algo totalmente diferente, no tenía nada que ver. Yo sí que cometí la desgracia de cargarmelo en las primeras semanas en más de una ocasión… Si vieras la cara de mi padre llamando al técnico cada dos por tres… Menos mal que te libraste, a mí me cayó alguna bronca XD.

    Pude darle mucha caña a MSDOS en un 386 que tenía mi primo años antes, allí probé el programa que mencionas (Deluxe Paint) y doy fe de que era algo impresionante en aquel momento.

    Gran artículo y recuerdos. Pienso que antes, cuando teníamos menos cosas, el tiempo que dedicábamos a cada cosa era mayor, no teníamos que dividirlo. También ocurría lo mismo con la atención, la emoción, etc… También las explotábamos muchísimo más, hasta límites insospechados, ya que no había otras opciones para cambiar rápidamente a otra cosa. De ahí que muchas cosas se vivieran en aquella época de una forma tan intensa y queden recuerdos como estos. ¡Un saludo!

    Me gusta

    1. Hola!
      La verdad es que es cierto que antes, con menos oferta de ocio, habia tiempo para profundizar en las cosas que nos gustaban. De hecho, es facil apreciar en mis articulos que los dedicados a cosas ocurridas en aquella epoca, estan cargados de recuerdos, aunque fuesen nimios.
      Yo nunca tuve ordenador hasta el Inves. de hecho, los unicos videojuegos que entraron en casa fueron alguna maquinita que otra, y no fue hasta 1988 que no tuvimos nuestra primera consola, nuestra querida Atari 2600, que aun funciona también :D
      Eso si, gracias a los compañeros del cole, conocí el Amstrad 464 y los Spectrum. A mi el hecho de poner un cassette y aparecer un juego en pantalla me parecía magia.
      Luego llegaron los PCs y es increíble lo mucho que cambio todo en 5 o 6 años… Del DOS y la VGA a Windows y los millones de colores.
      Gracias por pasarte y comentar, como siempre.
      slaudos

      Le gusta a 1 persona

Frikeanos algo...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.